06:47 h. jueves, 24 de junio de 2021

Razones y hechos para una decisión efectiva y real.

LOS VERDES PIDE A MORALES “QUE SE MANDE A MUDAR”.

 |  30 de mayo de 2021 (09:55 h.)
Los Verdes
Ramón Francisco González Hernández, portavoz de los verdes de Canarias

Los Verdes ha pedido hoy la dimisión de Antonio Morales como presidente del Cabildo de Gran Canaria ante la acumulación de procedimientos judiciales y el uso de “comisarios políticos” que apuntan una conducta impropia; tales como el inicio de sendas investigaciones por parte de la Fiscalía y del Tribunal de cuentas, en relación al uso de fondos públicos para promocionar el Proyecto Chira-Soria y critican “espantosa” organización de los eventos culturales del próximo 30 de mayo con artistas que califican “del pesebre”.

Los Verdes consideran que el señor Morales debe asumir sus responsabilidades sin ampararse en las instituciones.

Ramón González, Portavoz de Los Verdes de Gran Canaria hace mención a los mecanismos de poder que Antonio Morales ha venido trazando durante bastantes años, “ no olvidemos que su Alcaldía a perpetuidad le ha dado un asentamiento sin precedentes, que hasta nombra herederos” afirma.

El Portavoz de Los Verdes recuerda que “Llegados a la temeraria situación actual, que pasa desde gravísimos incidentes relacionados con su anterior alcaldía, de distinto tipo, pero en residencia de mayores fue espectacular; su macro/muelle de Arinaga que no sirve para nada, como aquellos famosos aeropuertos en Ciudad Real, Huesca o Castellón.

Considera González que no sería ético que se utilicen los Servicios Jurídicos del Cabildo para defenderse de una presunta prevaricación administrativa por asignar contratos “a dedo” o con concursos de dudosa transparencia a una misma empresa de publicidad”; especifica el portavoz verde, sin prejuicio de grados de culpabilidad por determinar.

El Portavoz de los Verdes afirma tener constancia de que una determinada empresa ha recibido una gran cantidad de contrataciones por parte del Cabildo de Gran Canaria y sus entidades dependientes, tanto concursos públicos, como contratos menores, como contratos negociados sin publicidad, por un importe que supone cerca de CUATRO MILLONES DE EUROS, en pocos años, lo que supondría “un saqueo de las arcas públicas” sin precedente, y es de obligación de cualquier fuerza política que tenga indicios suficientes, ponerlo en manos de la justicia y se proceda a su investigación, y se proceda a las actuaciones a que haya lugar en derecho.

A esta denuncia que estudia la fiscalía se suma la investigación abierta por el Tribunal de Cuentas, que tras la denuncia realizada por la Plataforma Ciudadana Salvar Chira-Soria Barranco de Arguineguín, por el uso de dinero público en el estudio y adecuación de las presas para la construcción de la Central Hidroeléctrica que Red Eléctrica de España pretende instalar en el Barranco de Arguineguín.

Cabe destacar que Morales se ha rodeado de una cohorte de asesores y una especie de “comisarios políticos”, que reparten los fondos públicos en función de la propaganda política y el autobombo, como es el caso de la reciente contratación de un “periodista” para su gabinete de prensa, caracterizado por ser un “caza deslealtades a su presidente” o, la aún espantosa organización de los eventos culturales del próximo 30 de mayo con artistas “del pesebre”: porque la vida cultural en Canarias, tiene su determinante en el éxito o no, dependiendo del apoyo de los Cabildo de cada Isla, pero a destacar el de Gran Canaria, que de siempre ha sido así… pero en esta etapa ha sido la guinda “progre” del “conmigo o contra mí”.

Considera Los Verdes una vergüenza que sea una plataforma ciudadana quien tenga que “levantar las alfombras” en la que también pastan formaciones teóricamente progresistas como Podemos o el PSOE que han sido “colaboradores necesarios”. Verdaderos y temibles cómplices de lo que ocurre en el Cabildo de Gran Canaria y su apuesta cuasi siniestra en el Gobierno de Canarias, cuyas actuaciones han situado a los minoritarios “Socialistas Gomeros”, en los más avanzados y progresistas, de un gobiernos tanto insular como autonómico, que ha venido a “terminar de rematar las obras iniciadas por los predecesores estandartes de la dependiente burguesía Canaria, de gobiernos de las corporaciones más conservadoras, les pasaron el testigo para este jaque mate”. Y así van perdiendo hasta en sus propias filas lo poco que ya les quedaba de honestidad, compromiso y transparencia. Quedan en organizaciones de cargos públicos.

Para González “Mandarse a mudar sería lo propio”, pero no esperamos menos de estos señores que van a seguir a “cuerpo de rey”, amparados en los “campos arados” durante perpetuos mandatos, y que ahora no se quieren ir: a la espera de sus cosechas. En el fondo creen que el poder les pertenece y sueñan en sus “puertas giratorias”.

Ramón González