22:02 h. jueves, 21 de octubre de 2021

La Hacienda Canaria

| 01 de abril de 2013

Hace apenas unos días, desde el propio Gobierno de España nos llegaban los reveladores datos: la Comunidad Canaria había aportado a la Caja Única de la Seguridad Social, la importante cantidad de 3.525 millones de euros; lo que la convertía en una de las 3 comunidades con superávilt dentro del llamado Estado Español. Sin embargo, la cantidad que percibe el Archipiélago en concepto del pago de pensiones, es de sólo 3.

Hace apenas unos días, desde el propio Gobierno de España nos llegaban los reveladores datos: la Comunidad Canaria había aportado a la Caja Única de la Seguridad Social, la importante cantidad de 3.525 millones de euros; lo que la convertía en una de las 3 comunidades con superávilt dentro del llamado Estado Español. Sin embargo, la cantidad que percibe el Archipiélago en concepto del pago de pensiones, es de sólo 3.060 millones de euros (teniendo en cuante que los pensionistas canarios reciben una media de 782 euros). Es decir, que acabamos ¡perdiendo 465 millones de euros!

Otro dato económico a tener en cuenta, es que la Hacienda Española recaudaba anualmente de Canarias, "entre 4.000 y 5.000 millones de euros", dinero que según alegaban desde el "Gobierno Central", iba destinado (igual que el remanente de la Seguridad Social), hacia "las comunidades menos favorecidas". Todo ello en un Archipiélago que (siempre según datos del mismo Gobierno de España), tiene un Producto Interior Bruto (PIB) de 41.733 millones de euros; y una Renta per capita de 19.806 euros (en 2011).

 Pero todo ello es poco para la Hacienda Española: así en los actuales Presupuestos Generales, Canarias ha pasado a perder un 5,98% de lo que le correspondía, hasta situarse en los 269,54 millones de euros; y en el Sistema de Financiación, la media que reciben las comunidades autónomas del Estado español es siempre superior a las cantidades destinadas al Archiìélago. Todo lo cual ha obligado al Ejecutivo Canario a doblar la cerviz y solicitar un "rescate"  de 756,8 millones de euros al Fondo de Liquidez Autonómica.

 Catalunya, ante las injusticias fiscales del gobierno popular de Rajoy, alzó la voz pidiendo un Pacto Fiscal. Y tras la negativa ha dado un paso adelante, hablando abiertamente de autodeterminación y la creación de un Estado Independiente... Canarias, por su parte, ha actuado con una timidez que roza la sumisión, remitiendo una carta al Rey de los españoles en la que alaba "las excelencias de un Estado Federal", y luego "lamentándose" con los Presidentes de las Regiones Ultraperiféricas... El resto ha sido una "llantina" ante los medios de comunicación, en la que proclaman abiertamente su "españolidad", alegando no entender por qué "la toman con Canarias".

 ¡Ya esá bien de medias tintas! ¿Por qué el Presidente de la Comunidad Autónoma, no reclama la creación de la ansiada Hacienda Canaria? ¿Por qué Paulino Rivero no da el obligado paso adelante, y exige que se nos cedan los legítimos derechos que durante siglos se nos han negado (quizá porque ningun gobernante canario los ha pedido hasta ahora)? ¿Por qué no recuerda a los gobernantes de Madrid, que Canarias es diferente, y no precisamente por sus playas, sino por el hecho de haber sido conquistada por las armas a sangre y fuego, lo cual nos da unos mayores Derechos Históricos que Euskadi y Catalunya a elegir lo que queramos ser?

 Lo de la Hacienda Canaria, a muchos les sonará a utopía. Pero es que muy pocos saben que dentro del llamado Estado Español, los Territorios Históricos del País Vasco y de la Comunidad Foral de Navarra, tienen "potestad para mantener, establecer y regular sus regímenes tributarios". Es decir, que la exaccción, gestión, liquidación, recaudación e inspección de la mayoría de los impuestos estatales, corresponde a cada uno de los impuestos de los 3 Territorios del País Vasco y a la Comunidad Foral de Navarra. La recaudación de esos impuestos queda en los citados territorios, contribuyendo luego a la financiación del Estado Español con unas cantidades denominadas "cupos" o "aportaciones".

 Como reseñé antes, ¡ya está bien de medias tintas! ¡Ya está bien de demonizar a Artur Mas, e incluso a Urkullu! Cada uno sabe muy bien lo que ocurre dentro de su Comunidad Autónoma. Y Paulino Rivero sabe muy bien lo que ocurre en Canarias... ¡Ya está bien de lamentos ante los medios! Ahora es el momento de hablar alto y claro.

Es hora de hablar de la Hacienda Canaria, sí. Pero también es el momento de reclamar una Seguridad Social Canaria (nos dieron una Sanidad ruinosa, sin el dinero dimanante de los asegurados a la misma). El control de nuestros aeropuertos (que ha enriquecido sobremanera a AENA y los politicos que viven de ella). El control de nuestro Sector Turístico: la mayor parte de los centros hoteleros tienen propietarios foráneos, que emplean a trabajadores mayormente foráneos, y que pagan los impuestos fuera de las islas; y para colmo, la táctica del "todo incluido" deja el 80% de los beneficios en los países de origen de los turistas... El control real de nuestras aguas, y no aquella tomadura de pelo (que Paulino vendió como "gran logro") que Zapatero le hizo al Presidente canario con los límites ribereños. Y por supuesto, el control de nuestros recursos, que hasta este momento son de todos menos de los canarios...

Pero nos tememos que Paulino Rivero no tiene en su diccionario el significado de la palabra "un paso adelante". Todo lo más, seguirá jugando a la gallinita ciega, hasta que se de (o le den) un buen coscorrón...

 AURELIANO MONTERO GONZÁLEZ

Otros autores
Facebook