00:01 h. lunes, 03 de octubre de 2022
Bruno Perera

Dos fórmulas equitativas para dividir los posibles beneficios petrolíferos entre el Estado, Repsol y Canarias

Activista Social

Bruno Perera | 14 de diciembre de 2014

b_580_580_16777215_00_images_stories_2014_12_capture-20141113-133056

Cada vez que el Gobierno Central y Repsol informan sobre las regalías que podría obtener Canarias del petróleo y/o del gas que se extrajera -si lo hubiera- en las entrañas del lecho marino de la ZEE de Canarias, lo hacen de una manera confusa que enturbia la repartición de los posibles beneficios y dan halas a que CC y PSOE continúen manipulando a la ciudadanía canaria. Este contratiempo se origina de la falta de información completa que no posee Repsol ni el Estado respecto la cantidad y calidad de los hidrocarburos que podrían hallarse en los yacimientos de la ZEE de Canarias. -Conflicto que se resolverá cuando se terminen los tres sondeos previstos en las cuadriculas Sandía ya iniciado, y próximos en Zanahoria y Chirimoya, y se determine si hay hidrocarburos, la cantidad y su calidad en API.

Lo que informó la semana pasada el Ministerio de Energía Industria y Turismo, que al petróleo que se extrajera de una autonomía española se le impondrá un impuesto de un 8%, y que de ese porcentaje -en el caso de Canarias- recibiría el 60% y el 40% el Estado, no está bien explicado, porque lo que se entiende es que de cada barril  de crudo Canarias recibiría 4.80 euros y el Estado 3.20 euros. Con esta información tampoco se da a entender si el porcentaje que le correspondería a Canarias y al Estado está basado en el precio-coste bruto, o neto de un barril de crudo.

Se debe tener en cuenta que cuando se explota un yacimiento de crudo el coste de la extracción siempre será más barato en el que contenga mayor cantidad de hidrocarburos de alto API, que el que contenga menos cantidad de hidrocarburos con igual API. La causa se debe a que por ejemplo si se perfora una bolsa con un contenido, digamos de cien millones de barriles, será menos costosa su extracción que si se perfora una que contenga cincuenta millones de barriles, porque ambos yacimientos, el de mayor cantidad y el de menor, su explotación tiene casi los mismos gastos (Todo depende de cuantas perforaciones se hagan y del tiempo que se utilice en la operación de extracción, etc.). También la cantidad de crudo que se halle y su calidad, marcan las ganancias netas de la extracción. De lo que he explicado creo que lo más acertado para el Gobierno de Canarias es que se siente a negociar con el Estado y Repsol y ponga en claro que permitirá hacer los sondeos y la extracción del crudo siempre y cuando Repsol reciba 25 partes del los beneficios netos, y el Estado 25 partes de los beneficios netos, y que el Estado de sus 25 partes de beneficios netos conceda a Canarias 10 partes.

Pienso que el porcentaje que debe recibir una autonomía que posea crudo y/o gas en las entrañas de su lecho marino, no debe estar sujeto a una insinuación incierta sobre un porcentaje mal calculado o calculado sin saber cuánto petróleo o gas se pueda hallar y su calidad, porque el porcentaje a calcular dependerá de la cantidad y calidad del crudo que se encuentre. Por ello la mejor manera de negociar un porcentaje es fijar un tanto de partes de beneficios netos por cada barril de crudo y/o por cada m3 de gas, pero explicando que el tanto de partes se obtendría de los beneficios netos de cada barril de crudo y/o de cada m3 de gas.

Con estas dos fórmulas que a seguir desgrano, en cualquier autonomía que se descubra petróleo de alto API y suficiente para ser extraído con beneficios para la compañía petrolera, recibiría -en el caso de Canarias- un tanto por ciento de cada barril  de crudo o de cada m3 de gas; cual porcentaje de beneficios por cada barril de crudo podría señalarse  para una autonomía, como ya he dicho, en 10 partes de los beneficios netos, y por cada m3 de gas 5 partes de los beneficios netos; sin que importe que la cantidad supere el límite que se necesite para que la extracción sea rentable. – Cuando se hagan los sondeos y se sepa la cantidad y calidad del crudo que se halle, se podrá fijar un tope de barriles de crudo y de API como extracción rentable, y se podría calcular y negociar un porcentaje- antes no.  Nota. API= siglas de American Petroleum Institute, lugar donde se estudian los hidrocarburos. (Cuanto más alto sea el API del crudo, es de mejor calidad).

Fórmula una. Beneficios por día basados en hipotéticos-mil millones de barriles de explotación en 25 años-.

