17:17 h. viernes, 03 de diciembre de 2021

Recuerdo del intento de realización del VI Centenario del Rubicón

 |  17 de octubre de 2021 (09:10 h.)
Rubicón
MAGAZINE LANZAROTE

Desde hace algún tiempo estoy observando que las diferentes Universidades Canarias y algunos técnicos están trabajando en un proyecto de investigación arqueológica en el yacimiento de San Marcial de Rubicón.

El Ayuntamiento de Yaiza, el Gobierno de Canarias y las universidades públicas canarias firmaron un convenio con el objetivo de avanzar en el conocimiento arqueológico del yacimiento de San Marcial de Rubicón, uno de los asentamiento europeo permanente en el proceso de usurpación violenta de las islas  Canarias.

Que se intente avanzar en el conocimiento de las diferentes unidades arqueológicas que conforman el yacimiento mediante prospecciones superficiales y geofísicas, sondeos y excavaciones, lo considero perfecto siempre y cuando no se intente alterar, modificar e inventarse la historia del lugar.

Nosotros apostamos por la puesta en valor del patrimonio histórico en  que se  incluya la instalación de paneles informativos sin falsedad y llamando las cosas por si propio nombre.

Nos parece perfecto éste proyecto de investigación de  interés patrimonial que  permitirá conocer en profundidad una de las zonas históricas  relevantes del Archipiélago.

El reconocimiento de “Ciudad Histórica” lo considero correcto, pero lo del primer asentamiento europeo estable en el Atlántico,es más que discutible, sobre la torre fortaleza se tendría que averiguar si  los cimientos que fotografió J.Serra en 1960 pertenece realmente a la cámara de la presunta torres o son unos simples muros como hay muchos en diferentes puntos de la islas, los pozos que adjudican su construcción a los normandos, según teorías diversas son de antes de la invasión criminal de los normandos, por Iglesia lo único que a existido siempre es una Cruz sobre piedra, esa  zona ni si quiera fue habitáculo  aborigen, lo que si se debe tener muy claro es que ese lugar no reúne condicionantes para ser habitado y que en éste lugar no se desarrollo ninguna ciudad ¡La historia es para contarla tal y como ocurrió! ¡Aunque cada maestro tiene su librillo, sus teorías e historia por contar!

Hoy en día hay quien ocupan cargos de responsabilidad en los órganos históricos y patrimoniales de Canarias, los cual se dedican a conceder títulos y galardones sin merecimiento a personas, lugares y organismos oficiales.

"LA VERDAD SOBRE EL VI CENTENARIO DE RUBICÓN"

Sobre el mes de enero del año 1999 nos llega a nuestra Federación a través de un consejero de la Institución Autonómica, la noticia de que desde el Gobierno de Canaria conjuntamente con el Ayuntamiento de Yaiza y los empresarios del municipio pretendían colocar una enorme escultura del criminal invasor y colonizador Jean de Bethencourt, en la zona turística de Playa Blanca, este hecho nos alarmo y nos puso en guardia.

Comenzamos a mover  los hilos necesario y nos enteramos que esta escultura formaba parte de un gran proyecto histórico denominado “VI Centenario de Rubicon”, de un elevadísimo coste económico, calculado en más de “23.000 millones” de las antiguas pesetas y que se pretendía desarrollar en el ya citado municipio sureño. Nuestras protestas comienzo a circular por los distintos organismos oficiales y eclesiástico  y por aquel entonces la diputada Dª Emilia Perdomo de Quintana del C.P Mixto realiza una pregunta en el principal organismo de Canarias

PREGUNTAS

IV LEGISLATURA NÚM. 75

23 de marzo de 1999

PE-419 De la Sra. diputada Dª. Emilia Perdomo de Quintana, del G.P. Mixto, sobre subvenciones al Ayuntamiento de Yaiza con motivo de la celebración del VI Centenario del Rubicón, dirigida al Gobierno. (Registro de Entrada número. 356, de 9/3/99.).Esta pregunta,  su respuesta y el entramado descubierto por nosotros nos bastó para poner en marcha el más ambicioso proyecto de Titeroygagakat, para evitar la realización  del “VI Centenario de Rubicon”.

