02:49 h. Viernes, 23 de Junio de 2017

la verdad de lanzarote

La segunda revolución del agua en Lanzarote se queda estancada

ANTONIO LEAL AGUILAR

laverdaddelanzarote.opennemas.com  |  03 de Junio de 2017 (08:41 h.)
Más acciones:

Revolución del Agua
Revolución del Agua

 

Dos centenares de personas acudieron este jueves al Centro Cívico de Arrecife, para asistir a la presentación pública del presunto hallazgo de un supuesto acuífero bajo los malpaíses de Timanfaya. El encuentro fue organizado por el partido político de izquierda, Podemos.

Está bastante claro que Podemos está intentando vender lo que dicen que fue un hallazgo, y están intentando hacer creer a los medios y determinados personajes, que su descubrimiento ha despertado una “corriente de ilusión compartida entre los ciudadanos de la isla y abre la posibilidad de plantear un nuevo futuro". Los de Podemos son como niños, les dan un vaso de agua y lo convierte en el océano Atlántico.

Con esta reunión, Podemos quiso dar a conocer los pormenores del descubrimiento y también resolver las dudas que pudieran plantear los ciudadanos. Pero, ¿qué pormenores van a descubrir y que dudas van aclarar, si no tienen ni idea de lo que se puede encontrar realmente en la zona? Ya que son simples teorías de unos técnicos. Estas teorías ya son viejas en nuestra tierra, y tienen muchísimos años de existencia; de hecho, ya se estuvieron realizando muchas catas en distintas zonas y hubo quienes descubrieron pequeñas bolsa de aguas (pozos), que en la actualidad se aprovechan para uso particular. Otros tantos están sin uso y son de propiedad privada.

Entendemos que los actuales políticos, ingenieros, empresarios, representantes de la sociedad civil y miembros de distintas formaciones que acudieron a esta reunión, desconozcan nuestra historia, nuestra tierra y lo que bajo ella se esconde. Muchos de ellos son jóvenes y desconocen lo que en Lanzarote se puede encontrar.

En esta reunión estuvieron presentes: el ingeniero Carlos Soler, autor de la teoría que ha dado pie a este hallazgo; y el responsable del informe geofísico realizado por la Universidad de Barcelona, Albert Casas, que es doctor en Ciencias Geológicas, catedrático de Prospección e Investigación Minera y decano de la Facultad de Ciencias de la Tierra de esa Universidad.

Además acudió a esta charla, el diputado de Podemos Juan Márquez, quién anunció que ha presentado una Proposición no de Ley (PNL) en el Parlamento para instar al Gobierno de Canarias a realizar el estudio que aún está pendiente. Inocentemente dijo: "Me costaba contener la emoción al presentarla y ahora me cuesta más, tras asistir a este acto". Está claro que están ilusionados estos chiquillos comunistas, porque quieren encontrar una charca que le quite la sed a los Lanzaroteños.

Algunos indican manipuladoramente y sin ajustarse a la realidad, que la mayoría de los asistentes a esta charla expusieron la  necesidad de realizar este estudio. Pero la realidad es que los promotores de la idea indican de forma interesada, que “es mucho lo que Lanzarote puede ganar si se confirma este descubrimiento”, frente a “una inversión menor de 90.000 euros”, que es lo que se ha estimado que costaría hacer los sondeos que confirmen los conclusiones de los informes realizados hasta el momento". Preguntamos, si solamente cuesta 90.000 euros, ¿Por qué no los pagan quiénes pagaron este informe, si tan interesados están?

Como ya sabíamos, el informe geofísico encargado por Podemos a la Universidad de Barcelona, fue financiado por el grupo Cicar y la Fundación César Manrique. Los que siempre los financian. ¿Por qué será?

Estas catas y estudios ya las realizaron hace casi una treintena de años, empresarios y políticos del cono sur muy conocidos. Y los resultados obtenidos se archivaron, guardados interesadamente. Y  como ya hemos citado, hay quienes hacen uso de esas bolsas de agua de forma muy particular.

Algunos de estos listos, ¿se han preguntado alguna vez de donde bebían los lanzaroteños antes de que existieran las desaladoras, las galerías de Famara y de que trajeran agua de fuera? ¿Nuestros aborígenes de dónde sacaban el agua? Igual algunos, ignorantemente, piensan que solo bebían el agua que caía de la lluvia.

