19:03 h. Lunes, 25 de Marzo de 2019
Francisco Javier González

EL CAMPANAZO

Soberanista

Francisco Javier González | 04 de Enero de 2019

Clavijo en Madrid para el campanazo

¡Menuda güevonada, usté! ¿Se le ocurrió a Clavijo “El Afuchado” en solitario, o precisó de especialistas la vaina del campanazo finañero en la capital del imperio de cartón? Eso es lo que muchos canarios se preguntan, sobre todo sabiendo que la bromita con sus foguetes de colores y todo, costó más de medio millón de los muy europeos euros…para, supuestamente,  captar a unos turistas españoles que ya estaban más que captados previamente, salvo por supuesto algún despistado o los más de 3 millones de parados sin recursos que hay, censados, en España y, desde luego, los más de 200.000 parados canarios que ya conocen las bondades del clima isleño.

Aunque, a bombo y platillo, se firmó un acuerdo entre TVE en Canarias con el Ayuntamiento de Los Realejos para que, textualmente, “desde  Los Realejos se despidiera el año 2018 en horario canario para todo el mundo a través de TVE y RNE con Roberto Herrera y Ruth Lorenzo” y que el alcalde de Los Realejos, el pepero repetidor Manuel Domínguez, expresara “la plena satisfacción que supone que Los Realejos sea la ventana para todo el mundo del fin de año en horario canario, este lunes 31 de diciembre, a través de las imágenes de RTVE en Canarias, con conexiones nacionales y a través del Canal Internacional y desde el sonido de Radio Nacional de España”. Pues, que si quieres. El señor presidente de la pseudoautonomía canaria se puso de acuerdo con su colega de Madrid, Ángel Garrido, para dar el campanazo desde la Villa y Corte, por cierto, campaneo mucho menos atractivo que el impúdico, revelador y juguetón viento gomero reveló con el vuelo y revuelo del traje encarnado que el fin de año anterior lucía la bella presentadora Eloisa González, desterrada este año con Calero y Roberto González a un rinconcito tras una ventana frente a la Puerta del Sol.

Si la milonga de la promoción turística no cuela, ¿Dónde está el verdadero motivo de que los canarios tengamos que oír desde la metrópoli las dichosas campanadas con sus correspondientes uvas? Para entenderlo basta poner algo de atención a las palabras de ambos protagonistas. El canarigodo Clavijo afirmaba que se trataba de “conseguir convertir esta mágica noche en una embajada de Canarias y vamos a invadir este espacio canarizándolo para todos los españoles" mientras el español, más pragmático, nos decía que estábamos ante un  "auténtico icono" que cada 31 de diciembre convoca en torno suyo a todos los españoles y, este año, a todos los canarios; un elemento que constituye "todo un símbolo de los vínculos que mantienen unida a la ciudadanía en el ámbito de las costumbres y de nuestra cultura popular”.

Pues creo que la cuestión está clara y que el que no lo ha entendido, tiempo a tenido. Es un acto más del proceso de españolización en que está empeñado el Sr. Clavijo y sus conmilitones. Por supuesto que el pepero madrileño está encantado con este refuerzo que les llega desde las colonias, en unos tiempos en que la inestable unidad constitucional hispana está en horas bajas. No es la primera vez que Clavijo –y su colega Ani Oramas- se muestran como adalides de la maltrecha unidad española. Ya en octubre de 2017 pidió al independentismo catalán “que acate los efectos de la aplicación del artículo 155 de la Constitución para evitar que se siga generando más crispación”.En septiembre pasado, recordemos, que tras reunirse con el españolísimo Pablo Casado, Clavijo pedía a Sánchez convocar una Conferencia de Presidentes Autonómicos sobre Cataluña porque, tras manifestar su “cansancio con el independentismo catalán” afirmaba que  "Este país no puede estar sujeto a los vaivenes del Gobierno de Cataluña”,porque, continuaba, “No se puede permitir que una autonomía indisciplinada esté lastrando el funcionamiento del resto”.

 ¡Hay Fernando, quién te ha visto y quién te ve! ¿Te acuerdas cuando allá por 2009 querías que Canarias fuera un Estado Libre Asociado a España o, mejor aún, Independiente? ¿Y cuando en 2014 te mostrabas partidario de un Referéndum pactado para Catalunya?

Si no fuera por la vieja simpatía que mantenía con tu padre, te diría lo mismo que Guadarfía a Afche y a Gadifer de la Salle y sus normandos en el castillo del Rubicón: “Fore troncquenay”, frase que Le Canarién traduce como“Malvado traidor”, aunque yo prefiero la traducción del amazigh de Ignacio Reyes: “Fore torom kennay” esto es,“La sarna ha venido con ustedes”. ¡Menuda peste compay!

Francisco Javier González

Gomera a 3 de enero de 2019.

Más acciones:
Otros autores
Facebook