Tenían 2.460 anzuelos, cuando sólo están permitidos 500

El SMP intercepta un barco palangrero faenando en aguas interiores de la Graciosa

laverdaddelanzarote.opennemas.com  |  26 de abril de 2020 (20:25 h.)
Embarcación interceptada pescando de forma irregular
Embarcación interceptada pescando de forma irregular

El Servicio Marítimo Provincial (SMP) de la Guardia Civil denunció el pasado día 19 de abril a una embarcación de pesca profesional dedicada a la captura de la merluza por excederse en el número de anzuelos usados para dicha actividad, así como por incumplir la señalización e identificación de las artes utilizadas en aguas interiores de Canarias.

Siempre según las fuentes informantes, la intervención de los agentes, a bordo de la patrullera 'Canal Bocayna', fue posible gracias a las informaciones facilitadas por pescadores de la isla, así como de Fuerteventura y La Graciosa, que habían visto un barco palangrero faenando en aguas interiores al oeste de la isla de la Graciosa.

Cada barco que practique la pesca con palangre en aguas interiores de Canarias podrá hacerlo con un máximo a la vez de 500 anzuelos, que pueden estar distribuidos en uno o varios palangres, sea cual fuera la modalidad de este arte que se utilice (fondo, superficie, etc.).Además, el número total de anzuelos permitidos a bordo y preparados para su utilización, no podrá ser superior a 1.000, de los cuales únicamente 500 podrán pescar simultáneamente.

Ante esta situación, los agentes se dirigieron a inspeccionar el barco sospechoso de infringir la normativa de dicho tipo de pesca en aguas próximas de Lanzarote. Así, a las 12.30 horas, dos miembros de la tripulación de la patrullera de la Benemérita se subieron a bordo del barco pesquero y hasta las 19.00 horas estuvieron presentes mientras los pescadores recogían los palangres que tenían en el agua, para de esta manera poder contabilizar el número exacto de anzuelos que tenían pescando (el resultado fue de 2.460 anzuelos). A su vez, comprobaron que tanto el barco como la tripulación cumplían con los requisitos documentales pertinentes.

Finalmente, se denunciaron dos infracciones; una por exceder en el número de anzuelos que se pueden utilizar, ya que tenían en el agua 2460 cuando lo permitido son 500 como máximo, y otra por incumplir las normas de balizamiento e identificación de los palangres.