19:42 h. sábado, 01 de octubre de 2022

SEGúN EL DIPUTADO DEL COMúN, LOS RECORTES HAN SIDO RESPONSABILIDAD DEL GOBIERNO CANARIO

Recogidas más de 5.000 firmas solicitando a Inés Rojas que devuelva la ayuda a una niña con Síndrome de Rett

laverdaddelanzarote.com  |  14 de junio de 2014 (15:32 h.)
La niña afectada

O2 RADIO - LA HORA DE LA VERDAD: El Diputado del Común le ha confirmado a la madre de la niña Faina Ceballos Guillén (de 9 años), enferma con el Síndrome de Rett, que los "recortes" efectuados en su Ayuda a la Dependencia, "son completa responsabilidad de la Consejería que dirige Inés Rojas". En ese sentido, la madre de la pequeña ha adelantado que ya se han recogido "más de 5.000 firmas", exigiendo que se vuelva a establecer "la prestación económica para cuidados en el entorno familiar y apoyo a cuidadores no profesionales".

La señora Carmen Guillén Torres, madre de la pequeña Faina, prosigue su "cruzada" contra la "inoperatividad" de la Consejería de Políticas Sociales del Gobierno Canario. Máxime después de que en la noche del pasado miércoles 11 de junio, "el Diputado del común me llamó para confirmarme que los famosos recortes en la Ley de Dependencia, han sido responsabilidad exclusiva de el Área que dirige Inés Rojas". 

Tal y como había explicado esta sufrida madre hace un mes y medio en LA VERDAD DE LANZAROTE, su hija Faina tiene reconocido desde el año 2010 (con 5 años de vida) el Grado III de Dependencia (Gran Dependencia), Nivel II, motivo por el cual se le aprobó el Programa de Atención Individual. Es decir, que comenzó a recibir una prestación económica "para cuidados en el entorno familiar y apoyo a cuidadores no profesionales", de 520,69 euros mensuales.

Cuantía económica que en 2012 se vio reducida a 442 euros al mes, "sin recibir ninguna notificación verbal o escrita por parte de la Consejería", según denunció Carmen Guillén. Peor aún, en el presente 2014 la cantidad volvió "a bajar", esta vez a 380 euros. "También sin previo aviso, sino que me enteré al ver la cuenta corriente", explicó la sufrida madre, "tan sólo me decían que aparecía en el BOC, como si todo el mundo tuviera un ordenador", añadiendo que " la señora Inés Rojas nunca ha respondido a mis solicitudes de reunión".

Lo peor ha sido, según denunció la señora Guillén, que "desde la Consejería me decían que los recortes son responsabilidad del Gobierno central". Circunstancia desmentida ahora por el Diputado del Común, que "me ha dicho que el único recorte hecho por Madrid, fue de un 15%, antes de que mi hija se hubiese acogido a la Ley de Dependencia... Y que los recortes sucesivos han sido llevados a cabo por el propio Gobierno autónomo... La Consejería de Inés Rojas nos ha estado mintiendo".

- Erasmo García, nos deja abandonados en Barcelona

Carmen Guillén debe viajar a Barcelona el próximo día 25, para que su hija reciba "un chequeo completo", de un enfermedad degenerativa que "afecta al habla, órganos, huesos, y le provoca ataques epilépticos". Estos desplazamientos debe realizarlos forzosamente cada trimestre, encontrándose con "los recortes" del Área de Sanidad. "Apenas me dan 20 euros para que mi niña y yo podamos comer en todo el día", explica la señora, "y el taxi del Aeropuerto de Barcelona al Hospital tengo que pagarlo de mi bolsillo... Y de los 120 euros que cuesta el Hotel, tan sólo me dan 50 euros".

Ante tamaña situación, teniendo en cuenta que los padres de Faina cobran una miserable pensión y tienen otros 2 hijos a su cargo, Carmen fue a hablar con el responsable del Área de Salud, Erasmo García: "le pedí 40 euros para los gastos de taxi en Barcelona, y me dijo que cargara con la niña... Y cuando le dije que la niña podría sufrir un ataque epiléptico en el Aeropuerto, se limitó a señalar que allí también hay médicos... Se lavó las manos".

- Aprobada la ayuda para la silla especial

Lo único bueno que han conseguido los padres de Faina Ceballos, es la necesaria ayuda para adquirir la silla especial para trasladarla. Y es que a medida que la niña va creciendo, necesita otro vehículo para acomodar su frágil cuerpo (padece la enfermedad de los huesos de cristal). Según adelanta Carmen Guillén, "el Ayuntamiento aprobó una ayuda de 1.062 euros; la Seguridad Social aporta otros 740 euros; y la Consejería de Bienestar Social del Cabildo, a través de Marci Acuña, se ha comprometido con el resto (la silla vale 3.000 euros)".

Al margen de ello, los padres de Faina ya han recogido "más de 5.000 firmas" solicitando que "la Consejería de Políticas Sociales devuelva la prestación económica que en dos ocasiones le ha recortado a la pequeña".