Imprimir

El Juzgado ordena el sobreseimiento provisional del Caso IVECO

laverdaddelanzarote.opennemas.com | 10 de septiembre de 2019

fachada edificio IVECO calle Palacio Valdes 001
El titular del Juzgado de Instrucción nº 3 de Arrecife, José Luis Ruiz Martínez, ha ordenado el sobreseimiento provisional del Caso IVECO, alegando que "no parece justificada la perpetración del delito que ha dado motivo a la formación de la causa". Desestimando con ello la denuncia presentada por la Fiscalía (desde 2014) y los informes realizados por la Policía Local capitalina y los dictámenes de los técnicos municipales y del propio Cabido, así como las resoluciones sancionadoras del Pleno del ayuntamiento...

La historia de este culebrón comenzó  cuando la empresa Juan Antonio Rivera S.L. (IVECO) presentó en el Ayuntamiento de Arrecife un proyecto de obra para "construir 2 plantas, 13 viviendas y 14 plazas de aparcamientos, en una superficie de 2.758,30 m2, siendo el numero de ocupantes 55". Este Permiso estaba condicionado a la obtención de otra Licencia de Aparcamientos (comisión de Gobierno Local del Ayto. de Arrecife de fecha 03 de Junio de 2002), en un solar de 11.563 m2 sito en las calles Polca y Palacio Valdés (barrio de Argana Alta).

Sin embargo, en septiembre de 2006, la citada empresa presentó la solicitud de una licencia de apertura (Decreto de fecha 22-11-2006) para una "actividad de Taller de reparación de vehículos automóviles y bicicletas, con domicilio en la c/ Isa esquina Claudio Toledo Cabrera". Tal y como denunció entonces el expresidente de la AAVV de Argana Alta, Andrés Medina, "la empresa pide una licencia de taller para reparaciones de vehículos, pero no la solicita para lo que realmente tiene el proyecto de obra, que es la licencia de plazas de aparcamientos, utilizando toda la superficie construida para luego solicitar una licencia de talleres, incumpliendo las normas urbanísticas".

- No reunía condiciones para acceder a la Licencia

Con fecha 05 de Febrero de 2007,  el técnico Municipal Domingo M. Quintana López, firmó un informe estimando que las instalaciones proyectadas "no reúnen las condiciones para acceder a la licencia solicitada". O sea, DESFAVORABLE por la Unidad de actuación cinco.

El 9 de julio de 2007, la Secretaria accidental del Ayuntamiento de Arrecife envió un escrito a la Oficina Técnica Municipal, informando que la Junta de Gobierno Local del ayuntamiento, en sesión celebrada el 21 de febrero, entre otros adoptó el siguiente acuerdo: “Asimismo la Junta de Gobierno Local acuerda por unanimidad de todos los asistentes dejar sobre la mesa la actividad de 'licencia de actividades clasificadas', promovida por Juan Antonio Rivera S.L. En local con emplazamiento en la C/ Palacio Valdés esquina con c/ Claudio Toledo Cabrera". Dos días después, la Secretaria acctal envió un escrito a la citada empresa comunicándole el mismo contenido.

El 19 de enero de 2009 (con registro de salida nº 96), el Cabildo Insular de Lanzarote envió un Escrito de Resolución,  considerando el Acuerdo de la Junta de Gobierno Local (del 21 de febrero de 2007). Procediendo al Archivo del Expediente: "Punto 1º- no procede calificar la actividad por las causas en los antecedentes de este resolución, procediendo al archivo de las actuaciones. Punto 2º- Notificar la presente Resolución al Ayuntamiento de Arrecife a los efectos previsto en la Ley.

- Orden de clausura de la actividad

Tal y como señaló Andrés Medina, "después de tantas denuncias en el Ayuntamiento de Arrecife, escritos dirigidos a los Alcaldes y concejales que han estado gobernando desde los años 2009 hasta 2012, a los técnicos municipales  del Ayuntamiento de Arrecife... incluso a los concejales de los distintos grupos de la oposición que no gobernaban en el Ayuntamiento de Arrecife; ninguno de ellos tomó las medidas oportunas y  no presentaron mociones en los plenos". Hasta que el 26 de  septiembre de 2012, la Concejala Delegada María Teresa Lorenzo Rodriguez y la Secretaria Acctal, firmaron un decreto del Negociado de Aperturas (licencia de actividad clasificada); dicha  Resolución deja bien claro que  "finalizada la instrucción del expediente de licencia de actividad solicitada por Juan Antonio Rivera S.L., con emplazamiento en Palacio Valdes esquina Claudio Toledo Cabrera, para una actividad de REPARACION DE AUTOMOVILES Y BICICLETAS, y que visto el informe técnico NEGATIVO, emitido por la técnico Municipal Dona Lidia Sánchez Súarez, con fecha 21 de Septiembre de 2012, que transcrito literalmente dice: 'Examinado el expediente 2006003600, toda vez que la actividad está expresamente prohibida por el planeamiento por tratarse de una Unidad de Actuación de uso Residencial, la industria de clase b no es de aplicación por tratarse de viviendas entre medianeras'.

