14:00 h. martes, 16 de agosto de 2022

Tras haberse levantado la restricción establecida por la Dirección del Área de Salud de Lanzarote

Los vecinos de Nazaret y Las Cabreras, ya pueden hacer uso del agua potable con "total normalidad"

laverdaddelanzarote.opennemas.com  |  01 de octubre de 2015 (15:52 h.)
Oficina de Canal Gestión en Teguise

 Canal Gestión Lanzarote y el Consorcio del Agua ponen en conocimiento de la población en general, y concretamente de los residentes en Nazaret y Las Cabreras, que tras haber presentado a primera de esta mañana el informe preceptivo en el que se recoge las analíticas realizadas por la empresa respecto al agua distribuida en estas localidades, y el resultado de las investigaciones, así como la especificación de las medidas exclusivamente preventivas llevadas a cabo tras la restricción del uso del agua de consumo ordenada hace dos días por la Dirección del Área de Salud de Lanzarote, esta medida ha quedado sin efecto según la comunicación remitida a esta empresa por parte de la autoridad sanitaria insular vía correo electrónico a las 14:03 de este mediodía.

De esta forma, se confirma el levantamiento de la restricción del uso del agua potable para beber, cocinar e higiene personal, pudiendo los vecinos de Nazaret y Las Cabreras hacer cualquier uso del abastecimiento, con total normalidad como venía sucediendo con anterioridad.

Tanto Canal Gestión Lanzarote como el Consorcio del Agua lamentan, una vez más, las molestias e inconvenientes que pudieran haber sufrido los abonados del servicio tras adoptarse esta medida por parte de la autoridad sanitaria. No obstante, se desea lanzar un mensaje de tranquilidad a los vecinos de Lanzarote pues en ningún momento CGL ha dudado de la potabilidad del suministro diario, ni se ha sentido responsable de este incidente, dado que se realizan análisis y controles constantes del agua de la red por parte de los laboratorios de la empresa y otros externos.

Del mismo modo, se quiere hacer especial hincapié en que no ha habido en ningún momento y en ninguna parte, adopción de medida correctora alguna por parte de la empresa concesionaria, al no haberse tenido constancia nunca de que haya existido ningún tipo de contaminación en la red.