11:01 h. Lunes, 16 de diciembre de 2019
Bruno Perera

El presidente de los EUA Donald Trump anunció su intención de comprar Groenlandia

Activista Social

Bruno Perera | 17 de agosto de 2019

Groenlandia

Ruego a mis estimados lectores me permitan la venia para antes de explicar la pretendida compra de Groenlandia por parte del presidente D.Trump les narre algo de la historia de dicha isla.

*Groenlandia, es la mayor isla del mundo situada en el continente de Norte América poblada por casi 61.000 habitantes esquimales. Su capital es Nuuk y su idioma Kaalallisut. Su territorio es 2.175.600 K2, y pertenece como comunidad autónoma al Reino de  Dinamarca.

La historia de la subsistencia de sus pobladores esquimales, ha estado basada bajo las extremas condiciones de vida en el clima ártico: una capa de hielo cubre el 84% de la superficie de la isla, restringiendo la actividad humana a las costas. Groenlandia era desconocida en Europa hasta el siglo X, cuando fue descubierta por vikingos de origen noruego recién asentados en Islandia. Antes de ese "descubrimiento", Groenlandia ya estuvo habitada durante siglos por pueblos árticos y en el norte y occidente de la isla vivía el pueblo de la cultura Dorset en la época de la llegada vikinga. Los ancestros directos de los modernos inuit no llegaron a la isla hasta el año 1200 DC. Los inuit fueron el único pueblo que habitó la isla durante siglos, pero, en recuerdo de la colonización vikinga, Dinamarca reclamó el territorio y lo colonizó a partir del siglo XVIII, obteniendo así varios privilegios, como el monopolio comercial.

Durante la Segunda Guerra Mundial, Groenlandia se separó de hecho, tanto social como económicamente, de Dinamarca, acercándose más a Estados Unidos y Canadá. Tras la guerra, el control de la isla volvió a Dinamarca, levantándose su estatus colonial, y aunque Groenlandia sigue siendo parte del Reino de Dinamarca, es autónoma desde 1979. La isla es el único territorio que se ha separado de la Unión Europea, si bien posee el status de estado asociado.

Según las sagas nórdicas, Groenlandia es descubierta hacia el año 900DC por el navegante noruego Gunnbjörn Ulfsson. Durante la década de 980 DC, los vikingos asentados en Islandia fueron los primeros visitantes europeos de Groenlandia, explorando la deshabitada costa sudoccidental de la isla.

La exploración definitiva previa a su colonización se produjo cuando Erik el Rojo fue exiliado de Islandia, tras asesinar a un vecino, navegando hasta Groenlandia, donde pasó tres años explorando su línea costera. Al finalizar el periodo de su condena, regresó a Islandia para atraer gente a la isla. El nombre actual de Groenlandia (Grønland) tiene sus orígenes en este interés por colonizarla (los inuit llaman a la isla Kalaallit Nunaat, “Nuestra Tierra”), dándose muchas especulaciones acerca del origen de esta denominación. Hay quienes argumentan que las costas en cuestión eran literalmente verdes (“grøn” significa verde en danés). En esa época, debido al óptimo climático bajo-medieval, mientras otros sospechan que era más un nombre “con gancho” para atraer a más gente al asentamiento.

La fecha del establecimiento de la colonia (según las sagas) fue en 985 DC, cuando 25 barcos partieron con Erik el Rojo desde Islandia, de los cuales sólo 14 llegarían sin percances a Groenlandia. Esta fecha ha sido confirmada aproximadamente por las pruebas de radiocarbono efectuadas en los restos arqueológicos hallados en el primer asentamiento en Brattahlid (la actual Qassiarsuk), que dio una fecha de alrededor del año 1000 DC. De acuerdo con las sagas, fue en ese año 1000 DC cuando el hijo de Erik, Leif Eriksson, partió del asentamiento para descubrir Vinlandia (generalmente se acepta que se trataba de la isla de Terranova)* Desde * a * los datos fueron tomados de Wikipedia.

Nota de Bruno Perera: Hay otra versión danesa respecto al nombre de Groenlandia, cual dice que el topónimo de Groenlandia= Grønland, que significa (tierra verde en danés, pertenece a la actual Islandia y que por causa de equivocación los vikingos mientras hacían sus viajes a ambas islas llamaron Island= tierra de hielo a la actual Islandia, pero que era el nombre que le correspondía a la actual Groenlandia que debió llamarse Island, y la actual Islandia Groenlandia o en danés Grønland = tierra verde, por razón de que cuando los vikingos colonizaron la actual Islandia era un territorio verde con muchos árboles que los colonos talaron para hacer sus casas y chozas.

En el mismo hilo, según publica CNN en español, las autoridades de Groenlandia insisten en que su isla no está a la venta, a pesar de que el presidente Donald Trump considera comprarla. Pero, ¿cuánto podría valer la isla más grande del mundo para Estados Unidos?

Cualquier precio en Groenlandia dependerá de cuán desesperadamente la quiera Estados Unidos y por qué, y las motivaciones de Trump no están claras.

Si la historia es una guía, el territorio danés autónomo vale al menos mil millones de dólares. En 1946, Estados Unidos ofreció a Dinamarca 100 millones de dólares en oro para comprar Groenlandia, según documentos en los Archivos Nacionales de EE.UU. Eso equivale a 1.300 millones de dólares hoy, teniendo en cuenta la inflación.

Pero incluso si quisieran vender, es poco probable que esa valoración atraiga a Dinamarca o Groenlandia a la mesa de negociaciones con Trump.