En el punto Segundo del decreto firmado dice ”proceda a la CLAUSURA inmediata de la actividad, en el supuesto que estuviera abierta, con la advertencia de que, en caso de no producirse el cierre del local de forma voluntaria, se efectúe el precinto del mismo por la Policía Local una vez se haya practicado la correspondiente notificación". Y en el punto tercero del decreto firmado, dice ”notificar esta resolución al interesado y a la Policía Local de Arrecife, debiendo transcribirse asimismo al libro de resoluciones correspondiente".

Tal y como denuncia el ex-Presidente de la Asociación de Vecinos de Argana Alta,  "la actividad nunca fue cerrada por la empresa, no cumplió el decreto firmado por la Concejala del Ayuntamiento de Arrecife de fecha 26 de Septiembre de 2012; en las dependencias de la Policía Local, según me comenta el funcionario responsable de recibir los escritos y decretos, no llegó nunca el escrito para el cierre de la actividad. Yo me pregunto que está pasando en esos departamentos, que no hay una coordinación; ¿por qué se le ha permitido a esta empresa durante tantos años la actividad sin licencia de apertura?; esta empresa, ¿ha estado pagando los impuestos por la actividad que viene realizando ilegalmente?;   la oficina de aperturas o de infracciones, ¿ha emitido algún decreto de sanción a la empresa?". Recordando Medina que "otros talleres del Municipio que han estado en iguales condiciones, han sido precintados  y han tenido que pagar multas por las infracciones;  y  han llegado a los plenos dichos decretos de sanción".  "Somos todos iguales ante la ley", sentencia.

- Cierre ilegal de la calle Claudio Toledo

En vista de que en todos esos años no se hizo nada, el 18 de Marzo de 2013, Andrés Medina presentó en el Ayuntamiento de Arrecife (como ex-presidente de la AAVV Montaña Mina de Argana Alta), un escrito dirigido a los Concejales de los departamentos de Urbanismo, Aperturas e Infracciones, Oficina Técnica; y a los Sres. Portavoces de los grupos Políticos del Ayuntamiento de Arrecife. En dicha misiva exponía que "al día de la fecha el Ayuntamiento de Arrecife y sus diferentes departamentos no han exigido a la empresa IVECO Juan Antonio Rivera S.L., sito en la calle Palacio Valdez esquina con Claudio Toledo Cabrera, el cumplimiento de las diferentes denuncias hechas por la AAVV, incumpliendo las normas urbanísticas de las obras solicitadas en los proyectos". En el mismo escrito solicitó varios puntos como: "1º- Apertura de la calle Claudio Toledo Cabrera cerrada desde el día siguiente a la inaguracion de los talleres en el año 2006, y habiendo un expediente de infracciones como que es vía publica firmado por los técnicos Municipales. 2º- Que el muro construido en la calle Polca cumpla las normativas de retranqueo, igual que el de la calle Palacio Valdés, que la técnico decía en un informe que era correcto , en el mes de Marzo de 2012, la empresa no le quedo otro remedio que tirarlo y corregir en retranqueo de la calle, ¿el Ayuntamiento le ha cobrado a esta empresa el espacio de la acera que ha estado utilizando sin tener derecho alguno? 3º- El cierre de los talleres existentes entre las calles Palacio Valdés y la calle Polca, debido a que están realizando la actividad sin licencia de apertura...".

- ¿Vado ilegal?

Tal y como señaló en su momento Medina, "la empresa no ha tenido nunca en la fachada del edificio las placas identificadoras de licencia de taller, ni los códigos de industria acreditando su autorización, exigidos por los organismos oficiales". Peor aún, "la empresa por su cuenta marcó con pintura amarilla, como que tenía un vado permanente en la entradas de los talleres; tampoco tenía placas de autorización de vado permanente del Ayuntamiento". Motivos por los que se pregunta "si esta empresa tiene un 'supuesto'  trato de favor por parte de alguien del Ayuntamiento, ya que no cumple las normas como cualquier otro hijo de vecino, ni se le exige que pague los impuestos de vado".

