17:09 h. miércoles, 05 de agosto de 2020

A la necesaria limpieza y el mantenimiento de su flora, se suma la puesta en funcionamiento de su fuente y cascada

El Parque de Los Pinos vuelve a recuperar su esplendor gracias a la lucha de 'Momento Ciudadano'

laverdaddelanzarote.opennemas.com  |  19 de julio de 2020 (11:02 h.)
Vuelve la vida al Parque de Los Pinos
Vuelve la vida al Parque de Los Pinos
Después de 2 largos e intensos años de lucha, el equipo vecinal encabezado por el veterano activista social Lorenzo Lemaur, ha logrado que el emblemático Parque "Doctor Rodríguez de la Fuente" (conocido popularmente como Parque de los Pinos) vuelva a recuperar el esplendor de antaño.

Jóvenes de Titerroy en los años 70 2

Ya en los años 70 del siglo pasado, el novedoso Parque de 'Los Pinos' se había convertido en el "centro sociocultural" de la juventud de la entonces Santa Coloma (y no sólo de ese barrio). De tal manera que el lugar era un punto de encuentro entre vecinos, a la vez que zona de esparcimiento y de realización de actividades culturales. Motivo por el cual, el 10 de abril de 1980 tan emblemática zona verde recibió el nombre oficial de Parque 'Doctor Félix Rodríguez de la Fuente'.

Jóvenes de Titerroy en los años 70

Pero el paso del tiempo y la consiguiente madurez provocaron que aquellos jóvenes (y la siguiente generación) buscase nuevos "horizontes" en la entonces floreciente Avenida de Arrecife, con el también idílico (entonces) Parque 'Islas Canarias'. Con lo cual aquel pequeño vergel en un barrio del extrarradio de la capital, muy pronto quedó olvidado.

Fueron años de abandono hasta que el Cabildo de Lanzarote metió manos en el asunto, e inició unas importantes obras de remodelación. Las mismas fueron inauguradas el 30 de mayo de 1996.

Jóvenes en el Parque 'Doctor Rodríguez de la Fuente'

Pese a ello, los nuevos tiempos trajeron nuevos males. Y el antaño vergel y orgullo de Santa Coloma (ahora Titerroy tras un referéndum vecinal) se convirtió en una "maleza" abandonada, refugio de decenas de toxicómanos que aprovechaban la extensa vegetación para poder "colocarse" lejos de miradas inquisidoras. Con el añadido de que sus "camellos" podían vender su odiada mercancía, esquivando cualquier control policial.

Esa "maraña" provocó que los vecinos (y los no vecinos) recelaran del Parque, llegando a dar un rodeo tratando de evitarlo. Sobre todo de noche,  cuando las "mafias" y los "sin techo" eran los dueños del lugar. El resultado de aquellas correrías nocturnas era aterrador: los niños de los colegios cercanos se encontraban a diario, decenas de jeringuillas con restos de sangre; algunos toxicómanos fueron evacuados en estado moribundo; y las reyertas eran constantes de día y de noche... Tanto que algunos vecinos llegaron a pedir que el parque fuera "eliminado".

- Lorenzo Lemaur

Hasta que en el año 1995, Lorenzo Lemaur se convirtió en el Presidente de la Asociación de Vecinos de Titerroy. Y muy pronto comenzó una intensa campaña vecinal con la intención de recuperar el "buen nombre" del Parque de 'Los Pinos'. Fruto de aquella dura y desinteresada labor, se logró "limpiar" el lugar de tan incómodos huéspedes. Más aún, en esos años comenzaron a funcionar la entonces novedosa cascada (y su fuente), cuya maravilla atrajo a miles de curiosos de la Isla (y de fuera de la misma). 

Aprovechando el tirón, y siendo concejal de Barrios del ayuntamiento de Arrecife, Lemaur le dio su mejor momento al emblemático parque con el Proyecto 'Titerroy vive'.

Titerroy vive 2

Titerroy vive

Sin embargo, en 2012 se estropeó la emblemática fuente, y el parque volvió a quedar abandonado. Es cierto que no volvieron los toxicómanos ni los "sin techo". Pero la falta de mantenimiento por parte de los entonces (y sucesivos) gestores del Ayuntamiento de Arrecife, convirtieron el lugar en una zona de excrementos de perros y tórtolas, y en un jardín lleno de árboles cada vez más secos.

Hasta que en 2018, Lorenzo Lemaur volvió al rescate de este "pulmón" de Arrecife. Con su carisma convenció a muchos vecinos (no sólo del barrio) de que valía la pena salvar el lugar, y organizó desinteresadamente numerosas campañas de limpieza. No sólo eso, sino que comenzó a presionar a los diferentes ediles del grupo de gobierno de la necesidad de reparar la fuente, que tanta vida dio antaño al parque.

Campaña de limpieza en el Parque 'Los Pinos'

Al final, Lorenzo Lemaur ha ganado esta batalla. El Ayuntamiento se vio obligado a actuar: el Parque está más limpio que nunca; la fuente y la cascada vuelven a funcionar; los árboles ya se riegan periódicamente; los bancos ya se pueden utilizar para lo que se construyeron, ¡para sentarse!; y el lugar vuelve a ser el mismo punto de encuentro que antaño...