10:00 h. jueves, 03 de diciembre de 2020

Ya había sido detenido hace 3 semanas por haber secuestrado a un pescador en Marruecos y robarle la barca con la que llegó a Lanzarote

Detenido un súbdito marroquí por enseñar los genitales en la puerta de un instituto de Arrecife e intentar besar a una niña

 |  14 de noviembre de 2020 (08:43 h.)
Agentes de la Policía Nacional han detenido a un individuo de nacionalidad marroquí, de 34 años y con antecedentes policiales, como presunto autor de los delitos contra la libertad sexual y exhibicionismo al mostrar los genitales e intentar besar a una menor de edad en el exterior de un centro de enseñanza de Arrecife.

La detención se produjo en la tarde del pasado miércoles cuando agentes de la Policía Nacional recibieron una llamada en el teléfono 091 de un responsable de un centro educativo de Arrecife, que informaba de que una de sus alumnas menor de edad le había manifestado que un hombre, en la entrada del centro, le enseñó sus genitales e intento besarla.

Seguidamente, los agentes se personaron en la zona y con las características aportadas por la víctima realizaron una búsqueda por las inmediaciones, localizando al presunto autor de los hechos a escasos metros del centro educativo.

Por todo ello, los agentes procedieron a su inmediata detención como presunto autor de los delitos de exhibicionismo y contra la libertad sexual.

- Detenido anteriormente por secuestrar a un pescador en Marruecos

La Policía Nacional comprobó que el mismo ya había sido detenido el pasado mes de octubre como uno de los presuntos autores del arresto ilegal de un pescador marroquí con cuya embarcación llegó a las costas de Lanzarote.

Según informó LA VERDAD DE LANZAROTE, el sujeto y otros cuatro paisanos habían agredido a un pescador en Tan Tan, amordazándolo y maniatándolo para viajar en su barco (a modo de patera) a Lanzarote. Amenazándole con decir a la Policía que él (la víctima) era el "piloto" de la clandestina embarcación y que le "había cobrado 1.000 euros a cada uno" de ellos.

Las detenciones se produjeron después de que Cruz Roja informara de las amenazas que estaba sufriendo una persona, que aseguraba que temía por su vida y que había llegado a la costa de Lanzarote en contra de su voluntad. 
En ese momento los agentes identificaron y detuvieron a los cinco implicados, a tres de ellos como presuntos autores de delitos de amenazas y detención ilegal, mientras que a los otros dos por presuntos delitos de amenazas, detención ilegal y contra los derechos de los ciudadanos extranjeros.

¡Y ya se encontraba en libertad uno de ellos!