04:50 h. viernes, 30 de julio de 2021

El dinero subvencionado para su reparación lleva inexplicablemente 10 años "sin tocarse" en las arcas del Ayuntamiento de Arrecife

Viviendas ruinosas de Titerroy y Valterra: Crónica de una tragedia burocrática anunciada y denunciada (1)

 |  09 de julio de 2021 (11:16 h.)
Viviendas afectadas en Titerroy
¡12 años! Ese es el tiempo que 67 familias de Titerroy y 200 familias de Valterra llevan esperando a que el ayuntamiento de Arrecife cumpla con la promesa de restaurar/rehabilitar sus viviendas, que literalmente están sostenidas por puntales, habiendo costado ya la vida de una persona... ¡12 años! Ese es el tiempo que llevan cinco de esas familias viviendo casi "de prestado", después de que el consistorio las desalojara y se haya "olvidado" de pagar sus alquileres... ¡10 años! Ese es el tiempo que llevan en las arcas municipales,  3.609.108,49 euros que les fueron subvencionados para la rehabilitación de esas viviendas, y que ahora le reclaman porque en todo ese tiempo "no ha hecho nada" ninguno de los alcaldes que ha tenido la capital...

Benito Pérez Armas, 22 (2)

Era en torno a las 01,10 horas de la madrugada del martes 28 de julio, cuando el techo de una de las habitaciones de la vivienda ubicada en la calle Timbayba nº 40, en el arrecifeño barrio de Titerroy, se desplomó, sepultando bajo los escombros al joven Juan Luis García, de 38 años. En la misma casa se encontraban su madre, Candelaria Diaz, y su primo, quién sufrió "pequeños cortes en las piernas" al tratar de auxiliarlo. 

Pero ya era tarde: los bomberos pudieron rescatar el cuerpo sin vida de Juan Luis, quién en un primer informe se señaló que "presentaba traumatismos craneoencefálicos y en el tórax, y había ingerido arena".

Dos semanas después, los servicios de rescate tuvieron que actuar nuevamente en la calle Timbayba (hasta 3 camiones de bomberos y un vehículo de Protección Civil), ya que las grietas en paredes y techos de las dos casas colindantes a la siniestrada, habían puesto en alerta a sus inquilinos. Téngase en cuenta que todas las viviendas de la zona (construidas en la década de los 50), "comparten las paredes (paredes medianeras), habiéndose ejecutado "los techos de una sola vez".

Motivo por el cual, el Ayuntamiento ordenó “mantener el desalojo” de una docena de viviendas tanto en la calle Timbayba como en la próxima Tinamala.

¿Y qué ocurrió con los inquilinos? Pues después de 50 años viviendo allí, fueron realojados en diferentes casas de alquiler, "haciéndose cargo el Ayuntamiento de subvencionar los mismos, MIENTRAS SE ACOMETÍA LA REPOSICIÓN DE LAS VIVIENDAS".

Mientras tanto, tal y como recuerda el entonces concejal de Barrios, Lorenzo Lemaur, "era mediados del año 2010. Yo estuve en la primera reunión que se hizo para valorar una solución a las casas que se estaban cayendo, tanto en Titerroy como en Valterra. Fue en la oficina de vivienda que el Gobierno de Canarias tiene en la Avenida Medular. Estábamos Inés Rojas, entonces consejera del Gobierno y responsable de vivienda; Cándido Reguera, entonces alcalde de Arrecife; Pedro de Armas, entonces concejal de Urbanismo de Arrecife; Emilia Perdomo, entonces concejal de Asuntos Sociales; y yo, concejal de Barrios. Ningún técnico".

Añadiendo que "para empezar, la reunión se hace para apagar un fuego, no como tarea de planificación social y urbanística de la Ciudad. El fuego a apagar era que poco tiempo antes había muerto en Titerroy, en la calle Timbayba, una persona porque se le había caído el techo encima.