La lucha fue dura, cruda y malévola se realizaron muchas  manifestaciones, se reventaron muchísimos actos, se editaron a todo color miles unidades de diferentes dípticos, pegatinas, camisetas, gorras y todo tipo de material promocional, existió amenaza de muerte a los organizadores de la protesta e intento de agresiones a los miembros de Titeroygakat.

Se dieron muchas conferencia, charlas debates y se organizaron distintos actos por toda la isla para contra restar  las actividades que organizaban las instituciones oficiales.

El presidente de la Federación se enfrento  públicamente en las conferencias que organizaba el Ayuntamiento con muchas personas de peso en el mundo histórico canario como con  el Presidente de la Real Academia de la Historia de España Antonio Rumeu de Armas. Manuel Lobos Cabrera,  Oswaldo Brito etc.

Para conseguir acabar con este proyecto, utilizamos muchísimas personas de peso y trajimos para aclarar y exponer sus punto de vista en diferentes conferencias y charlas debate a grandes historiadores, arqueólogo y gente de mucha valía y peso en canarias, como Pablo Atoche, Antonio Tejera Gaspar, José Carlos Cabrera Pérez, Antonio Cubillo, Paco Díaz, Fernando Báez, Aureliano Montero González etc.

Logramos tumbar un proyecto  que escondía la macro urbanización de Rubicon y Papagayo.

Esta era una urbanización con más de cinco millones de metros cuadrados, en su mayoría presuntamente sustraído a los viejitos dueños por el sistema de registro de propiedad ajena, por expediente de dominio. Para su promoción a finales de los 90, quisieron involucrar en este presunto pelotazo al mismísimo “Papa Juan Pablo II”, al cual pretendían traer como invitado para la celebración del “VI Centenario del Obispado de Rubicon”, como el primero de Canarias.

Así mismo pretendían levantar en una de sus rotondas una enorme estatua de 25 metros de altura del “angelito criminar e invasor normando”, Jean  de Bethencourt, además de una parafernalia de acto para la llegada de un francés presunto descendiente del negrero normando y para ello organizaron un buen revuelo mediático en los medios. Eran muchos los que querían tener una parte del reparto de tan suculenta tarta urbanística.

Pero la incansable lucha mantenida por Titeroygakat, les trajo abajo tan ansiado proyecto urbanístico, con consiguiente sofoco  para el expresidente del gobierno de Canarias, Manuel Hermoso, Presidentes de Cabildos, ayuntamientos y empresarios, a los cual se les demostró que era muy difícil falsificar la historia, puesto que el Obispado de Rubicon, fundado en 1402, no fue el primero de Canarias, si no el de Telde, cincuenta años antes, tan poco fue el primer asentamiento Europeo. También porque el traficante de esclavo normando, además de estéril, era leproso. ¡Como para que algunos sigan presumiendo de llevar tan “noble y pomposo apellido Bethencourt! Y por qué no íbamos a permitir tan terrible manipulación y semejante deterioro de nuestro territorio.

Este secreto lo estamos dando  a conocer casi 22 años después, lo teníamos muy bien guardado.

Muchas cosas importantes, nombres y hechos  nos queda todavía, en el baúl de los recuerdos.

Por inaudito que parezca, por incomprensible que se presente ante cualquier mente humana, por absurdo y contradictorio que resulte, el pueblo canario es el único en el mundo entero que pretendía celebrar y festejar su invasión, derrota, sometimiento, esclavitud y muerte de su pueblo.

Esta lucha duro mucho tiempo, pero al final se consiguió ganar la batalla y evitar que el “VI Centenario de Rubicon” se realizara, desde entonces Titeroygakat y sus representantes están  vetados de forma personal y profesional, además de estar realmente perseguidos y censurados por políticos, periodistas y muchos empresarios debido a la gran cantidad de millones que dejaron de ganar y porque al final no pudieron falsear la historia de Lanzarote y de Canarias y lo que más les dolió es que no pudieron realizar el descomunal y especulativo proyecto que pretendían.

Terminar indicando que no se puede considerar nobles y caballeros a los mayores criminales de la historia de Canarias y que los hechos históricos no se pueden argumentar según los criterios e intereses de quiénes paguen.

Soy y seré siempre respetuoso con la realidad histórica y siempre lucharé para que está se cuente tal y como pudo ser. ¡A buen entendedor pocas palabras bastan!