17:21 h. viernes, 07 de mayo de 2021

"El Ayuntamiento de Arrecife  debe obligar a los ciudadanos al cumplimiento de la ordenanza de colores existente"

 |  01 de mayo de 2021 (08:38 h.)
Colores no contemplados en la Ordenanza
MAGAZINE LANZAROTE

En unas imagenes captada en unos inmuebles de la capital de Lanzarote se comprueba presuntos incumplimientos urbanísticos, las citadas instalaciones “incumplen flagrantemente la ordenanza municipal”

El Ayuntamiento de Arrecife debe ordenar de forma inmediata el cumplimiento Cabildo de la normativa sobre la carta de colores establecida en la ordenanza municipal (que solo permite blanco, colores crema o vainilla y gofio).

Estas instalaciones y otras muchas “incumple flagrantemente la ordenanza municipal sobre las condiciones estéticas de las edificaciones donde se establece que las edificaciones deberán estar acordes al entorno urbano y paisajístico que les rodea”. “Por otro lado en esta misma ordenanza se alude a los requisitos estéticos de las fachadas, que deben cumplir con la carta de colores establecida”.

Los responsables de las  instituciones deben predicar con el ejemplo y mandar a que se “cumplan con la norma ya que no se puede ignorar y, a su vez, exigir el cumplimiento a los ciudadanos”.

Arrecife debe tener obligatoriamente  una Unidad de Sanciones que supervise y controle todas las irregularidades que se cometan en el municipio que son muchas y que en estos momentos se está denunciando públicamente para hacer valer el cumplimiento de las ordenanzas.

No quisiéramos creer que los técnicos del ayuntamiento cambiará la carta de colores y que ahora se permitan estás aberraciones porque sería para echarlos a todos a la calle por permitir semejante salvajada.

La actual corporación debería crear una nueva normativa regule seriamente los colores que se pueden emplear en las fachadas.

La paleta de colores y tonalidades predominantes en Arrecife y toda Lanzarote está creada desde hace mucho tiempo y está fue en todo momento respaldada por el pueblo y por nuestro genial artista "César Manrique". La normativa también fija los materiales y texturas con que se tienen que tratar los elementos que configuran la fachada, y su armonización con la de los edificios del entorno inmediato.