Las compras anteriores de otros territorios en Estados Unidos también podrían proporcionar información sobre lo que Washington podría estar dispuesto a pagar. Compró lo que ahora se llaman las Islas Vírgenes de EE.UU. a Dinamarca en 1917 por 25 millones de dólares en oro, lo que equivale a unos 500 millones de dólares en la actualidad. Le compró Alaska a Rusia en 1867 por 7,2 millones de dólares y el vasto territorio de Luisiana, que se extiende desde el río Mississippi hasta las Montañas Rocosas, en 1803 a Francia por 15 millones de dólares.

“Estados Unidos compró Alaska por muy poco en 1867, alrededor de 125 millones de dólares en dinero de hoy. Groenlandia sería mucho más caro de comprar en un momento de muchas otras demandas en el bolsillo público”, dijo a CNN Business Iwan Morgan, del Instituto de las Américas de la Universidad de Londres.

MÁS: ¿Por qué a Trump le podría interesar Groenlandia? Lo que debes saber de esta isla

Morgan dijo que tal acuerdo involucraría tratados, procesos legislativos en Dinamarca, Groenlandia y Estados Unidos, y probablemente también en la Unión Europea, y se mostró escéptico de que se pudiera hacer.

“No es como comprar un campo de golf como cuando uno acude a un abogado y dice ‘¿Puedes sancionar esto?'”, dijo.

“Incluso si se llega a un acuerdo sobre el capital, el precio sería extremadamente alto. Si esto se llevara a cabo, sería de miles de millones, posiblemente incluso de billones”.

Groenlandia ya alberga la base más al norte del ejército estadounidense, la Base Aérea Thule, ubicada a unos 1.200 km al norte del Círculo Polar Ártico. El radar y el puesto de escucha cuentan con un sistema de alerta temprana de misiles balísticos que puede detectar misiles balísticos intercontinentales entrantes y llega a miles de kilómetros en territorio ruso.

El petróleo, el gas y los minerales sin explotar de Groenlandia también pueden ser atractivos para Trump a medida que se intensifica la carrera por esos recursos en el Ártico.

Pero Morgan señala el legado como una probable fuerza impulsora detrás del interés de Trump.

“Esto tiene todas las características de un problema electoral porque simplemente no hay tiempo para resolver el problema antes de la contienda de 2020. Sin embargo, si gana un segundo mandato, podría ver una compra en Groenlandia como un problema de legado y luego presionarlo más”.

The Wall Street Journalque informó por primera vez el interés de Trump en Groenlandia, también dijo que las personas fuera de la Casa Blanca describieron la compra de Groenlandia como un generador de legado para Trump en la forma en que Alaska era para el presidente Dwight Eisenhower, quien firmó la declaración convirtiéndolo en un estado.

The Wall Street Journal también informó que personas familiarizadas con las deliberaciones dijeron que los asistentes de Trump estaban divididos sobre el tema, y ​​algunos lo elogiaron como una estrategia económica sólida y otros lo descartaron como una fantasía pasajera.

Comprar Groenlandia ciertamente no sería dinero rápido, según Tim Boersma, miembro no residente del Centro de Política Global de Energía de la Universidad de Columbia.

“En términos de energía y recursos minerales, Groenlandia es un país que está marginalmente desarrollado y pierde la infraestructura básica para poner en marcha proyectos a gran escala”, dijo Boersma a CNN Business.

“Es difícil creer que Trump esté realmente interesado en la energía y los minerales. Hay muy poco trabajo exploratorio en Groenlandia. Las condiciones son duras, y la mayor parte está cubierta de hielo y nieve”.

Mientras ese hielo se derrite rápidamente, Estados Unidos tendría que lidiar con los costos de manejar las consecuencias. Comprar Groenlandia también significaría asumir sus costos sociales. La isla de 56.000 habitantes tiene una tasa de desempleo del 9%, con un desempleo juvenil particularmente alto, y depende en gran medida de los fondos de Dinamarca para mantener su economía y servicios en marcha.

Su industria principal es la pesca, mientras que la minería y la explotación de canteras emplean a 124 personas por mes en promedio, según las cifras de 2015 de Statistics Greenland.

Ver noticia original y completa en este enlace:

https://lavozliberaldelanzarote.blogspot.com/2019/08/cnn-en-espanol-esto-es-lo-que-costaria.html

Reflexión de Bruno Perera sobre la compra de Groenlandia y los posibles problemas que pudieran surgir. (1). Los daneses que son orgullosos de su patria no permitirán a los EUA comprar Groenlandia porque le restaría territorio y economía, pero también porque las autoridades groenlandesas no aceptarían ser vendidos a otra nación. (2) La Comunidad Europea apoyaría a Dinamarca poniendo el grito en el cielo llamando a los EUA nuevos colonizadores. (3) Las oenegés mundiales y varias naciones sabiendo que Trump pretende explotar las materias primas que pueda haber en Groenlandia emprenderían una guerra de propaganda digital que anularía la reelección de Trump.  Pero ojo, cabe la posibilidad de que los EUA ayuden a Groenlandia a obtener su independencia de Dinamarca, y que los casi 56.000 ó 61.000 habitantes de la isla, según lo que cada cual estime como población, luego de ser libres se unan a los EUA como estado asociado, en cuyo caso los casi 61.000 habitantes groenlandeses obtendrían grandes privilegios. Y así Groenlandia sin ser comprada pertenecería a los EUA.

Más acciones:
Otros autores
Facebook