10:48 h. domingo, 05 de febrero de 2023

EL APAREJADOR DE LA OFICINA TéCNICA HA SIDO SUSPENDIDO EN SUS FUNCIONES

Cesado el Secretario del Ayuntamiento de Yaiza, en cumplimiento de la sentencia del Tribunal Supremo

laverdaddelanzarote.com  |  31 de julio de 2013 (11:53 h.)
Vicente Bartolomé Fuentes, Secretario de Yaiza

Vicente Bartolomé Fuentes ha sido cesado como Secretario del Ayuntamiento de Yaiza, en cumplimiento de la Sentencia del Tribunal Supremo que lo condenaba a 5 años de inhabilitación por un delito continuado contra la ordenación del territorio. Asimismo, el que fuera aparejador de la Oficina Técnica, Pablo Carrasco, ha sido suspendido en sus funciones por el mismo delito aunque trasladado a otra oficina del Consistorio.

En el caso de Vicente Bartolomé, la todavía Alcaldesa de Yaiza, Gladys Acuña, ya ha nombrado un Secretario accidental. Mientras que Pablo Carrasco, que también fue condenado a 5 años de inhabilitación, fue "recolocado" en otro departamento municipal, ya que según Función Pública la sentencia afectaba "única y exclusivamente para su ejercicio en la Oficina Técnica". Ambos también fueron condenados a pagar 7.200 euros.

 

SENTENCIA

"En la Villa de Madrid, a catorce de Mayo de dos mil trece. 

En los recursos de casación por infracción de Ley, de precepto constitucional y quebrantamiento de forma que ante Nos pende, interpuestos por  PABLO RAMON CARRASCO CABRERA, VICENTE BARTOLOMÉ FUENTES y el MINISTERIO FISCAL contra sentencia dictada por la Audiencia Provincial de Las Palmas (Sección Primera) que les condenó por delito continuado contra la ordenación del territorio, los componentes de la Sala Segunda del Tribunal Supremo que al margen se expresan se han constituido para la votación y fallo bajo la Presidencia del primero de los indicados y Ponencia del Excmo. Sr. D. José Manuel Maza Martín, siendo también parte el Ministerio Fiscal, y estando dichos recurrentes representados por los Procuradores Sres. Iglesias Pérez y Caballero Ballesteros, respectivamente. Han comparecido como recurridos: José Francisco Reyes Rodríguez y Alfredo Morales Armas, representados por el Procurador Sr. Caballero Ballesteros. 
I. ANTECEDENTES 
PRIMERO.- El Juzgado de Instrucción número 3 de Arrecife instruyó Procedimiento Abreviado con el número 111/2003 y, una vez concluso, fue elevado a la Audiencia Provincial de Las Palmas, Sección 1ª que, con fecha 9 de diciembre de 2011 dictó sentencia que contiene los siguientes HECHOS PROBADOS: 
”PRIMERO.- El día 6 de julio de 1998, D. Martín Bartolo, actuando en nombre y representación de CASAS CONEJERAS S.L., entidad de la que era administrador y socio único, adquirió por contrato de compraventa un terreno de 12.500 metros cuadrados existente en el término municipal de Yaiza, Lanzarote, adyuacente a la carretera que discrurre entre los núcleos de población conocidos como "Femés" y "Las Brenas" a las afueras de este último, finca rústica con valor de 6,250.000 ptas conforme a la inscripción de la misma practicada en el Registro de la Propiedad de Tías que, juntamente con otra finca no identificada, compró por un precio de 6,657.500 ptas. 
Este terreno formaba parte hasta entonces del patrimonio de la entidad CHALÁN S.L. de la que desde fines de 1997 era administrador único el propio Martín Bartolo.