Lanzarote tiene todavía hoy en día muchas galerías, pequeñas fuentes naturales de agua, y pozos en terrenos privados que muy celosamente ocultan sus propietarios, por temor a perderlos. Antiguamente se conocían muchísimos de estos puntos, pero desde que se construyó la desaladora, hubo quienes de forma económicamente interesada, se encargaron de destruirlos con petardos incluidos; y de ocultarlos porque buscaban monopolizar y obligar a todos a comprar el agua en el mismo lugar. Por poner un ejemplo, hubo un conocido alcalde de la Ciudad de Arrecife que mandó enterrar una enorme fuente de agua, que unos trabajadores encontraron realizando una obra pública, en un lugar emblemático de la capital.

Lanzarote tuvo en diferentes puntos de sus territorios, grandes maretas naturales de agua que recogían de las lluvias; y en Timanfaya existían varias, ya que de ellas se proveían todos los grandes e importantes pueblos que existían en la zona antes de desaparecer bajo de la lava.

Timanfaya fue la zona más verde y fértil de la isla: la agricultura de la zona era impresionante y en ella había muchos pinares, granos y corría el agua por los barrancos. Y existían distintas fuentes naturales que destruyo el volcán, conjuntamente con los primeros y más antiguos pueblos de Lanzarote.

Todo lo que en este articulo reflejamos es historia viva, que se conoce gracias a las personas mayores que la vienen traspasando celosamente, generación tras generación. Estos detalles no los conoce todo el mundo, pero César Manrique si tenía conocimiento de todo ellos gracias a las personas mayores de los pueblos.

De existir esa presunta bolsa de agua acumulada, también podría ser de “aguas salobres”, aunque los ingenieros digan que no. Pero es que además, la presencia de gases y de muchos minerales tóxicos puede que hagan estas aguas imbebibles. Aunque los técnicos digan que "siempre será más barato" depurar ese agua que desalar. ¡Mire usted, para ese cuento no necesitamos que nos vendan tantas historias absurdas!

La historia de la isla de Lanzarote, como en muchas partes del mundo, siempre ha estado marcada por la falta de agua, pero no porque no se tuviera de donde poder sacarla. Dicen estos listillos de última hora (Podemos y técnicos) que nadie ha buscado agua con tanto afán y con tanto éxito como los canarios. El canario es experto en sacar de donde no hay. Debemos decirle a estos personajes, que Canarias, agua siempre ha tenido: lo que no ha tenido es los medios para extraerla y llevarlas a todos los hogares; y porque muchos han ocultado fuentes, galerías y pozos, en zonas como las Breñas, La Degollada, Tabayesco, etc, donde todavía existen galerías, pozos y cuevas con agua.

La premisa fundamental es no tocar el parque

Podemos apela al "empuje social" para que se explore el acuífero de Timanfaya, pero este respaldo social de forma mayoritaria nunca lo van a tener, por ser quienes son, por politizar todo lo que cae en sus manos y por qué no caemos en los juegos fundacionales de quienes todavía desde sus instalaciones museísticas, pretenden controlar y gobernar en la isla manipulando instituciones y partidos.

Carlos Meca ha dado un resbalón histórico del cual jamás se podrá recuperar. Toda su vida, burlescamente se lo recordarán. El “gran descubrimiento” de la historia de Lanzarote. El hallazgo de un gran acuífero en las profundidades de Timanfaya que podría abastecer a la isla, de repente se consumió. La gran mentira quedará al descubierto, en un mero sueño.  

La noticia de la presunta manipulación y retoque que realizó Meca del estudio, la daba la periodista conejera Aránzazu Fernández, quién entrevistó para la edición de este viernes 2 de junio del diario gran canario La Provincia, al autor del estudio geofísico, el catedrático de la Universidad de Barcelona, Albert Casas. En las declaraciones realizadas por el catedrático a La Provincia, vino a dejar claro que de un puro estudio se han sacado teorías falsas, y se han dado por hechos, hipótesis que simplemente son suposiciones del ingeniero de Caminos, Carlos Soler, que fue quien se lanzó a la piscina sin agua, nunca mejor dicho. “Ha habido una euforia exagerada", "falta de prudencia”, "que haya un posible reservorio no quiere decir, para nada, que haya agua”, “el agua en Lanzarote es un tesoro y el tesoro en Lanzarote no se ha encontrado”. Más claro el agua.

Por todo lo expuesto y por estar más que harto de la incorrecta forma de actuar de este consejero, queremos solicitar pública y oficialmente su inmediata “DIMISION”.

Antonio Leal Aguilar

D.N.I. 42.903.933-D