14:51 h. miércoles, 07 de diciembre de 2022
Bruno Perera

En Canarias, el solo hecho de restaurar y crear nueva industria no nos sacará de la pobre situación económica

Activista Social

Bruno Perera | 25 de julio de 2015

El Nuevo presidente del Gobierno canario señor  Fernando Clavijo Batlle, propone: “Para sacar a Canarias de su pobre situación económica y para menguar el paro obrero, no seguir creciendo turísticamente con una oferta enfocada a captar mayor cantidad de visitantes, sino en su lugar modificar el modelo económico y restaurar la calidad de los hoteles y complejos turísticos, para  así poder atraer  un turismo de un poder adquisitivo superior; y al mismo tiempo con la reforma que hagamos en la restauración de hoteles y complejos, y la modificación de las leyes del territorio, etc, atraer inversiones para competir turísticamente en presente y futuro con los países que poseen una oferta  turística igual, superior o inferior a la nuestra.

Todos sabemos que la mala situación económica que en algunos sectores padece Canarias, no es debida únicamente a que no se haya diversificado o modificado el modelo económico turístico, o que no se haya restaurado la industria turística, porque desde hace unos 45 años se ha venido diciendo y haciendo lo que ahora se alega como nueva fórmula o reforma.

Especialmente en Lanzarote, desde  el año más o menos 1970 cuando comenzaba el turismo a visitarnos y hasta el presente, no ha habido un año donde los medios de comunicación no hayan propagado en sus campañas pagadas por empresarios, o movidos por el dinero que obtenían de  la publicidad: “que debíamos crecer, siempre apostando por la edificabilidad turística respetuosa con el Medio Ambiente”. Y así se ha estado llevando a cabo el tema turístico, siendo las normas respetadas por unos a raja tabla, y menos por otros.

¿Y qué nos ha traído todo esto hasta el presente? Pues un sinfín de problemas de índole territorial que no ha dejado avanzar a Canarias más allá de lo que algunos entes ecologistas han permitido, -siempre alegando que debemos diversificar el modelo económico buscando el añadido de otras fuentes que nos proporcionen otra clase de industria que no sea maligna para el territorio-. El problema que tenemos con un suelo reducido como el nuestro, es saber: ¿Dónde fundar esas fuentes  de trabajo no malignas que no modifiquen o dañen el medio ambiente, porque cualquier paraje que se intervenga en una isla se destruye para siempre.

Por otro lado,  hay que meditar en que la oferta y la demanda turística están controladas por los tour operadores nacionales e internacionales, y no por quien construye hoteles y apartamentos y los ofertan al turismo nacional e internacional.

Todos los sistemas que hay en el mercado están bajo la batuta de los tour operadores, sean Time Sharing, Media Pensión, Pensión Completa o casas privadas de alquiler por días, por semanas o meses, etc, (menos algunas casas que son alquiladas ilegalmente). Por ello es demagogia anunciar que quizás sea mejor apostar por un turismo de calidad y desechar el que llaman de alpargata.

¿Díganme qué nación no recibe toda clase de turismo? ¿Acaso hay una que sólo venda paquetes turísticos para ricos y millonarios? -Pues no-, no existe una. Además, en todas las naciones del mundo hay empresarios con mucho dinero y otros con menos, y las inversiones dirigidas a negocios turísticos se hacen siempre de acuerdo con el poder adquisitivo de cada cual, por dicha razón o causa, es  una aberración demagógica pretender hacer creer a la gente que con un cambio de estrategia turística de mayor calidad y eliminado en parte la de menos, podríamos recibir mayores inversiones y con ello mitigar el paro obrero. Eso no es real porque por muchas modificaciones e inversiones que se hagan y por mucha calidad que construyamos, jamás podremos mitigar el paro obrero hasta bajarlo a un índice normal de un 10%; por razón de que mientras tengamos las fronteras abiertas, vendrán más gente de fuera que ocuparán parte de esos puestos de labor que deberían obtener gente residente que está en el paro en nuestras islas. Un inmigrante extranjero o foráneo que se instale en Canarias, no únicamente toma un puesto de trabajo, también si tiene familia demanda escuela y etc sociales, él ,su esposa y sus hijos; y futura labor para todos ellos; por lo que debemos comprender que un inmigrante extranjero o foráneo que entre en Canarias y se legalice, después de unos años es igual a cuatro o cinco más que demandarán un empleo.

La Comunidad Europea con los acuerdos que ya existen entre los países que la componen, permite el cierre de fronteras a las regiones que poseen un territorio reducido como es el caso de Canarias que soporta casi el 50% de su población compuesta por extranjeros y foráneos.  Por causa, mientras España peninsular se mantenga con su paro colosal, si nosotros diversificamos  y restauramos nuestro modelo económico, no se conseguirá menguar el paro obrero canario porque siempre que consigamos ofrecer empleo, serán tomados mayormente por nuevos inmigrantes extranjeros y foráneos.

Esto que les explico no es un asunto de racismo ni de xenofobia, sino algo que es bueno para toda la gente que reside en nuestro archipiélago, sean nacidos, extranjeros o foráneos.  

Canarias no podrá salir del caos económico en que se encuentra, salvo que cierre las fronteras y  lleve a la práctica una renovación de la oferta turística respetando a los inversionistas poseedores de mucho o poco capital porque ambos son necesarios en nuestra oferta turística que depende de visitantes de poco y de mucho poder adquisitivo.

Post datum:. Políticos canarios, promuevan  sin demagogia  y sin manipulación el cierre de fronteras a la inmigración extranjera y foránea, luego cuando lo consigan captarán que la población nacida en canarias,  los inmigrantes extranjeros y los foráneo, vivirán con una mayor calidad de vida sin faltarles  un empleo a los adultos ni a sus hijos. (Incluso el cierre de fronteras ayuda a que se produzca una fraternización más rápida entre la gente que radica en Canarias, y con ello desaparezca el racismo y la xenofobia en un alto porcentaje)

 

Otros autores
Facebook