La casa en cuestión es una de las 120 que conforman la barriada Tite Roy Gatra, entregadas entre finales de 1957 y primeros de 1958. La primera barriada que entonces empezaba a conformar el hoy populoso barrio de Titerroy; que entonces se llamaba Maneje, hasta que en 1961 el pleno del Ayuntamiento del Puerto del Arrecife acuerda que pase a llamarse Santa Coloma. Desde 1990 se llama Titerroy, termino derivado popularmente del primitivo Tite Roy Gatra, difícil de pronunciar por largo".

- Primer Convenio

Paralelamente a la tragedia y sus secuelas, encontrándose en la alcaldía de Arrecife el popular Cándido Reguera (fallecido), y en aras de solicitar el necesario apoyo económico al Gobierno del Estado, se volvió la vista a las tradicionales (200) viviendas marineras del Grupo "Marqués de Valterra", cuyo estado (al menos de 100 de ellas) era similar al de las casas de Titerroy.

Al respecto Lemaur explica que "las 200 casas del Instituto Social de la Marina, construidas con cantos y agua salada, fueron entregadas en el año 1954. Lo mismo que las 120 casas de la citada barriada Tite Roy Gatra, las 160 de la barriada José Antonio fueron construidas también con cantos y agua salada". Denunciando que "por lo anterior, un ayuntamiento que sepa lo que lleva entre manos (en materia urbanística) debería haberse preocupado de unas viviendas construidas de aquella manera, una vez transcurridos 50 años desde su construcción".

Fruto de las negociaciones entre el ayuntamiento capitalino, Gobierno autonómico y Estado, el 15 de noviembre de 2011 se firmó el Acuerdo de la Comisión Bilateral, relativo al Área de Renovación Urbana Valterra-1ª Fase. Dicho Acuerdo fue rubricado por la Secretaria de Estado de Vivienda, Beatriz Corredor Sierra; la Consejera autonómica Inés Rojas, y el entonces Alcalde, Cándido Reguera. En aquel entonces se programó LA RENOVACIÓN DE 100 VIVIENDAS DE VALTERRA, con un coste de 12.030.361,62 euros… En el Apartado 9º de dicho Acuerdo se especificó que “el abono de la subvención a cargo del Ministerio de Fomento (5.137.029,46 euros) se realizará directamente a la Comunidad Autónoma, PAGÁNDOSE EL 100% de la aportación establecida para el año 2012”. 

Más aún, en el apartado 10º aparecía reseñado que se confirmaba “el abono de la subvención a cargo de la Comunidad Autónoma de Canarias (3.609.108,49 euros) directamente al Ayuntamiento… pagándose la aportación establecida para el año 2012”. Por este concepto, el 14 de diciembre de 2012 se transfirieron al Ayuntamiento las cantidades de 360.910,85 euros y 246.573,26 euros.

Las mismas condiciones fueron acordadas para LA RENOVACIÓN DE 67 VIVIENDAS DE TITERROY. Eso sí, al igual que en el caso de Valterra, LA SUBVENCIÓN (PARA AMBAS PARTIDAS) DEBÍA JUSTIFICARSE ANTES DEL 31 DE DICIEMBRE DE 2016.

Sea como sea, el actual concejal de Urbanismo y Vivienda de Arrecife, Eduardo Placeres, asegura en nota de prensa que "al año siguiente (2013), el  26 de diciembre, se resolvió abonar al Ayuntamiento de Arrecife una subvención de  2.159.774,23 euros en concepto de aportación del Ministerio de Fomento para la Renovación Urbana de Valterra, la cual debía justificarse antes del 31 de diciembre de 2016, trámite con el que tampoco cumplió el Consistorio".

- El peligro en nuestras casas

Así las cosas, en marzo de 2013, la asociación de vecinos de Titerroy remitió un escrito al Ayuntamiento de Arrecife recalcando que "hay vecinos que manifiestan TENER EL PELIGRO INSTALADO EN SUS PROPIAS CASAS, ya que algunas viviendas con el tiempo se han agrietado mucho más", recordando . que "las casas siguen apuntaladas, aumentando las grietas y cediendo cada vez más el peso de los deteriorados techos". Y reclamando que "por motivos de seguridad" y para "valorar su estado y evitar alguna desgracia", revise una por una las viviendas afectadas.