Fue el 19 de Marzo de 2013, cuando la empresa IVECO Juan Antonio Rivera S.L. solicitó de nuevo 2 licencias de aperturas: "1ª- Actividad de establecimiento comercial de exposición y ventas de vehículos automóviles, superficie en metros 914,35, emplazamiento calle Isa esquina Palacio Valdes nº 13. 2ª- Actividad inocua y declaración responsable (actividad taller de electricidad-electrónica y mecánica. Mantenimiento y reparación de vehículos de motor. Superficie en metros 98,54, emplazamiento calle Isa esquina Palacio Valdes nº 13".

A todo ello, Medina denunció que "la empresa Juan Antonio Rivera S.L., no ha dejado de realizar la actividad de los talleres en ningún momento desde el cierre por decreto de la Concejala del Ayuntamiento de Arrecife, de fecha 26 de Septiembre de 2012. Aunque hayan pedido nuevas licencias en el mes de Marzo de 2013, las instalaciones siguieron realizando la actividad y nadie por parte del Ayuntamiento las prohibió". Dejando bien claro que "los mismos técnicos que hicieron los informes negativos de la licencia del año 2007, y del cierre de los talleres en el mes de Septiembre de 2012, dan ahora cono favorables las nuevas licencias solicitadas en el mes de Marzo de 2013".

Andrés Medina no tuvo pelos en la lengua al asegurar que "los técnicos responsables de hacer los informes, no han tenido en cuenta que la empresa de Juan Antonio Rivera S.L., LES  HA METIDO UN GOL. TANTO EN EL AÑO 2007 AL PEDIR LA LICENCIA Y NO SER CONCEDIDA.  LUEGO SEGÚN DECRETO FIRMADO POR LA CONCEJALA SRA MARIA TERESA RODRIGUEZ DE FECHA 20 DE SEPTIEMBRE DE 2012, LAS INSTALACIONES SE TENIAN QUE CERRAR Y EL EXP. TAMBIEN. AHORA VUELVEN A PEDIR NUEVAS LICENCIAS CON FECHA 19 DE MARZO DE 2013, Y SON APROBADAS CON FECHAS 11 DE JULIO Y 30 DE AGOSTO DE 2013, Y LOS TÉCNICOS NI SE HAN PREOCUPADO DE COMPROBAR QUE EL PROYECTO TIENE 13 VIVIENDAS, Y OBLIGATORIAMENTE TIENEN QUE TENER PLAZAS DE APARCAMIENTOS".

Añadiendo que  "en las solicitudes de las licencias, han cambiado las direcciones, y los técnicos firmaron sin fijarse en los errores: en 2006, la empresa solicitó en la Calle Palacio Valdés esquina Claudio Toledo Cabrera, ya que existe una calle, según informe de los técnicos del Ayuntamiento, y expediente de infracción por utilizar la vía publica. Y ahora en el año 2013, solicitan calle Isa esquina Palacio Valdes nº 13. Cambian las direcciones para la misma licencia".

- Inspección de la Policía Local

Por ello, el 30 de Septiembre de 2013, Andrés Medina presentó denuncia en la Policía Local de Arrecife, reseñando que "actualmente la empresa Juan Antonio Rivera S.L. sigue haciendo uso de todos los módulos de taller para la reparación de vehículos pesados, incumpliendo las condiciones de licencia de 100 metros cuadrados para la reparación de vehículos de 6 toneladas , licencia solicitada y aprobada por la técnica Municipal  del Ayuntamiento de Arrecife Sra. Lidia Sánchez  Súarez con fecha 03.05.2013, y el técnico Municipal Sr. Domingo M. Quintana Lopez de fecha 24-04-13. Decreto de autorización de actividad inocua(resolucion) de fecha 11 de Julio de 2013".

Como resultado, según las Diligencias practicadas por la Policía Local de Arrecife, "en horas de la mañana del día de la fecha, el que suscribe realiza inspección ocular y reportaje fotográfico, de las naves de la empresa iveco, ubicadas en la confluencia de la calle Palacio Valdes y Claudio Toledo Cabrera, resultando que el recinto de las naves destinadas a taller de la empresa se encuentran amuralladas con entradas desprovistas de vados y en su interior se observan vehículos pesados en reparación".

Sin embargo, tal y como denunció Andrés Medina, "al día de la fecha la empresa sigue sin cumplir con la licencia solicitada, para la reparación de vehículos de hasta 6 toneladas; sigue utilizando el total de las instalaciones 98,54 m2 y 914,35 m2= total 1012,89 m2 para la actividad incluyendo el llano del solar para otras reparaciones de grúas de mayor tonelada".

