22:44 h. miércoles, 24 de febrero de 2021

En la villa, entre Puerto Calero y Uga, había una docena de personas, "muchos de ellos sin mascarillas" y sin "respetar la distancia de seguridad"

Descubren a un juez de Lanzarote y a una letrada de la administración de justicia en una fiesta presuntamente ilegal en Yaiza

 |  19 de febrero de 2021 (11:08 h.)
Según ha adelantado el periódico 'Canarias 7', agentes de la Guardia Civil "intervinieron este jueves en una fiesta en Lanzarote ante un posible incumplimiento de las restricciones por la pandemia y se encontraron con que uno de los participantes era un juez".

Los hechos tuvieron poco después de las 20.00 horas, cuando agentes del GIR (Grupo de Intervención Rápida de la Guardia Civil) y de la Policía Local de Yaiza actuaron ante el aviso de una fiesta en una villa ubicada entre Puerto Calero y Uga, en el municipio de Yaiza. Al parecer, una llamada anónima había alertado de una fiesta en el lugar, tras percatarse de ello "en un directo a través de las redes sociales"

Siempre según el citado diario, "al presentarse en el lugar, se encontraron, presuntamente, con una docena de personas, que se encontraban bailando, no respetaban la distancia de seguridad, muchos de ellos sin mascarillas y con el añadido de que no eran convivientes".

Como en otras intervenciones, se procedió a identificar a los asistentes para iniciar el trámite de sanción administrativa por saltarse las normas contra la covid-19. Fue en ese momento cuando uno de los asistentes a la fiesta se identificó como juez, estando acompañado de una mujer que también es letrada de la administración de justicia.

- Los agentes se tuvieron que identificar ante el Juez

El juez, según datos los datos recabados por el periódico, señaló que consideraba «desproporcionada» la actuación de los agentes. En la actuación, que fue fruto de varias llamadas de vecinos denunciando lo que ocurría en la villa, también intervinieron agentes de la Policía Local de Yaiza. La intervención policial se demoró más de lo habitual puesto que los agentes actuantes tuvieron que identificarse uno por uno por petición del propio juez en la puerta de la villa donde se encontraba junto a, al menos, una decena de personas más.

Entre los asistentes a la fiesta se encontraban conocidos empresarios y ex políticos.

PENDIENTE DE AMPLIACIÓN