Más aún, Ismael Montero aseguró que dicho escrito fue enviado al Ministerio de Fomento, "que respondió el pasado 8 de marzo", señalando que dicha misiva fue trasladada a la Dirección General de Arquitectura, Vivienda y Suelo "para su conocimiento y efectos oportunos".

- Segundo convenio

De repente en 2014, la cifra inexplicablemente se redujo: de las iniciales 100 viviendas (de Valterra) y 67 (de Titerroy) se pasó a la “RENOVACIÓN DE 20 VIVIENDAS”, en Valterra, por un montante de 2.142.292 euros, dentro del Plan de Vivienda 2013-2016; y la RENOVACIÓN DE OTRAS 20 VIVIENDAS DE TITERROY. Especificándose en su Apartado 9º que “el periodo de duración de las actuaciones previstas en el presente Acuerdo, SE ESTABLECE HASTA EL 31 DE DICIEMBRE DE 2016”. ¿Y el resto de las casas?

Así las cosas, en abril del mismo año, el Pleno de Arrecife, reunido en sesión extraordinaria y urgente, aprobó de forma unánime sendos acuerdos relativos a las áreas de Regeneración y Renovación Urbana de los barrios de Valterra y Titerroy, en el marco del Plan Estatal de Fomento del Alquiler de Viviendas, la Rehabilitación Edificatoria y la Regeneración y Renovación  Urbanas. La firma de los acuerdos se llevó a cabo la semana siguiente, suponiéndose entonces que era "el último trámite previo a la licitación de las obras, que afectarán a un total de 40 viviendas, 20 en cada zona, y que se ejecutarán en un plazo máximo de 14 meses".

La financiación volvía a correr a cargo de la Comisión bilateral Canarias-Estado y del Ayuntamiento de Arrecife. Además, tal y como recordó el alcalde capitalino, Manuel Fajardo Feo, “se cuenta además con el compromiso del Cabildo de Lanzarote de colaborar con las familias de propietarios que, por la delicada situación económica que atravesamos, no puedan aportar la cantidad que les corresponde”.

El Presupuesto General para 2015, aprobado inicialmente, contemplaba una partida de 707.000 euros, suficiente para atender la inversión correspondiente al Ayuntamiento de Arrecife para este fin.

- Escrito a Paulino Rivero

Pero el 14 de abril de 2014, el propio presidente de la Asociación de Vecinos de Titerroy, Ismael Montero, remitió un escrito al entonces Presidente del Gobierno autonómico, Paulino Rivero, denunciando que "el certificado exhibido en la sesión plenaria del Parlamento el pasado martes por el presidente Paulino Rivero ha enconado aún más el cruce de acusaciones entre el PP y el Ejecutivo en torno a la justificación de las ayudas del plan de rehabilitación de viviendas. La parlamentaria del PP, Cristina Tavío, echó ayer más leña al fuego al calificar de 'falso' el papel mostrado ante todos los diputados por el jefe del Ejecutivo. Asimismo, desde la Delegación del Gobierno se califica de 'carentes de rigor y no admisibles' las justificaciones presentadas hasta ahora por la Consejería de Políticas Sociales que dirige Inés Rojas". ¿Motivo?  Según el Ejecutivo estatal, la Comunidad Autónoma "ha presentado de manera reincidente diversas justificaciones incompletas e inexactas, sin información necesaria, sin referencia a expedientes concretos, duplicadas por haber sido justificado con anterioridad, sin asignación de programa...". Por ello, "los 51,8 millones que Fomento considera que están pendientes de justificar son fondos suficientes para destinarlos a las distintas líneas de ayudas estatales de vivienda y que hasta que se justifique debidamente estas cantidades ya transferidas y pendientes de justificar no se realizarán nuevas. transferencias".

