00:42 h. domingo, 03 de julio de 2022

La cocina de Carlos Espino...

| 26 de junio de 2013

Contratos de Carlos Espino en los Centros Turísticos

¡Han pasado ya más de 3 años...! Y todavía no se sabe aún (oficialmente), en qué va a quedar la famosa (y eternizada) querella que se presentara contra el otrora "amo y señor" (hoy mero enchufado en el llamado Gobierno canario), Carlos Espino.

¡Han pasado ya más de 3 años...! Y todavía no se sabe aún (oficialmente), en qué va a quedar la famosa (y eternizada) querella que se presentara contra el otrora "amo y señor" (hoy mero enchufado en el llamado Gobierno canario), Carlos Espino. ¡No! Parece como si la misma estuviese perdida (y olvidada) en el limbo judicial.

Fue allá por mayo de 2010, cuando el Juzgado nº 1 de Arrecife admitió a trámite la querella contra el que había sido "súper" Consejero de los Centros Turísticos del Cabildo, precisamente por su "sospechosa gestión al frente de ellos", en el periodo comprendido entre junio de 2007 y octubre de 2009. Y desde entonces, todo ha sido un constante jugar "al gato y al ratón", con citaciones anuladas, recursos a las imputaciones, y una exagerada pérdida de tiempo; todo ello añadido a los habituales cambios de titulares en los Juzgados.

- La cocina de Los Jameos

El punto fuerte de la citada querella se refería (y refiere) a la formalización de un contrato, el 26 de diciembre de 2007, entre el citado Carlos Espino, "en representación de los Centros Turísticos", y el empresario socialista Antonio González Medina (Administrador Único de Climafrical), "por importe de 224.450 euros, por el suministro de más de 40 unidades de equipamiento para la cocina de Los Jameos del Agua". Y es que, siempre según la denuncia, "no se realizó ningún pliego de contratación, no se publicó en boletines oficiales, no fue un concurso abierto, no se adjudicó a la oferta más barata, se acabó pagando más del doble de lo acordado, se acabó pagando a precios muy superiores a los de mercado y se pagó por suministros no realizados".

Recapitulando, se hizo un contrato presuntamente "irregular", por una cuantía de 224.454 euros; pero luego aparece una factura por "diferencia de material", valorada en 269.345 euros. Más aún, se desprende de las 4 facturas aportadas a la querella, que "por las reformas se abonaron al contratista un total de 377.552 euros". Añadiéndose finalmente que "por la realización de la obra de la cocina de Los Jameos del Agua y por el equipamiento de la misma", Climafrical facturó la cantidad de 733.873 euros... ¡Ni que fuera de oro!

- Cárnicas Chacón

En la misma querella se recuerda que durante la reseñada etapa, la Presidenta del Cabildo era la socialista Manuela Armas, una de las accionistas de la firma familiar "Cárnicas y Embutidos Chacón". Y que "casualmente" en ese periodo de tiempo, el Administrador de la citada empresa, Tomás Armas Rodríguez (hermano de la entonces presidenta), facturó 154.000 euros (en 2008) y otros 95.000 euros (en 2009), a los Centros Turísticos...

Todo el resto de la demanda en sus 30 folios, se refiere a "algunos contratos lesivos para el interés de la isla", con particulares o empresas. Con un especial recordatorio a la polémica Pagina Web que montó el propio Espino, a un escandaloso precio de ¡50.000 euros...! Y mientras tanto, los Centros de Arte, Cultura y Turismo se encuentran en la actualidad "haciendo agua" por todos los costados, con la amenaza de privatización pendiendo sobre ellos cual espada de Damocles. Y con la enorme deuda que mantienen con los Ayuntamientos de Haría, Yaiza y Tinajo.

Por todo lo cual, la permanencia de la querella contra Carlos Espino (y varios empresarios) en el limbo judicial, hace un daño mucho mayor a la confianza del ciudadano en una institución que ha adquirido el mayor grado de politización de su historia...

 

Otros autores
Facebook