17:05 h. jueves, 29 de octubre de 2020

El Cuerpo Autonómico tiene un gran potencial y valor humano, con arraigo, eficaz, con conocimientos en nuestro territorio

La Policía de todos los canarios

 |  02 de octubre de 2020 (17:38 h.)
Francisco López
Francisco López
Francisco Javier López Ruano - Secretario General de la Sección Sindical de CCOO en el Cuerpo General de la Policía Canaria y coordinador de la Agrupación de Policía Canaria de la Federación de Servicios a la Ciudadanía de CCOO
 

Desde su nacimiento, el Cuerpo General de la Policía Canaria ha sido utilizado por algunas fuerzas políticas para intentar hacerse daño unas a otras. En el objetivo han acabado por perjudicar a un colectivo policial que se abre camino entre los isleños, contribuyendo de una forma eficaz a una mejor convivencia y llenando huecos en materia de seguridad pública y trabajando con los sectores más frágiles de nuestra sociedad, como los menores, o la prevención y denuncia de materias donde es competente la Comunidad Autónoma.

Afortunadamente, la situación actual es muy diferente: el Gobierno, y los partidos del Parlamento de Canarias ponen hoy en valor el trabajo realizado. Los diferentes organismos y departamentos de la Comunidad Autónoma de Canarias en sectores como el turismo, la sanidad, el medio ambiente, los transportes, la agricultura y un muy largo etc. destacan el valor del cuerpo en el cumplimiento de sus competencias. Lo mismo sucede con administraciones como los cabildos y ayuntamientos, que se ven enriquecidos por nuestra labor de refuerzo de la seguridad pública. Finalmente, y lo que es más importante, el cuerpo de la Policía Canaria goza de la valoración de una ciudadanía que aprecia nuestro trabajo.

Es cierto que la seguridad pública de Canarias debe ser gestionada desde Canarias, no desde un sillón en un despacho de Madrid, porque nadie conoce mejor los problemas de nuestro pueblo que los que aquí vivimos. Aquí están nuestras familias y amigos y aquí desarrollamos nuestra vida con vocación de permanecer en nuestro territorio. Sin menosprecio de la encomiable labor de las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado, la organización territorial del Estado debe ser acorde con la policial. El modelo policial debe ir encaminado a una Policía Estatal única, Policías en las Comunidades Autónomas, y Policías Locales que trabajen conjuntamente y en coordinación con aquellas. Así lo entendió en Canarias el legislador, que en la Ley 2/2008 de 28 de mayo, y bajo el término Policía Canaria, asumió a los cuerpos autonómico y locales.

Las competencias de la Policía Canaria son las de todas las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado y las del cuerpo autonómico. Desde las genéricas, como la averiguación del delito, el orden público y la seguridad ciudadana, hasta las específicas concedidas por el Estatuto de Autonomía en materias como seguridad ciudadana, medio ambiente, recursos naturales, turismo, transportes, patrimonio cultural, menores, inmigrantes, salvamento marítimo, policía judicial en la forma establecida por Ley, orden en concentraciones humanas, calamidades públicas, protección civil, recursos hidráulicos, riqueza cinegética, piscícola y forestal.

Tras la reforma del Estatuto de Autonomía de Canarias de 2018 asumimos más competencias de forma directa, en materia de seguridad privada, salvamento marítimo, etc, y lo más importante, el Estatuto se remite al artículo 149 de la Constitución Española, a tenor literal, “Corresponde a la Comunidad Autónoma de Canarias el establecimiento de políticas de seguridad públicas y de protección de personas y bienes en los términos previstos en el artículo 149.1.29.ª de la Constitución.” Lo que no es baladí, ya que significa que previo desarrollo legislativo se puede desplegar el abanico competencial completo en materia de seguridad, con competencias plenas como los Mossos o la Ertzaintza.

Actualmente la Policía Autonómica de Canarias, bajo su denominación Cuerpo General de la Policía Canaria, está conformado por 160 efectivos con un proceso selectivo de otros 50 ya en marcha y plazas de mandos, que hará que en 2021 contemos con 230 funcionarios. Además, se contempla la incorporación de otros 81 para el ejercicio venidero, para así cumplir el primer objetivo que es alcanzar 300 efectivo antes del año 2022 y continuar el despliegue por las islas hasta los 1700 efectivos, con financiación estatal como tienen los Mossos y la Ertzaina.

El despliegue inicial se realiza en la islas de Tenerife y Gran Canaria, con áreas, divisiones, unidades, grupos y subgrupos, organigrama que refiere a las diferentes unidades existentes, en diversas materias, con sus grupos. La complejidad territorial de Canarias, con ocho islas, hace que la dualidad de despliegue territorial y funcional deba ser abordada con mesura, desde el desarrollo de un cuerpo policial diferente, específico y adaptado a las singularidades territoriales, poblacionales y socioeconómicas. Pero vamos en el buen camino, acertando, errando, aprendiendo de ello, y construyendo siempre.

El Cuerpo General de la Policía Canaria es la policía de todos los canarios, un colectivo con un gran potencial y valor humano, con arraigo, eficaz, con conocimientos en nuestro territorio, nuestra gente, dotado de amplias competencias, y que aspira a cubrir los espacios en materia de seguridad que están sin cubrir, los pequeños y los grandes problemas de los canarios, desde la seguridad ciudadana hasta las competencias administrativas, y el apoyo a la Administración Autonómica y al resto de administraciones.

Ningún territorio del Estado puede ser menos que otro. Los canarios no pueden tener menos competencias que catalanes, navarros o vascos, ni menos que Galicia, Valencia, Andalucía, que tienen policía propia con unidades adscritas. En el modelo federal ya en marcha en este país, todas las comunidades autónomas deben velar por su seguridad y desarrollar su modelo autonómico, lo que redundará en un mejor aprovechamiento de los recursos y una óptima gestión de los mismos. Tenemos nuestra Policía, aspiramos a ser la policía de todos los canarios, y vamos camino de, con el tiempo, ser un referente en materia de seguridad para los canarios y para todo el Estado.