17:21 h. jueves, 29 de octubre de 2020
Bruno Perera

En Lanzarote la manifestación contra la inmigración ilegal fue todo un éxito

Activista Social

Bruno Perera | 28 de septiembre de 2020

El viernes 25 de este mes a las 19 horas con el apoyo de VOX, un grupo de gente canaria y de otras nacionalidades, preocupada por la situación inmigratoria habida en Canarias, partimos con una manifestación no racista ni xenófoba desde el Recinto Ferial de Arrecife a través de toda la periferia de la ciudad, exigiendo al Gobierno canario y al Estado español la deportación de todos los inmigrantes que nos están arribando vía pateras barcos y/o pateras aviones, y el desalojo de los mismos de hoteles y apartamentos.  

Salimos en caravana con unos 70 vehículos y durante el trayecto se unieron a nosotros otros 30 más, llegando al final con unos 100 vehículos.  

Después de tantos años que las oenegés pro-inmigrantes ilegales han estado lavando el cerebro al pueblo canario y al de toda España con sus cuentos de pobrecitos que vienen de guerras y hambrunas, etc. de otras tantas formas de manipular; y siendo ésta la primera vez que se ha celebrado una manifestación en Canarias de estas características, no fue nada fácil lograr convencer a la ciudadanía a que participara con nosotros. Pero al final con mucho trabajo y dedicación logramos el comienzo de un despertar de la gente nacional y de extranjeros radicados legalmente en Canarias que ya están entendiendo que la inmigración ilegal vía pateras barcos y/o pateras aviones no debe continuar porque a corto plazo nos enfrenta entre sí y no nos deja que podamos integrarnos como una sociedad que quiere vivir en paz sin racismos y sin xenofobia.   

En esto también todo mundo reconoce que Canarias y España peninsular están pasando por un periodo de estragos económicos y sociales que en decenas de años antes no los habíamos experimentado, sobre todo una pandemia que nos está arruinando económicamente y socialmente, y que seguirá por unos cuatro años más castigándonos hasta llevarnos a momentos económicos y sociales insoportables.   

Canarias, ni España tiene suficientes recursos económicos para prestar ayuda a otros/as que vengan de otros países con una mano delante y otra detrás. Lo poco que tenemos lo debemos compartir con los que formamos esta sociedad sin que importe raza, nacionalidad ni estatus social.  

La única solución que nos queda para atajar esta invasión es votar a VOX en las próximas elecciones porque es el partido político que garantiza un orden de fronteras en todo el territorio nacional, tanto en fronteras terrestres como marítimas. También VOX negociará con países africanos como son Marruecos, Mauritania, Senegal y otros, para que el Estado español se comprometa instar a la Unión Europea llegar a acuerdos con dichas naciones que resulten en ayuda médica y monetaria: (hospitales de campaña, medicamentos, sanitarios y dinero para cuidar sus costas y aeropuertos). Pero toda la ayuda que les donemos sea controlada por supervisores de la Unión Europea que estén en cada una de estas naciones supervisando que el dinero no vaya a bolsillos de las mafias. Y en caso de que esta forma no resultase positiva, entonces España deberá proteger sus costas con patrulleras para cuando se apresen inmigrantes ilegales en pateras sean devueltos en caliente a sus países de origen después de haberles dado sus primeros auxilillos.   

Los tratados internacionales que España ha ratificado con Naciones Unidas sobre inmigración y asilo, más las leyes de inmigración de España, nos da el derecho de poder deportar a todos los inmigrantes que no arriben por una vía ilegal, sean menores y/o mayores. Y eso que dicen algunos que no podemos deportar a todos porque esconden su nacionalidad, es simplemente un bulo, porque se sabe por su acento, por la hechura de la patera, por el número de la misma, por el número de los motores fuera borda, por el número de las zodiacs, etc, de donde proceden.  

En esta España nuestra lo que necesitamos es que se mantenga el orden social y económico que el PSOE y Podemos con los independentistas vascos y catalanes están tratando de destruir. Lo poco que queda de ese control estatal se debe conservar e incluso llevar a España a unas alturas de más prosperidad no haciendo caso a socialistas, independentistas y comunistas que quieren convertir a España en una república bananera tipo Venezuela.  

! Que el Cosmo Poder nos salve de semejantes charlatanes manipuladores ¡  

Otros autores
Facebook