14:51 h. miércoles, 07 de diciembre de 2022

El excremento del Diablo intenta afianzar su desafuero

| 28 de noviembre de 2012

EL TRANSISTOR DEL FACEBOOK Está visto que una protesta bien organizada se aproxima a las pretensiones que la producen. A mí me parece que, en todo caso, el efecto es superior a una huelga general.

EL TRANSISTOR DEL FACEBOOK

Está visto que una protesta bien organizada se aproxima a las pretensiones que la producen. A mí me parece que, en todo caso, el efecto es superior a una huelga general. Se explica claramente, el obrero huelguista tiene que pagar su reivindicación con su sueldo; aunque parezca mentira, la constitución Española de la que se presume que es igual para todos, estipula que todo huelguista debe pagar con su jornal ese día de protesta. Mientras que al que va a la manifestación no le cuesta dinero y consigue muchas veces sus pretensiones. Este resultado comparativo, que no admite dudas, lo hemos visto recientemente, y los efectos de la protesta canaria por las extracciones petrolíferas nos muestran hasta qué punto manifestaciones bien organizadas dan buen resultado o, por lo menos hacen pensar y dudar al defraudador.

 

La petrolera  que activa frente a Canarias las prospecciones petrolíferas, Cairn Energy, las cuales están en su fase inicial, está dándose prisa en apaciguar los ánimos que actúan en su contra, dando las máximas garantías de seguridad a los canarios, insistiendo en ello, sobre todo ante los canarios, que es el territorio que se siente más perjudicado y que por lo tanto eleva al máximo las protestas. Hasta ahora, salvo dos o tres empleados de Repsol entre los que destaca el español Soria, era solamente una minoría la que favorecía rotundamente los beneficios que, dicen ellos, aportarían a Canarias un buen resultado de las prospecciones; y hace unos días salió otro, el Presidente del Cabildo Bravo de Laguna aplicando a su deseo la teología del jesuita: “Sería una bendición del cielo para Canarias el hallazgo de petróleo”. Hasta ahora parecía haber en Canarias una unidad total en la lucha contra el excremento del diablo, salvo los retros conocidos; incluso el presidente Rivero parecía mostrarse fuerte en la negativa, pero como este presidente está más para asombrar con sus actuaciones que otra cosa, nos hace dudar. Si siempre hemos tenido desconfianza en la gestión que está realizando al frente del Ejecutivo, considerándolo más que nada un presidente pajarito clamando por el amor fraterno entre los hombres, ahora no sólo nos confirma esta idea, sino que la avala con una reunión que tuvo con Abdelaziz Rabbah, ministro de Transporte marroquí, en una visita que éste hizo a Canarias para participar en el Salón Atlántico de Logística y Transportes (SALT). No sabemos de su parte qué se trató en esa reunión, pero nos extraña que el gobierno marroquí haya autorizado prospecciones petrolíferas y de gas en zona cercana a Canarias, y que esté abierto a la participación de capitalistas canarios, facilitando de esta manera los proyectos energéticos que reluzcan.

 

Esta disposición marroquí da a entender que ha habido algo de acuerdo entre el presidente pajarito canario y el ministro marroquí; lo que nos queda  duda es de que si con su pío, pío característico Rivero haya cedido. De no ser así, que salga con voz pública a decir que eso no ha ocurrido. Hay quienes piensan que lo acaecido en esta reunión es producto de otra que tuvo Rivero en su visita a Rabat no hace mucho. Dice José S. Mujica:”El  SAT estuvo a punto de suspenderse por falta de financiación y de estímulos empresariales, pero el Gobierno insistió en su celebración para vestir la proclamación institucional de Marruecos a los cuatro vientos”. Mujica y el que suscribe están completamente de acuerdo, y yo abundo pensando que si esto se verifica, nuestro Presidente está realizando una abierta traición al pueblo canario. Traición sin paliativo alguno.

La maniobra petrolífera se viene persiguiendo y presumiéndose sus consecuencias, sólo con que haya efectos conocidos de los vientos alisios, los excrementos del diablo dominarían con su poder la avalancha negra que se aproximaría a las costas canarias, sobre todo de Lanzarote y Fuerteventura, sin temor a error; y entonces, de esta manera,  cuando surjan sus consecuencias irremediables nos daremos cuenta de las razones que hemos tenido los canarios de buena fe y amantes de nuestra Patria Canaria, poniendo por delante su continua protesta contra los miserables intereses de estos elementos familiares del sistema bancario que tanto daño han causado al Archipiélago Canario.

 

Otros autores
Facebook