19:43 h. sábado, 01 de octubre de 2022

Engañaron a cinco vecinos de Fuerteventura, consiguiendo que le transfirieran la cantidad total de 2.600 euros

Identificados cinco residentes en Lanzarote y otro en Sevilla por cobrar adelantos de alquileres de viviendas que realmente no existían.

 |  26 de agosto de 2022 (11:14 h.)
investigadores de la Guardia Civil
Cinco personas residentes en Lanzarote y un sexto en Sevilla han sido identificados por la Guardia Civil como presuntos autores de un delito de estafa, al cobrar adelantos por alquileres de viviendas que realmente no existían.

El Equipo@ de la isla de Fuerteventura identificó el pasado 4 de agosto a cinco personas residentes en la isla de Lanzarote y otra en Sevilla, con edades comprendidas entre los 24 y 42 años, con antecedentes, por la presunta autoría de un delito de estafa al haber engañado a cinco personas residentes en Fuerteventura, consiguiendo que le transfirieran la cantidad total de 2.600 euros por el alquiler de viviendas que no existen. Además, los posibles autores han sido identificados por hechos de la misma índole en la isla de Lanzarote.

La Guardia Civil tuvo conocimiento a raíz de las denuncias presentadas por cinco personas en dependencias del Puesto Principal de Corralejo, en el que las personas perjudicadas comunican la intención de reservar y alquilar una vivienda en las islas de Fuerteventura y Lanzarote.

Las víctimas se pusieron en contacto con el estafador mediante anuncios en una conocida red social para buscar viviendas vacacionales situadas supuestamente en la isla de Fuerteventura. Tras contactar las víctimas con la anunciante, ésta le solicitaba el ingreso del dinero mediante transferencias inmediatas o bien por una aplicación para realizar la reserva de la vivienda, con lo que quedaría reservado el inmueble y el acuerdo definitivo para hacer la entrega de llaves.

Por ello, las víctimas confiadas que el anuncio era totalmente veraz, realizaron los ingresos mediante transferencias bancarias, al supuesto arrendador del inmueble para dejar cerrado el alquiler de la vivienda.

Además, las víctimas se desplazan hasta el lugar donde habían quedado con el anunciante para la recogida de llaves, y por sorpresa de las personas perjudicadas, los autores de los hechos no se presentaron.

Desde el momento de realizar el pago quedaban bloqueadas por la persona con la que habían mantenido conversación vía mensajería instantánea, con lo que no podían volver a contactar con el anunciante.

Los autores solían cambiar el perfil de la red social que utilizaban para el anuncio o bien bloqueaban a los denunciantes, para que así no pudiesen ponerse en contacto con ellos.

El Equipo@ de la isla de Fuerteventura en el ejercicio de sus funciones específicas en materia de ciberdelincuencia, recabó todos los datos sobre los hechos ocurridos, percatándose de que la supuesta estafadora había utilizado la red social como herramienta para atraer a la víctima, publicando un falso anuncio de alquiler con una vivienda que no correspondía con la realidad, y una vez obtenía por adelantado el dinero del alquiler, desaparecía sin dejar rastro.

¿Cómo evitar este tipo de estafas?

La Guardia Civil aconseja que cuando se identifique una vivienda que se desea alquilar, se verifique en primer lugar que la misma existe, y que además el supuesto arrendador tiene acceso a la misma, pidiendo una cita previa en el lugar, informándose con algún vecino.

Tener mucha precaución con los anunciantes que piden celeridad en el envío de una señal o fianza, solicitando transferencias inmediatas o envío de dinero por medio de Bizum, sin comprobar la identidad de la persona a las que se les envía el dinero, puesto que son sistemas de pago que no admiten devolución.

Antes de utilizar estos medios de pago, que son totalmente seguros, se debe verificar que la persona a la que se les envía el dinero corresponde con la persona a la que se está contactando, puesto que en éstos casos, por ejemplo, se mantiene conversación con una supuesta mujer, y cuando se va a realizar el pago el nombre del beneficiario no corresponde en absoluto con el nombre utilizado por el anunciante en la red social, alegando que se trata de un amigo o su abogado. Desconfiar ante arrendadores que remiten toda la documentación vía telemática y eviten identificarse de manera presencial, ya que en este tipo de estafas los delincuentes suelen utilizar documentación falsa o suplantada.