Confirmando Montero que "los vecinos de los barrios afectados como son Valterra y Titerroy, están muy cansados  como nuestros políticos solo buscan enfrentamientos entres ellos, y mientras nuestras viviendas día a día, se deterioran mas. ¿Qué están esperando nuestros políticos ? ¿a que pase otra desgracia como ya paso en el año 2009, en el barrio de Titerroy , donde un joven falleció tras desplomarse el techo de su vivienda?".

- Reclamación del dinero - VECINOS UNIDOS

Según denuncia el actual concejal de Barrios de Arrecife, Eduardo Placeres, “el 7 de diciembre de 2016, el Instituto Canario de la Vivienda solicita al Ayuntamiento de Arrecife el reintegro de los importes recibidos sin que desde esta Administración se diera respuesta a dicho requerimiento. En diciembre de 2020, se nos notifica que el Ayuntamiento debe abonar a la Comunidad Autónoma de Canarias, Plan Estatal de Vivienda y Rehabilitación 2009-2012, el importe total de 3.609.108,49 euros, cantidad que presenta un desfase según los informes de la Intervención Municipal y tras verificar los pagos realizados por parte del citado Organismo.

Seguidamente, en 2018, en Pleno celebrado en el ayuntamiento de Arrecife, la formación VECINOS UNIDOS defendió en Moción que denunciaba (en el caso de Valterra)", lo siguiente:

"1) La vivienda sita en la calle Alfonso Spínola nº 18, desde hace 11 años se ha venido deteriorando en su planta alta, debido al cableado sujeto a la esquina de la misma. De tal manera, que en los últimos meses se han comenzado a agrietar el techo y una de las paredes de la habitación en la que dormían tres niños de corta edad (11, 9 y 1 año y medio); cayendo continuamente cascotes al suelo. Y cuando llueve, el cuarto se inunda, motivo por el que los menores ahora tienen que habitar en la habitación de sus padres. En el exterior, se puede comprobar cómo el cableado está agrietando más la fachada, con el riesgo de derrumbe… De todo ello tiene conocimiento este Ayuntamiento, con numerosos escritos presentados. Incluso la Señora Alcaldesa estuvo recientemente de visita por la zona, en uno de sus continuos paseos, y los dueños de la vivienda le suplicaron que solucionara el problema ANTES DE QUE LA CASA SE CAIGA ABAJO; y ella prometió que se iba a encargar de ello. Pero el tiempo sigue pasando, las grietas aumentan, y caen más cascotes en la habitación infantil.

2) El edificio sito en la calle Benito Pérez Armas nº 22, desde hace varios años que se está cayendo a pedazos, con el riesgo consiguiente para los inquilinos de las 4 viviendas que lo conforman en sus dos plantas. Tanto es así, que todo el inmueble está lleno de puntales, desde el portal hasta la misma azotea. Pero la situación más grave está en las dos viviendas de la segunda planta, cuyas inquilinas, dos ancianas, tiene que salir de sus casas ¡CON UN CASCO EN LA CABEZA! Así de fuerte tienen el miedo en el cuerpo… De todo ello tiene conocimiento el Ayuntamiento de Arrecife, pues de hecho sus técnicos han estado allí en infinidad de ocasiones, sacando fotos y PROMETIENDO UNA RÁPIDA SOLUCIÓN… Pero el tiempo va pasando, y los cascotes que caen del techo son cada vez mayores.

3) El inmueble sito en la calle Benito Pérez Armas nº 26 está mucho peor. Sobre todo en la segunda planta y en la azotea, donde se han caído enormes cascotes. De tal manera, que los habitantes de las viviendas TUVIERON QUE CONDONAR LOS TANQUES DEL AGUA, POR EL PELIGRO DE DERRUMBE… De todo ello tiene conocimiento este Ayuntamiento, incluido el Concejal de Obras y Servicios QUE VIVE MUY CERCA. Sin embargo, ni siquiera se han molestado en poner unos miserables puntales… Han sido los propios vecinos los que han parcheado un poco las escandalosas grietas. También los técnicos municipales sacaron fotos e HICIERON MUCHAS PROMESAS, pero se acerca la temporada de lluvias y los vecinos temen nuevas inundaciones y destrozos.

