15:37 h. viernes, 03 de diciembre de 2021

El "Buen Alcalde" falleció en San Bartolomé

 |  16 de noviembre de 2021 (12:21 h.)
En memoria de Alexis Tejera
MAGAZINE LANZAROTE

Alexis Tejera fue un gran alcalde, fue un gran trabajador, alguien que amaba profundamente San Bartolomé. Y lo más importante de todo, una persona buena. Como alcalde fue alguien excepcional.

«En el Ayuntamiento era una persona muy muy muy trabajadoras, puntillosa con su propia labor, es decir, muy perfeccionista. Si el día tiene 24 horas, él trabajaba 25», «en el ámbito humano, era un hombre de cara seria, pero era alegre, cariñoso y, sobre todo, muy amigo de sus amigos. El semblante le hacía parecer serio, pero era justo todo lo contrario».

«Alexis era una persona entrañable, cercana, muy trabajadora y comprometida con su cargo y por otro lado, era muy importante la forma que tenía de trabajar haciendo grupo, equipo. 

Un hombre muy joven que con apenas 39 años nos dejó para siempre, será eternamente recordado, porque fue un gran político totalmente entregado a su pueblo.

Alexis fue un hombre honesto y amable, siempre atento y preocupado por los problemas de sus conciudadanos, por lo que se ha ganado el apelativo de «el buen alcalde». 

En estos dos años, el joven alcalde imprimió su sello personal a la gestión del municipio "siendo reconocida su disponibilidad para atender personalmente a quien lo precisara y su implicación personal para dar respuesta a los problemas sociales del municipio".

Su carisma y liderazgo lo convirtieron en la figura con mayor proyección de la política en su municipio y en Lanzarote.

Un joven político que caminaba las calles, siempre en la búsqueda de tener  contacto directo con la gente, le gustaba estar cerca de su pueblo. Escuchar a las personas, hablar y preocuparse de los problemas de estos para intentar resolverlo.

Álexis supo ser un buen alcalde con grandes  cualidades humanas ", sabia escuchar y para ello buscaba el contacto con los vecinos; procuraba siempre hacer una buena gestión de alcalde aunque para ello tuviera que olvidar sus principios e ideales políticos a la hora de gestionar su municipio.Alexis entendía que la etiqueta política tenia que pasar a un segundo lugar y anteponer la calidad de vida el bienestar de los ciudadanos. 

Un buen alcalde tiene que saber rodearse, delegar, confiar en su equipo y funcionarios, con el fin de asegurarse el mayor tiempo posible para desarrollar las labores anteriormente citadas, sin olvidar de reflexionar sobre las opciones posibles y meditar sobre el sentido de su misión.

Yo le recordaré siempre como buenísima persona y buenísimo, asimismo, alcalde».

¡Nos quedó una entrevista pendiente tras tu mejoría, no pude ser aquí, por qué te fuiste al Reino de los Cielos!

"Enviar un mensaje de condolencia a toda su familia: "Compartir con ellos su dolor y ese inmenso vacío que la pérdida de Alexis les supone. También trasladar nuestro afecto y cariño a la familia socialista".