- Infracción muy grave

El 6 de abril de 2014,  un agente de la Policía Local de Arrecife realizó una inspección en las dependencias de la empresa IVECO. Dicha actuación fue llevada a cabo tras la denuncia interpuesta por Andrés Medina, "con el fin de determinar si la citada razón social está haciendo uso de diferentes módulos para la actividad de talleres de reparaciones", así como  "los módulos que se estarían utilizando como exposición de venta de vehículos".

En esta inspección, "se observa cómo los módulos existentes en la actividad mencionada y en su totalidad", "están siendo utilizados para reparaciones de distintos vehículos al igual que el uso de un solar colindante donde se efectúan reparaciones de vehículos pesados". Motivo por el cual, 4 días después (10 de abril) se inició el Expediente Sancionador "por Infracción Muy Grave", de conformidad con el artículo 62.2 de la Ley 7/2011 (de Actividades Clasificadas). Es decir, que podría ser sancionada con "una multa de 15.001 a 30.000 euros".

- Taller ilegal

El 28 de abril se realiza una nueva Inspección: en esta ocasión se personó el Instructor del expediente (Jaime Abdul Martín), acompañado por el funcionario Secretario (Javier Negrín) y un funcionario de la Oficina Técnica (Lalo Rijo). En presencia de 2 trabajadoras de la empresa, observaron "los módulos que se encuentranen el interior del recinto así como en el exterior del mismo", haciendo constar que "el único módulo autorizado para taller es el módulo número 5".

Los funcionarios realizaron un total de 20 fotografías. Y en el Informe de Instrucción elaborado ese mismo día, se dejó constancia de que "en los módulos 7 y 8 se observan una serie de vehículos usados y vehículos nuevos. También se observan piezas de motores y de otras maquinarias apiladas en palés en el suelo... En el módulo nº 6 se observa que tienen instalado en el suelo aparatos para las revisiones de los tacógrafos (según nos comentan las interesadas). También tienen instalado un pequeño taller anexo con todo tipo de herramientas fijas y móviles, con motores desarmados, fluidos y aceites". Haciendo hincapie en que en el módulo nº 5, "que es el único autorizado para taller, sorprendentemente es el único en el que menos herramientas y aparatos relacionados con la actividad de taller encontramos".

- Gran cantidad de chatarra acumulada en contenedores

En el módulo más grande, correspondiente a los números 1, 2, 3 y 4, "y que debería dedicarse a exposición y venta de vehículos", encontraron "un vehículo cuatro por cuatro que se encuentra elevado y al cual le falta una rueda, con el capó abierto y con piezas del vehículo en el suelo. Claramente estaba siendo reparado". Observando también "tres elevadores para reparar vehículos y bastantes depósitos de aceites y otros fluidos líquidos, así como una ambulancia con el capó abierto y que también estaba siendo reparada. En todo este módulo se encuentran mesas con diversas y múltiples herramientas y varios dispensadores de aceite colgados de la pared. Claramente es la parte donde se realizan más reparaciones, a pesar de la negativa constante de las interesadas".

En el exterior del recinto, los funcionarios municipales descubrieron "gran cantidad de chatarra acumulada en contenedores así como residuos de gomas, madera y chatarra separados y acumulados en diversos contenedores. También se observan vehículos pesados abandonados, casi convertidos en chatarra a los cuales les faltan todo tipo de piezas e incluso una guagua quemada". 

La Conclusión del Expediente fue que "en todo el recinto se desarrolla la actividad de taller. Es más, se ha comprobado en varias ocasiones que la puerta de entrada se encuentra siempre cerrada, por lo que se evidencia que no se trata de un recinto al que libremente puedan acceder clientes desde el exterior para la supuesta exposición y venta de vehículos, realizándose en todo el perímetro interior actividades relacionadas con taller y mecánica".

El  12 de mayo, el representante de la empresa remitió al consistorio un escueto escrito, en el que sin responder a ninguno de los argumentos del Expediente de Infracción, tan sólo se limitó a "informar" de los números de proyectos y expedientes de apertura de los "módulos de exposición y venta, y de taller". Matizando que en el Área Descubierta "en ningún momento se realizan reparaciones" de vehículos.