Benito Pérez Armas, 22 (3)

4) El pasado viernes 1 de Diciembre de 2017, las lluvias caídas en Arrecife provocaron que se agrietaran aún más las paredes de otra vivienda, sita en la calle Alfonso Spínola nº 26. Tanto que el bolardo estuvo a punto de caer sobre una anciana y tres familiares que se hallaban en el interior de una habitación; circunstancia que provocó la intervención del Cuerpo de Bomberos. Pero el Ayuntamiento de Arrecife sigue haciendo caso omiso de las súplicas de esta familia.

5) Las anteriores viviendas citadas, se encuentran registradas dentro de las 20 (que quedan) ARRU (Áreas de Renovación y Regeneración Urbana). Pero es que los bloques de viviendas que están al otro lado del parque, ESTÁN MUCHO PEOR. De hecho, una de las casas, sita en la calle Adolfo Topham nº 28, ha sufrido EL DERRUMBE DE SU TECHO, AMENAZANDO CON EXTENDERSE A LOS BLOQUES ADYACENTES. Por lo cual no entienden los vecinos por qué dichas viviendas han resultado “excluidas” por el Ayuntamiento de los citados ARRU.

6) Añado a lo anterior uno de tantos informes de los técnicos municipales, que dice textualmente: “La humedad ha penetrado en los muros de carga que soportan la estructura de la vivienda, aflorando a la superficie y provocando manchas, desconchones y desprendimientos de material… La humedad ha afectado también a los elementos de la estructura horizontal, conformada por hormigón y armadura metálica… estas armaduras al estar en contacto con la humedad entran en proceso de oxidación y corrosión, lo que hace que se hinchen y agrieten el hormigón que está en contacto con ellas, de manera que aparecen fisuras y grietas que disminuyen la capacidad de resistencia de los forjados”. Y tanto las viviendas de Titerroy como las de Valterra LLEVAN 6 AÑOS ESPERANDO SU PROMETIDA REHABILITACIÓN".

Adolfo Topham, 28

Pese a todo lo expuesto, dicha Moción NO SALIÓ ADELANTE, por decisión del entonces Grupo de Gobierno PSOE-CC-PIL.

- Evitar la devolución del dinero "no invertido"

El propio Eduardo Placeres asegura que "en enero de 2021, el Ayuntamiento envía un escrito al Instituto Canario de Vivienda, solicitando la incorporación del dinero del Convenio de 2011 al Convenio del 2015, evitando la devolución de dicho importe, así como la aclaración de las partidas desfasadas; una prórroga al Convenio de 2015  y una modificación sobre las actuaciones relacionadas en el proyecto del Convenio, sin que al día de la fecha se haya recibido respuesta, por escrito, a dicho documento”.  “Está claro que el principal del dinero concedido habrá que devolverlo, pero la parte de los intereses la vamos a luchar, pues se ha trabajado y negociado en este tema hasta lo indecible”, advierte.

La subdelegada del Gobierno en Canarias afirmó el pasado mes de enero, que en diciembre de 2020 se amplió, hasta el final de 2022, el plazo de ejecución de las obras de renovación urbana incluidas en el programa de 2013 a 2016.

Curiosamente, en ese plan estaban Titerroy y Valterra, Pero NI EL AYUNTAMIENTO NI EL GOBIERNO CANARIO PIDIERON INCORPORARSE A  LA PRÓRROGA DE 2017, NI AL ÚLTIMO PROGRAMA DE 2018.

- ¿Y los vecinos afectados?

Pero hay una cuestión que muchos (sobre todo las instituciones) parecen querer olvidar: En diciembre de 2015, la concejalía de Urbanismo procedió a declarar "el estado de ruina" de "varias decenas de viviendas" en Titerroy. Dando indicaciones que "algunas" debían ser "desalojadas".

