14:51 h. miércoles, 07 de diciembre de 2022

Las entregas de sobres con dinero para alterar el concurso de adjudicación de la recogida de basuras

la verdad de lanzarote  |  23 de noviembre de 2012 (11:26 h.)
La declaración judicial de uno de los imputados en el Caso Unión, Matías Curbelo, ha sido importante para determinar los pagos de "sobres con dinero" a determinados cargos públicos (como Miguel Ángel Leal) para poder influir en la adjudicación del servicio de recogida de residuos sólidos, a la empresa URBASER. Parte fundamental en la trama ha sido nuevamente el ex-Director de la Oficina Técnica de Arrecife, Rafael Arrocha, junto con la ex-Alcaldesa y el ex-Secretario de Arrecife.

Tal y como refleja el Auto Judicial, el tercer medio empleado por el ex-Jefe de la Ocina Técnica de Arrecife, Rafael Arrocha, para defraudar a la administración pública y enriquecerse ilícitamente, "se obtiene a raíz de la declaración judicial de uno de los imputados, Matías Curbelo, que tras manifestar su voluntad de colaborar con la Administración de Justicia, se involucra en la participación de un Delito de Cohecho", manifestando que Jacinto Álvarez (Gerente de Urbaser) "con el fin de obtener la adjudicación del contrato de recogida y transporte de los residuos de la capital lanzaroteña, había entregado un sobre de dinero a Miguel Ángel Leal, miembro del PSOE". Añade el "colaborador" con la Justicia que "Dimas Martín le manifestó que hubo otro pago de unos 25 milones de pesetas, cuyo destino fue María Isabel Déniz (ex-Alcaldesa) y el propio Dimas Martín".

- Isabel Déniz y Rafael Arrocha "acomodaron" las condiciones de un contrato de 2.000.000 euros

Otro de los imputados manifestó en el sumario que "Jacinto Álvarez pudo participar de forma activa en la alteración del concurso para la adjidicación del servicio de recogida de los residuos sólidos a favor de TECMED (actualmente Urbaser) de la que era máximo responsable en las islas, entregando una nueva oferta tras conocer a través de Rafael Arrocha, las condiciones de las plicas ofertadas por las restantes licitadoras y una vez terminado el plazo para la presentación de las mismas". Lo curioso es que en la mesa de contratación se hallaban otros imputados, como "Felipe Fernández Camero, en su calidad de Secretario del Ayuntamiento de Arrecife".

El contrato ascendió a 2 millones de euros, participando en "el acomodo de las licitaciones para que el concurso fuera adjudicado a TECMED (actualmente Urbaser), los imputados Rafael Arrocha (en su calidad de técnico de la Oficina de Contratación) con la connivencia de la imputada y por entonces Alcaldesa de Arrecife, María Isabel Déniz". De las diligencias practicadas se pone en evidencia como el imputado "Stephane Jean Antoine participa... para cometer un delito de cohecho, accediendo a las comisiones que les son requeridas, bajo la participación activa y directa de Arrocha".