Suponiendo y rogándole mucho al Cielo, en el caso del crudo: Si se hallaran 1.000.000.000 (mil millones de barriles) en la ZEE de Canarias X 100 dólares cada barril  de venta internacional bruta=100.000.000.000 (cien mil millones de dólares brutos).  Y si el coste de extracción fuera 50%, quedarían de beneficios netos 50.000.000.000 (cincuenta mil millones de dólares en 25 años de explotación).

Se podrían repartir esos 50.000.000.000 de dólares de beneficios netos entre dos entes representativos, 25.000.000.000 de dólares para Repsol y 25.000.000.000 dólares para Estado, y el Estado repartiría con la región autonómica poseedora de los hidrocarburos.

Del porcentaje del total del petróleo que le correspondería al Estado=25.000.000.000 de dólares, 10  partes de esos beneficios netos deberían otorgarse a Canarias y 15 partes de esos beneficios netos para el Estado, que en este caso sería el monto total de las dos partes, Estado y Canarias, igual a lo que reciben las naciones que dan a explotar sus recursos petrolíferos a compañías petroleras extranjeras o nacionales, como es el caso de Marruecos que recibe 25 partes de los beneficios netos.

En este caso y contando que se hallase 1.000.000.000 de barriles, en 25 años de explotación, a Repsol le corresponderían 25.000.000.000 de dólares, al Estado 15.000.000.000 de dólares, y a Canarias 10.000.000.000 de dólares.

Entonces si se hallase 1.000.000.000 (mil millones de barriles de crudo y se explotasen en 25 años, sería igual a 109.589,04 barriles de extracción por día.

La extracción por día=109.589,04 barriles X 100 dólares de venta bruta de un barril de crudo=10.958.904 de dólares, menos 50% de gastos de extracción=5.479.452 de dólares, divididos entre dos entes representativos, Estado y Repsol. Recibiría Repsol 2.739.726 de dólares, y el Estado=2.739.726 de dólares. El Estado de su monto total que recibiría por día=2.739.726 de dólares, se quedaría con 15 partes=1.643.835,6 de dólares, y entregaría a Canarias 10 partes=1.095.890,4 de dólares. (En esta fórmula lo que acabo de apuntar sería la repartición de beneficios netos por día para cada participante).

Fórmula dos: Beneficios por día basados en hipotéticos -cien millones de barriles de explotación en 25 años-.

Suponiendo que sólo se hallara 100.000.000 (cien millones de barriles de crudo), pues entonces la extracción diaria en 25 años sería=10.958,9 barriles X 100 dólares de venta bruta=1.095.890,4 de dólares, menos 50% de coste de gastos de extracción=547.945,2 dólares. Divididos entre dos entes representativos Estado y Repsol. Repsol recibiría=273.972,6 dólares, y el Estado=273.972,6 dólares.  El Estado se quedaría con 15 partes=164.383,56 dólares; y concedería a Canarias 10 partes=109.589,04 dólares.

______________________

(1)En la operación de 1.000.000.000 (mil millones de barriles de crudo), Canarias podría recibir por día=1.095.890,4 de dólares. Por mes=32.876.712 de dólares. Por año=394.520.544 de dólares; y en los 25 años total de explotación=9.863.013,6 de dólares.

(2)En la operación de 100.000.000 (cien millones de barriles de crudo),  Canarias podría recibir por día=109.389,04 dólares. Por mes=3.281671,2 de dólares. Por año=39.380.054,4 de dólares; y en los 25 años total de explotación=984.501360 dedolares.

Nota. Siguiendo las  dos fórmula que doy, se puede calcular otras cantidades de beneficios, sólo es necesario cambiar el monto total de barriles que se podrían hallar. A ambas fórmulas de beneficios netos habría también que añadir los beneficios que quedarían en Canarias de las inversiones que haga Repsol para llevar a cabo la labor de la extracción de los hidrocarburos que se hallasen: Logística, reparaciones, hoteles, transporte,  víveres, empleo, etc.

Ruego. Aunque le di varias vueltas a cuanto he calculado, les suplico, si tienen tiempo y lo desean, revisen los cálculos porque puedo estar equivocado en algunas cifras.

Post datum:. Si no se encontrase petróleo ni gas, entonces Canarias no recibiría nada de beneficios, Repsol perdería unos 300 millones de dólares, y se acabaría la guerrilla petrolífera, Y adiós amigos. Y yo me quedaría en paz por haber dado durante casi cuatro años toda la información veraz que he podido.

Otros autores
Facebook