Lo cierto es que al menos cinco familias llevan desamparadas desde hace 12 años, por parte del Ayuntamiento de Arrecife. ¿Por qué? Porque el consistorio se olvidó de su compromiso inicial: subvencionar sus alquileres hasta que "se repararan o renovaran SUS PROPIAS VIVIENDAS"... Sin embargo, todas esas familias han estado malviviendo lejos de sus casas, a veces llegando a deber hasta 1 AÑO DE ALQUILER, porque el ayuntamiento que prometió cumplir con ese requisito, "se ha ido olvidando mes tras mes".

Algunos han contado con el apoyo familiar en ocasiones, pero la mayor parte de las veces han tenido que mendigar a sus arrendadores, "tiempo" para que el ayuntamiento cumpla con sus compromisos. Así han estado en una especie de "limbo administrativo", sin poder pagar el alquiler de unas casas "en las que la propia Administración" las dejó "temporalmente".

Y es que en principio, se pensó que sería una solución transitoria mientras se acometía la reposición de las viviendas, pero lo que era un desalojo temporal se ha convertido con el tiempo en definitivo. Y las ayudas al alquiler dejaron de concederse hace ya cuatro años.

El ejemplo de Candelaria Díaz (madre del joven muerto en 2009) es sangrante. En entrevista a LA VERDAD DE LANZAROTE y Biosfera TV, llegó a advertir: "Yo soy una viuda pensionista que no puedo pagar un alquiler porque sólo me alcanza para comer. Yo no vivo de prestada, porque tengo mi casa. El ayuntamiento me sacó de ella con el compromiso de arreglarla. Y en todos estos años no ha hecho nada, sino dejarme en la miseria... Pero antes de quedarme a dormir en la calle, PREFIERO VOLVER A MI CASA, AUNQUE SE ME CAIGA ENCIMA".

Alfonso Spinola 26

- "Desidia total"

El actual edil de Barrios aseguró recientemente sentir "mucha rabia y mucho dolor contenido" porque "no se han cumplido las promesas y el uso que se debería a los fondos para financiar las áreas de rehabilitación y renovación urbanas, (ARUS) de los barrios de Valterra y Titerroy”; acusando a los anteriores grupos de gobierno capitalinos de "desidia total".

Es más, recalca que "desde su inicio hasta su caducidad no se ha realizado por parte de los anteriores grupos de gobierno, CC y PSOE, ningún tipo de actuación correspondiente al convenio del 2011". Admitiendo que "está claro que el principal del dinero concedido habrá que devolverlo, pero la parte de los intereses la vamos a luchar, pues se ha trabajado y negociado en este tema hasta lo indecible".

Mientras tanto, el presidente de la Asociación de Vecinos de Titerroy, Ismael Montero, se desplazó el pasado mes de junio al Parlamento Canario, donde se reunió con el portavoz y coordinador de NC, Luis Campos. Allí le propuso "un peritaje a las 5 viviendas que se encuentran desalojadas, y que se destine una subvención para que los vecinos puedan reformar sus viviendas y así regresar a ellas, de las que fueron desalojados hace 12 años". Insistiendo en que aunque el Ayuntamiento "es responsable de que 12 años después continúen desalojados los vecinos", el Gobierno canario tampoco "ha supervisado ninguno de los convenios firmados".

Lo cierto es que al final, el Consistorio capitalino tendrá que devolver los fondos recibidos en su día para financiar los ARU (Áreas de Rehabilitación y Renovación Urbana) destinados a remozar viviendas de los barrios de Valterra y Titerroy: 3.609.108,49 euros, más los correspondientes intereses. Al respecto, Eduardo Placeres asegura que "el anterior gobierno municipal olvidó solicitar la prórroga de los convenios firmados, obviando un compromiso que ahora pagaremos todos".

Ante esas declaraciones, Ismael Montero aconseja que acuda ”a los juzgados y ponga en conocimiento los errores graves cometidos por esa administración".

CONTUNUARÁ