00:04 h. sábado, 04 de febrero de 2023

… Y SAMUEL SE BAJÓ LOS CALZONES

Editorial | 11 de noviembre de 2016

Bochornoso fue el espectáculo que dieron dos de los “socios” de gobierno en el Ayuntamiento de Arrecife (el tercero no abre la boca, excepto para bostezar), durante el Pleno celebrado el pasado 31 de octubre, donde se defendía (o no) la semi-peatonalización de la Avenida. En dicha sesión, de todos harto conocida, tanto PSOE como CC se tiraron los trastos a la cabeza, con graves acusaciones por ambas partes, llegando a votar en contra uno del otro por una cuestión que ya se creía consensuada (para sorpresa y burla de los presentes).

El propio concejal de Urbanismo de la formación (dicen) nacionalista, llegó a acusar a la todavía Alcaldesa, Eva de Anta, de “vulnerar los derechos del pleno”, de mantener una “actitud dictatorial” por no respetar la decisión mayoritaria del pleno, de estar “vulnerando los derechos de los grupos municipales”; resaltando la “incapacidad de la alcaldesa para llevar a cabo una consulta popular”.

La primer edil tampoco estuvo corta en sus reacciones: aparte de advertir 2 veces al propio Samuel de “expulsarlo del pleno si continuaba interrumpiendo”, ironizó que “CC tiene tambaleos de funambulismo improvisado”, crea “una dificultad añadida al grupo de Gobierno”, y padece una “falta de altura de miras”. Añadiendo (tras perder la votación, con los votas en contra de sus “socios” de gobierno) que “lo fácil sería acceder a la presión y que nos sumáramos”; recalcando que ella tiene las “competencias de Tráfico”, y que tomaría la decisión “más oportuna”.

De aquel escandaloso pleno surgió la idea de “reprobar a la todavía Alcaldesa”; idea del PP (en la oposición), pero con el beneplácito de CC (en el “gobierno”).

El fuego se extendió. Y Samuel Martín acudió a los medios de comunicación para hacer extensiva su opinión sobre la situación del Pacto en el Ayuntamiento de Arrecife: “Si dependiera de mi romperia ya el pacto con el Partido”. “No podemos estar apoyando en estas circunstancias a la alcaldesa del Partido Socialista, con actitudes como las que se vieron en el Pleno y que no tienen en cuenta las mayorías que han sido elegidas por el pueblo de la ciudad de Arrecife”, fue una de las perlas que lanzó. Más aún, señaló que “ahora mismo, si fuera yo el que tuviera que tomar la decisión sobre si mantener o no el pacto con el Partido Socialista, creo que se dan las circunstancias para que este pacto se rompa”. Insistiendo en que “no se puede cortar nuestro derecho de expresión”.

Siguiendo con su cabreo monumental, el edil de CC insistió en que “no se debe aguantar ni un minuto más y menos con una alcaldesa que no quiere hacer caso a la mayoría del pleno ni a la ciudadanía de Arrecife”. Destacando que “CC no debería mantener ni un minuto más a Eva de Anta en la Alcaldía de Arrecife”.

Los dados estaban echados… Pero por desgracia para Samuel Martín (ya se lo habían vaticinado) CC en Lanzarote no pinta nada. Los verdaderos jugadores de dados (valga la expresión) están en Tenerife. Y es allí donde se cocina la (su) estrategia política, sin importarles el nivel de sumisión de sus peones en las islas llamadas menores. Para eso tienen a un “medianero”, David de la Hoz, experto en apagar fuegos internos (más le vale, si quiere seguir manteniendo su sueldo y su envidiado puesto en el Parlamento). ¡Y el resto a callar…y a tragar! Porque el que se mueve, ¡no sale en la foto!

Así fue que llegó el esperado Pleno del 10 de noviembre. Y el PP, tal y como prometió, solicitó la Reprobación de la todavía Alcaldesa. Pero en esta ocasión, los concejales de CC (tan aguerridos y batalladores el 31 de octubre) NO ABRIERON LA BOCA. Ni tan siquiera para replicar a la retahíla de improperios que les dedicaba el edil popular Joel Delgado (en su despedida)… ¡Tampoco hubiera podido! Porque el hoy Senador tiró de hemeroteca para recordar a Samuel Martín que donde entonces dijo digo hoy dijo (en realidad, no dijo nada)…

La única disculpa que pudo esgrimir el edil “nacionalista”, fue que “CC sigue manteniendo su postura con respecto a la semipeatonalización de la Avenida”. Pero, ¿de qué les vale, si la Alcaldesa sigue manteniendo que no va a respetar la decisión del Pleno?

  • La espalda a los vecinos de Altavista

Los calzones se bajaron hasta la rodilla durante este punto. Pero todavía tuvo espíritu combativo Samuel Martín, para negarle durante el Pleno (a una Moción de Adey Galguen defendida por el concejal Andrés Medina), a los vecinos de 4 calles de Altavista, la posibilidad de que sus viviendas (construidas hace más de 50 años y con todos los servicios legalizados) pasaran a ser consideradas como Suelo Urbano Consolidado.

Los vecinos (que llevaban horas esperando en la sala de plenos), increparon a Martín “por su actitud” hacia ellos. Y el cada vez más sumiso edil tuvo que reunirse con los enfadados ciudadanos, para comprometerse “a buscar una solución (ahora)” a esta problemática…

Estaremos al tanto del cumplimiento de su “promesa”, recordándole que del tobillo para abajo, no se pueden bajar más los calzones.

Autores de opinión
Facebook