07:02 h. jueves, 24 de junio de 2021

No podemos permitir los megaproyectos destructivos; Chira/Soria, Trenes descomunales y otros tantos… si no se detienen: “organizar un Parón, una Huelga General Canaria”, antes que lamentarlo.

Organizar una Huelga General Canaria, antes que lamentarlo.

 |  18 de mayo de 2021 (08:52 h.)
Manifestación 22 de mayo

Ramón Francisco González Hernández – Portavoz de los verdes de Canarias. Miembro fundador de la Plataforma Ciudadana – Salvar Chira/Soria- Barranco de Arguineguín.

Guerreros de los Alisios

No, no es un capricho, ni una “aventura sindical al uso”; una huelga general siempre es una medida extrema de presión social, política y económica.

En las actuales circunstancias sociales y económicas, que ha venido a llevar a extremos la pandemia. Recordemos, porque hasta eso nos ocultan, que antes de la pan/de/mía la situación económica y social era de una crisis sin precedentes, y que no es sólo la consecuencia del COVID; es mucho más, es el momento económico de caídas de los mercaderes, ante los avances geoestratégicos de las potencias del mundo, que se han adueñado de las fuentes de energía y vida… “desde el agua hasta el ya poco rentable, pero aún imprescindible petróleo”.

Los antes llamados “ciclos migratorios” ahora ya son una permanente situación, que sin duda tiende a crecer descomunalmente, en la medida que son esquilmados sus territorios y sus riquezas. Ocurre en todo el mundo, pero por cercanía, y por profundas cuestiones estratégicas, las Islas Canarias tenemos el punto recurrente, para que todos los predadores se fijen en ellas.  Pero igualmente, es el primer escalón que tienen, aquellos “parias” que arriesgan sus vidas y las de los suyos, camino no ya a unos paraísos que ya saben que no existen, van camino a poder sobrevivir…y eso no hay muro que lo detenga si no se acaba en origen.

En ese juego descomunal de los mercaderes, Canarias es un tesoro en lo militar, en lo estratégico, en los mares, en el sol, en el viento… y además, ha venido siendo preparada por medio de reformas legales desde los tiempos en que en pleno franquismo, se adueñaron de los terrenos costeros, para llevarlos a construcciones alojativas “a modo de la época de depredación en pro del puesto de trabaja”; al que recurrieron al campesinado pobre y sobre todo, al aparcero… para que abandonando su cabra y su huerta, pasa a la aparcería cuasi feudal y a la mano de obra barata y sin cualificación, a poner bloques, y bloques y bloques… sin apenas asegurar las fosas sépticas. Es más, era tan rentable ese modelo esclavista, que de la puesta de cemento, pasaron con callos y manos a “enarbolar la bandeja con agua y cerveza” de cara al turismo europeo que aterrizaba en un paraíso recién estrenado, donde podían campar a sus anchas, eran recibidos como maná del cielo, a pesar de que las sonrisa al pagar las facturas se les escapaba y se hizo famoso el dejar de propina “el doble de la cuenta” porque no podían creer lo que les  cobraban salvo por error… pero, claro eso luego se complicó y trajo el saqueo.

Aquellos tiempos nos han dejado un presente sin salida. Es tal, que han ido escalando posiciones esa oligarquía expoliadora que ni siquiera es de origen canario, porque no ha tenido esa entidad social canaria, salvo en los últimos tiempos, que descendientes de los que fueron colonizadores y depredadores, comenzaron, al amparo de una progresía dubitativa, a tratar de consolidarse como una pequeña burguesía “a lo canario”; siempre fue, Tenerife, asentamiento de las compañías exportadoras, donde se consolida algo de este incipiente clan, que entre el engaño y la mentira, los Hidalgos de Aguere, y acusando de plagas de cólera en Gran Canaria, desviaban importaciones y exportaciones a Santa Cruz – lo recogen así memorias, documentos e investigaciones.

