20:20 h. miércoles, 18 de mayo de 2022

La televisión y las cotorras parlanchinas

| 20 de octubre de 2012

Tras la pérdida de nuestra lengua, el tamazight, nuestro pueblo se ve obligado a adoptar la nueva lengua impuesta por la fuerza tanto por las autoridades coloniales como por la Iglesia bajo fuertes castigos que podían traducirse incluso en el corte de la lengua. El canario adopta de esta forma muchas palabras tanto del portugués como guanchismos que incorporan a la nueva lengua adoptada, el castellano.

Tras la pérdida de nuestra lengua, el tamazight, nuestro pueblo se ve obligado a adoptar la nueva lengua impuesta por la fuerza tanto por las autoridades coloniales como por la Iglesia bajo fuertes castigos que podían traducirse incluso en el corte de la lengua. El canario adopta de esta forma muchas palabras tanto del portugués como guanchismos que incorporan a la nueva lengua adoptada, el castellano.

La situación geográfica de nuestro país convierte al Archipiélago en lugar de paso obligado influenciando así nuestra lengua con centenares de palabras tanto africanas como portuguesas y anglosajonas. Durante el periodo de unión de España con Portugal, la llegada de portugueses a Canarias es muy superior a la de españoles influenciando así la lengua de forma absoluta. Como ejemplo, el norte de la isla de Benahoare, donde hasta principios del siglo XX se hablaba un dialecto insular del portugués: el pidgin. De esta manera, el español de las Islas Canarias influyó de manera decisiva en la formación de la lengua del Caribe.

Me estoy refiriendo a la lengua hablada en Canarias a propósito de la que se habla en la Televisión “Nacional” de Canarias. Siempre tengo la costumbre de poner la tele para ver las noticias de la mañana y a poco de ponerla me veo en la obligación de cambiar de canal al oír a los informadores imitar de una forma burda y ramplona el acento y la pronunciación de sus homólogos españoles. Que lo sepan, es de vergüenza oír y ver cómo imitan en ademanes y formas ese acento monótono y estridente que te obliga a cambiar el canal de inmediato. Sencillamente, eso no es sino falta de cultura, complejo de inferioridad, falta de personalidad, etc…

Al existir una diferencia psicológica con respecto del español lo que se produce es una lengua ininteligible donde no sabes si empieza una frase o la está terminando. Creo que por bien de la cultura en Canarias, cierren la televisión autonómica.

Esto viene a cuento porque nosotros no procedemos de un pueblo inculto y supersticioso sino que al contrario, nuestra cultura se adentra en la historia hasta tiempos del faráon Sheshoq I, tiempo en que pueblos como godos, visigodos, etc., vivían en aldeas en ciénagas en un estado de brutalidad tremendo donde los mismos romanos decían que las tribus germánicas parecían hombres porque hablaban.

Tenemos un ejemplo en la historia moderna de la nación uruguaya que hunde sus raíces en nuestra patria; no solo fue la fundación de Montevideo donde más del 75% de la población era canaria a mediados del siglo XVIII. Pagamos con el tributo de nuestra sangre donde para transportar mercancía a América era obligatorio llevar carga humana. Podemos imaginarnos el infierno que se vivía en las bodegas en un viaje que se podía prolongar hasta tres meses y todavía hay bobos que quieren parecerse a un godo hablando con estridencia malsonante. Damos las gracias al pueblo de Uruguay por acogernos en su momento y al libertador Artigas, éste a su vez descendiente de canarios.

¡Viva Artigas! !Viva Uruguay! !Vivan las Canarias libres!

Otros autores
Facebook