00:00 h. viernes, 01 de julio de 2022
Damián Peña

Optar por Lanzarote y Canarias

Responsable de Opción por Lanzarote (CC)

Damián Peña | 06 de julio de 2014

 
En los últimos días he recibido varias llamadas interesándose por mi opinión sobre el paso de diferentes ex afiliados de lo que fue Opción por Lanzarote al PSOE de Tinajo. Mi respuesta es que yo no tengo que opinar sobre esta decisión, y mucho menos valorarla. Cada uno sabe lo que tiene que hacer, cada uno conoce su motivación para estar política. A mí, como a todos, me corresponde simplemente respetarla aunque no la comparta. 
 
En su día, Opción por Lanzarote acordó democráticamente integrarse en Coalición Canaria, una decisión que me pareció la correcta. Ahora, no solamente me congratulo de haberla promovido sino que, incluso, me arrepiento de no haberla adoptado antes. Teníamos que haber apostado mucho antes por colaborar en un proyecto cuyo objetivo, por encima de las ideologías y al margen de las discrepancias en los planteamientos, es la defensa de Canarias. Cada vez es más evidente la necesidad de lograr la 
construcción de una gran fuerza política canaria. La fragmentación, la división, solamente beneficiará a los grandes partidos políticos centralistas y a sus intereses, no siempre muy transparentes. 
 
Lo vemos en el día a día, en temas como las prospecciones petrolíferas, pero también en otros muchas más. La próxima privatización de AENA, sin tener en cuenta para nada las características y necesidades de un territorio insular, será otro motivo para la crispación. 
 
Me siento a gusto en Coalición Canaria, en un partido en el que existe una evidente diversidad de opiniones y de posiciones, y en el cual no cunde el miedo a la hora de exteriorizarlas. Eso si, algunas veces las formas podrían ser algo más comedidas. Pero son también las características propias de un 
partido vivo, con gente comprometida y de criterio propio. En fin, que CC en Lanzarote ni tiene dueño ni la última palabra la tiene alguien sentado en algún bufete. 
 
Pienso que CC se enfrenta a un reto muy importante: superar en la percepción pública la imagen rural y tradicional, muchas veces asociada al folclorismo, fomentada frecuentemente desde el adversario político, para convertirse en una fuerza política capaz de aglutinar a todos los sectores de la sociedad. Me consta que se está trabajando y avanzando en ello, y el gran número de jóvenes cargos públicos y orgánicos de CC es prueba de ello. 
 
Otro reto, y este es de mayor complejidad y envergadura, es lograr que los canarios abandonemos, superemos, esa falta de autoestima colectiva, esa falta de reconocimiento y de valoración de lo nuestro, que nos acompaña a lo largo de nuestra historia. 
 
Contribuir a afrontar ese reto es lo que me motiva a pertenecer a Coalición Canaria. 
 
Damián Peña, afiliado de CC 

 

Otras opiniones
Otros autores
Facebook