06:11 h. viernes, 28 de enero de 2022

El colectivo vecinal, que ha luchado durante décadas contra la machacadora, teme también las consecuencias sobre el territorio de la Ley del Suelo promulgada por Fernando Clavijo

La Asociación de Vecinos Los Majos de La Degollada exige “tumbar” el proyecto de las torretas eléctricas en el sur de la Isla

laverdaddelanzarote.opennemas.com  |  16 de enero de 2017 (12:17 h.)
Zona de La degollada

La Asociación de Vecinos Los Majos de La Degollada, en el municipio de Yaiza, se suma a la creciente oposición contra el proyecto de línea eléctrica por vía aérea, aprobado por el Gobierno de Canarias, que discurriría entre Playa Blanca y Macher, afectando al Monumento Natural de Los Ajaches. El colectivo considera un atentado paisajístico y ambiental el proyecto de la línea de más de 14 kilómetros que pretende instalar Red Eléctrica de España, y que estaría sujetada por enormes torretas.

La Asociación Los Majos de la Degollada, tras varias décadas de lucha contra la machacadora de áridos que se pretendía colocar en la localidad, y sobre la que el Juzgado de Contencioso Administrativo dictó sentencia contraria el pasado mes de diciembre, muestran así su preocupación por “las nuevas amenazas que se ciernen sobre el territorio y el medio ambiente de la isla de Lanzarote”.

Por esta razón, los vecinos exigen a las instituciones y representantes del municipio, la isla y Canarias que “remen en la misma dirección” para no degradar ni visual ni medioambientalmente uno de los paisajes más valiosos del sur de la isla, incluido en la red canaria de espacios protegidos y con zonas de especial interés para las aves. Además, la Asociación considera imprescindible que la sociedad de Yaiza y de la isla esté informada y concienciada para, de ser necesario, movilizarse ante este pretendido atentado ambiental.

Del mismo modo, la Asociación muestra su preocupación por los peligros que para el medio ambiente y el territorio, y en especial para el ámbito rural, supondría la aprobación del proyecto de Ley del Suelo de Canarias, auspiciado por el presidente del Gobierno, Fernando Clavijo, de Coalición Canaria. Los Majos de La Degollada consideran que el territorio canario en general, y en particular el suelo rústico no pueden permitirse la política de “vía libre a la especulación” a la que esta ley permite dar carta de naturaleza.

La Ley del Suelo de Clavijo es una amenaza para Canarias, su medio y sus zonas rurales, que pone en juego la sostenibilidad de las islas y de su modelo ambiental, social y económico también para las futuras generaciones. “Igual que luchamos contra la amenaza de la machacadora o contra el petróleo, ahora debemos concienciarnos y dar la batalla para impedir que destruyan el territorio que nos queda”, concluyen.