Conforme al Plan General de Ordenación Urbana de Yaiza definitivamente aprobado y oficialmente publicado de 31 de marzo de 1973, este terreno estaba clasificado como suelo rústico de cultivos y poblados. Conforme al Plan Insular de Ordenación Territorial de Lanzarote definitivamente aprobado y oficialmente publicado de 9 de abril de 1991, el terreno estaba situado en tres tipos de suelo: de núcleos de población, suelo rústico residual, y suelo rústico de protección natural de valor ecológico, ubicándose en el primero únicamente la 
parcela número 1. 
Entre la fecha de su adquisición y el año 2001, CASAS CONEJERAS S.L. en calidad de promotora, con arreglo a los respectivos proyectos firmados por el arquitecto Juan Carlos Matallana Hernández de Lorenzo y a través de distintas empresas constructoras que se encargan de la ejecución material de las obras, fue transformando la realidad física de este terreno, de modo que acabaron existiendo en el mismo nueve viviendas unifamiliares de no más de dos plantas, en su mayor parte con una piscina y con ciertas características arquitectónicas semejantes, en nueve independientes parcelas, sin que nada de ello existiera con anterioridad. 
SEGUNDO.- La parcelación urbanística del terreno de 12.500 metros cuadrados y la construcción de las nueve viviendas unifamiliares, por partes, fueron autorizándose a lo largo de ese periodo de tiempo por el Ayuntamiento de Yaiza a través de licencias de segregación y de licencias de obras que fueron otorgadas por Decretos del Alcalde (de fechas 21/04/1999, 4/5/1999, 14/2/2000, 2/8/2000, tres de 6/9/2000, y 19/9/2000) por los que se autorizaron las segregaciones de una misma finca matriz, que siempre tenía 12.500 metros cuadrados, en porciones de terreno que siempre tenían superficie superior a la unida mínima de cultivo de 1.000 metros cuadrados, autorizándose luego la construcción de nueve viviendas por Decretos de 21/6/1999, 23/7/1999, 22/11/1999, dos de fecha 23/11/1999, dos de 2/3/2000, 2/10/2000 y 2/1/2001. 
Todas las licencias fueron solicitadas por D. Martín Bartolo excepto una, que solicitó Dña Elsa Mª Luzardo Betancort, compañera sentimental del mismo. 
Todos los Decretos fueron firmados por el alcalde de Yaiza, el acusado D. Francisco José Reyes Rodríguez, mayor de edad con DNI 42901053, excepto los tres Decretos de 6/9/2000 y el decreto de 19/9/2000, que para la segregación de las respectivas porciones del terreno, fueron firmados por José Antonio Rodríguez Martín y por Narcisa Peña Pérez como Alcalde accidental, actuando en funciones de Alcalde en ausencia de José Francisco Reyes Rodríguez. 

D. Francisco José Reyes Rodríguez fue condenado por sentencia del Juzgado de lo Penal nº 3 de Arrecife de fecha 9 de marzo de 2009 por delito de prevaricación urbanística, firme en este aspecto al ser confirmada por sentencia de la Audiencia Provincial de Las Palmas de 27 de enero de 2010 . 
TERCERO.- La construcción de las viviendas en tales parcelas no era autorizable sin una mínima actividad administrativa de control previo por parte de alguna otra Entidad Pública Territorial distinta del Ayuntamiento de Yaiza, que podía ser la aprobación por la Comunidad Autónoma de Canarias de un nuevo Plan General que adaptase el planeamiento municipal al anteriormente citado Plan Insular de Ordenación Territorial (PIOT) de Lanzarote de 1991, o bien la obtención de la previa calificación territorial que competía otorgar al Cabildo de 
Lanzarote, instrumento de ordenación legalmente llamado a ultimar el régimen urbanístico del suelo rústico definido por el planeamiento. 
Los Decretos de la Alcaldía de fechas 21/6/1999, 23/7/1999, 22/11/1999 y 2/4/2000 fueron declarados nulos de pleno derecho por sentencia del Juzgado de lo Contencioso Administrativo nº 2 de Las Palmas de fecha 13 de noviembre de 2003 por no haberse respetado esa legalmente exigible previa obtención de la calificación territorial, sentencia confirmada por la de la Sala de lo Contencioso Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Canarias de 4 de mayo de 2005. 

CUARTO.- Como Secretario del Ayuntamiento de Yaiza, Vicente Jesús Bartolomé Fuentes, mayor de edad con DNI 17436442 y sin antecedentes penales, intervino en la tramitación de los expedientes municipales tramitados para el otorgamiento de las mencionadas licencias, excepto en los expedientes 245/00, 246/00, 247/00 y 258/00 tramitados para la autorización de segregaciones solicitadas, en los que intervino Antonio Fernández Martín cono Secretario 
accidental en funciones. En las que sí intervino, fue consciente en todo momento que no era posible la concesión de las indicadas licencias, pues era conocedor de la preceptiva calificación que debía otorgar el Cabildo, por situarse casi todas la sparcelas en suelo rústico que no permitía las edificaciones proyectadas. 