Pero el cuento sigue… vienen a por todas. Han logrado aupar a servidores fieles, arropados con mantos de progres, a sectores que les han arropado en sus cuitas. Desde más de 20 años atrás, y podríamos extendernos hasta los mismos tiempos de la muerte del dictador Franco. Pero ya descarado, desde que las derechas empezaron a gobernar distintas instituciones, Cabildos, Gobiernos autónomos o Ayuntamientos: en este último caso, mención aparte que quedará en la historia, son “las noches de bloques de a 20”, que si bien no con sangre, si en lo económico, mataron/cerraron la noche de Canarias, a modo de la noche de “los cuchillos largos”. Donde la administración municipal del Partido Popular cerró toda la vida nocturna de una ciudad animada, a la altura de Madrid o Barcelona, y que al igual que en estas ciudades hicieron, “apagaron los neones y condenaron a la soledad del sillón, con cerveza barata, tele, fútbol y lunes de resaca” a jóvenes y no tan jóvenes.

Puede parecer un cuento esta narración, pero sí, las gentes que vivimos aquella “pro nueva colonización” si sabemos lo que fue… pasamos de estar vivos, a estar secuestrados en domicilio. Quizás ya nos preparaban para los estados que hemos vivido de cierres, alarmas, cuarentenas y otros.

El “asalto a Chira/Soria” donde se pretende crear una “pila hidráulica” descomunal, sin sentido, sin aval, sin garantías, y si con miles de millones que vamos a pagar todos los canarios principalmente, pero son tantos los millones, que también repercutirá en el recibo de la electricidad de toda España. Y esto aparejado a los grandes riesgos en vidas, al no estar dotadas para esos menesteres esas viejas presas. A la contaminación de sus habitantes, fijos 2.500 y otros tanto no fijos… de la única población más autóctona, porque no llegaron hasta el barranco de Arguineguín con la depredación turística. Eso no los libró de los señores feudales que, hasta hace bien poco, practicaban derechos inmundos y cobraban por territorio trabajado gran tajada. Pero ante esas penurias el territorio se medio salvó. Está protegido, es una joya… y van a crear agua desalinizándola en la costa de Arguineguín en el pajar, en una desaladora que produce residuos. Para subir y bajar, bajar y subir, subir y bajar … un mar de agua, impropio, peligroso y sin ningún aval científico consensuado.

Para ir acabando, los ojos puestos en la parte del territorio sin “turistar”, que ahora lo visten de “calidad”; los altos de Taurito, la Aldea (para qué creen que es la carretera y la ampliación del muelle que por el momento se paró); LA ALDEA y otros son el nuevo objetivo.  Para ello van pensando en el AVE de 60 Kms. y la indecente cantidad de millones que se van a emplear en acero, destrucción, y una “jartá” de boberías… no tiene nombre.

Pronto, nuestra identidad más destacada: EL PARO Y LOS BAJOS SUELDOS…pasaran a la historia. Seremos, si antes no ponemos remedio a esta crueldad sin precedentes en lugar tan minoritario, porque ya cosas similares se hacen y han hecho en el África interior, el sur y el centro de las américas … y otros grandes pueblos que nos quedan más lejos. Pero en territorio tan fragmentado no se recuerda un proyecto de tal magnitud de expolio.

Lo hemos dicho, lo hemos denunciado, por activa y por pasiva… lo hemos llevado a todos los organismos legalmente habilitados, lo hemos llevado a todos los estamentos, hemos propuesto diálogo y cordura, y no hay respuesta firme.

Ya depende de este pueblo lo que aceptará para ese futuro; que es el presente.

Estaremos, como una gran danza, reportando nuestra negativa el próximo sábado 22 de mayo a las 11 de la mañana en el parque de San Telmo en Las Palmas de Gran Canaria… si nos queda algo de dignidad canaria: ni un solo canario (nacido o no nacido en Canarias) o cualquier persona del mundo que ame esta tierra, no debe faltar. No es definitivo, pero será un gran impulso para detener esta locura. Y si logramos detenerlos, haremos historia y ganaremos poder seguir habitando justamente en las Canarias. Porque no es sólo Gran Canaria, es en toda Canarias. Por ello, a la misma hora, en todas las islas, a las puertas de los Cabildos medievales, pancartas, banderas, o personas… en solidaridad y contra los macro/proyectos destructivos.

Te esperamos, vamos a pararlos.

Ramón González (2)