20:58 h. miércoles, 18 de mayo de 2022

Las lluvias amenazan con volver a inundar el Instituto de Haría: lleva años cayéndose a pedazos

Aureliano Montero González  |  12 de noviembre de 2012 (14:14 h.)
El anuncio de la posibilidad de lluvias ha creado el temor entre los padres y madres de alumnos del Instituto de Haría, ya que las precipitaciones volverían a inundar literalmente el vetusto centro de enseñanza. Y es que a las numerosas grietas que "adornan" sus dependencias, se unen peligrosas goteras que convierten el inmueble en una verdadera "laguna" cada vez que caen cuatro gotas. En cuanto a la obra del tantas veces anunciado "nuevo instituto", su inicio se ha vuelto a perder en el tiempo.

Cada vez que llueve, las goteras afectan mucho al Laboratorio y el Aula de Profesores; la Biblioteca (donde la humedad reinante deteriora cada vez más a los libros) se convierte en una "laguna"; los pasillos se llenan de agua, al igual que algunas aulas; peor aún, el agua entra por debajo de las puertas, inundando las dependencias. Las grandes goteras, las grietas y la fuerte humedad corren el riesgo de aumentar peligrosamente, si las precipitaciones de lluvia se intensifican este invierno...

Por si fuera poco, la semana pasada se reventó la instalación de agua del baño de las chicas, cuya tubería está dentro de la pared. Por lo que en la actualidad, los 350 alumnos tienen que compartir el mismo baño, con las consiguientes colas y la falta de intimidad.

- Casi cuatro décadas

Fue hace ya 37 años, durante el inicio del Curso 1975-76, cuando se estrenó el edificio del Instituto de Haría, construido en unos terrenos cedidos por Domingo Valenciano. Casi cuatro décadas en las que el paso del tiempo no ha sido en balde. Sobre todo cuando el estado de las dependencias ha puesto en peligro al alumnado que imparte allí sus estudios.

En el año 1999, José Torres Stinga y su Plataforma Vecinal de Haría (con el apoyo del P.P.) se hicieron con la Alcaldía de Haría (teniendo como socios a PIL y PSOE). Y ya desde entonces, el nuevo primer edil se comprometió públicamente a realizar las pertinentes gestiones para "construir un nuevo Instituto" en el municipio. Sin embargo el tiempo fue pasando, y la promesa quedó en el aire, mientras que el centro de enseñanza (una joya en su época) se fue deteriorando cada vez más.

- En 2007 dejaron perder el dinero para la obra

Llegaron las elecciones de 2003, y José Torres (ahora en C.C.) anunció en sus mítines que su principal preocupación era "adquirir el terreno para construir un nuevo Instituto", para lo que necesitaba que el electorado norteño le diese "la mayoría absoluta". Y obtuvo una asombrosa mayoría absoluta. Sin embargo, fue la época en que ocupó la Vicepresidencia Nacional de Coalición Canaria. Y más tarde fue designado Presidente Interino de la misma formación... Sus constantes viajes a Gran Canaria y Tenerife le hicieron descuidar sus obligaciones como Alcalde... De hecho, una partida económica del Gobierno Autónomo para iniciar las obras del Instituto, tuvo que ser devuelta al prescribir el plazo de tiempo para acometerlas (según denunció Juan Betancor). ¡Nadie se acordó de la existencia del dinero! Y se perdió una oportunidad única para iniciar la construcción.

Llegaron las elecciones de 2007, y José Torres volvió a echar mano de su manido discurso: "mi principal prioridad será la adquisición de un terreno" para construir el Instituto. Curioso, puesto que llevaba tiempo diciendo que "el terreno era del Ayuntamiento"... Y ganó las elecciones, pero volvió a seguir ocupándose de su puesto como Presidente Interino de Coalición Canaria. `¡Hasta que Claudina Morales consiguió ese cargo en el Comité Nacional de 2008!   Y los problemas en el viejo centro continuaron.

Los Profesores comenzaron a llenar de Escritos la Dirección Insular de Educación, exigiendo la "urgente construcción" del nuevo Instituto. Los padres y madres de alumnos fueron más contundentes, advirtiendo del "peligro" que suponía para sus hijos impartir las clases en un inmueble tan deteriorado. Incluso los mismos alumnos llegaron a ponerse en "huelga" por la discriminación que sufrían sus compañeros de La Graciosa... A tal situación se llegó (tras las denuncias de Radio Altahay y Archipiélago Televisión), que en  el verano de 2008 se tuvieron que demoler: el Taller de Tecnología, las 2 aulas de la antigua FP, la casa del Guarda-Mantenedor y otras 2 dependencias; incluso arrancaron las viejas palmeras del centro

Para cubrir la pérdida, Educación instaló 4 Módulos Prefabricados: una especie de contenedores, donde el calor o el frío no son alternativas sino imposiciones, y donde estudiar puede convertirse en una experiencia clausfrofóbica. Al respecto, el Alcalde de Haría, José Torres, dijo que "era una medida temporal" hasta la "pronta" construcción del nuevo Instituto. Incluso la Hoja del Municipio de 2008 publicó que "el proyecto se llevará a cabo en el plazo más breve posible". 

En 2009, ¡por fin! el Ayuntamiento de Haría adquirió el terreno para construir el nuevo Instituto (y no antes), en la zona de La Cañada, junto al Colegio San Juan; junto con la subasta del proyecto ya realizada.

En marzo de 2011, José Torres y la Consejera de Educación del Gobierno Canario, Milagros Luis Brito presentaron a los medios el Proyecto y la Maqueta de lo que algún día será el nuevo Instituto. Una obra que iba a ser financiada por el Plan Integral de Empleo de Canarias, con 6 millones de euros. De hecho, el Alcalde prometió en la nueva campaña electoral,que "en septiembre de 2011" iban a comenzar las obras. Y el tiempo ha seguido corriendo...