QUINTO.- Como arquitecto técnico del Ayuntamiento de Yaiza, Pablo Ramón Carrasco Cabrera, mayor de edad, con DNI 42907339 y sin antecedentes penales, informó en todos los expedientes tramitados para el otorgamiento de licencias de obras para la construcción de viviendas en el terreno adquirido por CASAS CONEJERAS S.L., y en los expedientes 245/00, 246/00, 247/00 y 258/00, tramitados para el otorgamiento de licencias de segregación de cuatro porciones de dicho terreno, señalando sobre estos últimos que cada parcela a segregar y la finca matriz tenían dimensiones que cumplían con el mínimo exigido cuando ya era conocedor de que las parcelas segregadas no tenían por finalidad el cultivo sino la cosntrucción de viviendas unifamiliares. En los expedientes tramitados para la autorización de las obras de construcción, siendo consciente de cuál era la verdadena naturaleza urbanística de los mismos -suelo rústico, sin embargo informó que eran solares, y por ello suelo urbano por consolidación, llegando a alterar la realidad física existente en los dos primeros informes que emitiera en esta clase de expedientes, de fechas 21/6/1999 y 23/7/1999 evacuados en los expedientes urbanísticos 86/98 y 252/98, al no estar consolidada la edificación de tres cuartas partes del suelo apto para edificar, además de no estar pavimentada la vía de acceso a las parcelas en cuestión, ni existir acceso peatonal, encintado de aceras, alumbrado público ni red de alcantarillado público que llegara a las 
mismas. 
Como técnico del Ayuntamiento de Yaiza, el aparejador municipal  ALFREDO MORALES ARMAS , mayor de edad, con DNI 42463467 y sin antecedentes penales, informó los expedientes 91/99, 100/99, 1/00 y 2/00, tramitados por solicitud del representante de CASAS CONEJERAS S.L. de segregación de prociones de terreno respecto a un terreno de su propiedad de 
12.500 metros cuadrados-. Al iguan que Pablo Carrasco Cabrera, en ninguno de sus informes advirtió que la llamada "finca matriz" había que restar las superficies de los terrenos ya segregados con anterioridad, en los dos primeros que emitió declaró la actuación solicitada conforme a planeamiento municipal no aprobado definitivamente ni publicado oficialmente con conciencia y voluntad de no poner ningún inconveniente al alcalde para que éste autorizase la actuación para la que se solicitaba la licencia. Con esta misma conciencia y voluntad, en los dos últimosinformes que evacuó, con conocimiento de ser la construcción de edificios el uso al que el solicitante destinaría las porciones de terreno a segregar, dijo que la parcela segregada y el resto de la finca matriz cumplían con la dimensión mínima, sin explicar que ese mínimo era el de la superficie de la unidad mínima de cultivo, de 1000 metros cuadrados, por debajo del cuál la autorización de la segregación requería que el solicitante hubiese recabado previa autorización de la Consejería de Agricultura del Gobierno de Canarias.”[sic] 

- FALLO

"Que debemos condenar y condenamos a Pablo Ramón Carrasco Cabrera y Vicente Bartolomé Fuentes, como autores de un delito contra la ordenación del territorio, con la concurrencia de la circunstancia modificativa de la responsabilidad criminal atenuante muy cualificada de dilaciones indebidas, a las penas de cinco años de inhabilitación especial, para empleo o cargo público relacionado con el delito cometido, de miembro de Oficina Técnica municipal, en el caso de Pablo Ramón, y de Secretario de Ayuntamiento, en el de Vicente, y 
multa de diez meses, con una cuota diaria de veinticuatro euros y responsabilidad personal subsidiaria de un día de privación de libertad por cada dos cuotas impagadas, a cada uno de ellos, manteniendo el resto de los pronunciamientos de la Resolución de instancia, incluída la imposición de las costas causadas".