- La Fiscalía abre diligencias

La Fiscalía Provincial  de las Palmas abrió las Diligencias (0013/2014) contra el Teniente de Alcalde de Arrecife, José Montelongo Espinosa; así como contra los técnicos municipales, Lidia Sánchez Suárez, Domingo Quintana López e Isabel Celis Ramírez. Estas decisión fue tomada tras las denuncias que el  partido político VECINOS UNIDOS presentó en la Fiscalía de Arrecife (el 4 de febrero) y en Anticorrupción (23 de julio), conjuntamente con la Confederación Vecinal COVEINCA, por la presunta "apatía interesada" por parte de responsables del consistorio, en aplicar la Ley con la empresa Juan Antonio Rivera SL.

Exactamente (y casualmente), dos días después de esta comunicación, el 12 de septiembre, el consistorio presentó un Escrito en el Juzgado de Guardia, informando de "un presunto Delito de Desobediencia a la Autoridad", toda vez que la empresa citada anteriormente, continuaba con sus módulos abiertos, pese a la Orden de Precinto dictada en el pleno municipal celebrado el pasado 28 de junio.

- Informe Policial

Tal y como consta en el Informe Policial 3029/12, "siendo las 12,20 horas (del 5 de septiembre), se procede a informar que la empresa IVECO-JUAN ANTONIO RIVERA SL en ausencia del propietario, Ana Vanesa Acosta Espino... siguiendo instrucciones por el Concejal de Infracciones José Montelongo Espinosa, de la ORDEN DE PRECINTO de los módulos 1, 2, 3, 4, 6, 7 y 8 de la calle Palacio Valdés nº 3... A todo esto, responde, que siguiendo instrucciones del dueño, en su ausencia NO puede permitir el acceso a la propiedad, por lo que se le informa que se procederá a informar de lo acontecido, así como que no se ha podido llevar a cabo el Precinto ordenado".

Como dato importante, resalta el Informe que "a la llegada de los actuantes, las naves 1, 6 y 7 se encontraban abiertas, pero que a la retirada de éstos sólo estaban la 5 y la 6". Es decir, que ni se ha podido efectuar el precinto de la actividad, ni los módulos ilegales han dejado de realizar su "actividad".

- El Ayuntamiento "reacciona" tras 3 meses de "apatía"

En el Pleno del 28 de junio de 2014, se acordó "sancionar a la empresa Juan Antonio Rivera SL, por la comisión de una infracción administrativa muy grave... con una multa de 15.001 euros, y CON LA SUSPENSIÓN TEMPORAL DE LA ACTIVIDAD POR EL PLAZO DE UN MES", así como el "PRECINTO POR LA POLICÍA LOCAL DE ARRECIFE DE LOS MÓDULOS DONDE REALIZA TALLER SIN AUTORIZACIÓN (1, 2, 3, 4, 6, 7 Y 8)".

¡Pero es que era la cuarta propuesta de sanción por parte del ayuntamiento, ¡en 2 años!. Las anteriores jamás de supo (oficialmente). En cuanto a ésta, la empresa presentó en el Juzgado un aval por 15.000 euros, alegando que "estaba en crisis".

El Juzgado de lo Contencioso-Administrativo nº 5 de Las Palmas decretó que la empresa Juan Antonio Rivera SL presentase "Caución suficiente" por importe de 15.001 euros, que debía haber pagado al Ayuntamiento de Arrecife en concepto de una sanción impuesta por la comisión de una INFRACCIÓN ADMINISTRATIVA MUY GRAVE. La citada empresa había recurrido la multa, asegurando que "el pago de dicha cantidad le ocasionaría PERJUICIOS DE DIFÍCIL O IMPOSIBLE REPARACIÓN".

A partir de ese momento, se sucedieron las denuncias de presuntas irregularidades (muchas), mientras que el inicio del juicio se fue eternizando: durante 3 años se fue aplazando constantemente; en 2016 fue "borrado" de la lista de imputados el entonces ex-alcalde de Arrecife; a la formación VECINOS UNIDOS, en su calidad de Acusación particular, la citaban continuamente, para luego suspenderse el trámite una y otra vez...

Finalmente el 10 de abril de 2017 se inició la vista, tomándose declaración a los 3 técnicos municipales acusados de un presunto delito de Prevaricación Urbanística. Y luego, inexplicablemente durante otros 2 años y medio el caso quedó "en el limbo", hasta la publicación de esta "sorprendente" sentencia...

 

fotos varias instalaciones iveco y calle Polca 027

Puede ver este artículo en la siguitente dirección http://www.laverdaddelanzarote.com/articulo/sociedad/iveco/20190908231142019813.html

la verdad de lanzarote
© 2019 la verdad de lanzarote

 

 

 

 

 


     
Desarrollado por Openhost con:      
OpenNeMaS CMS OpenHost S.L. Opennemas CMS