23:51 h. domingo, 18 de abril de 2021
Francisco Javier González

Un recuerdo a un canario militante revolucionario: JUAN MANUEL PÉREZ HERNÁNDEZ

Soberanista

Francisco Javier González | 02 de diciembre de 2020

Resistencia Grapo. Juan Manuel TReverso

Cuando el pasado año presentamos en la Villa Arriba de La Orotava el libro de José Carlos Ortega Arbelo y sus conversas conmigo en el Espacio Socio Cultural la Casa pregunté a los compañeros por Juan Manuel Pérez Hernández. Sabía que vivía por esos alrededores pero no tuve ocasión de dar con él y, con toda la historia pandémica, tampoco he vuelto por Arautápala.  Casualmente, en medio de otra pandemia más personal como es el intento, tantas veces frustrado, de poner orden en mis papeles, permanentemente revueltos y mesturados, he encontrado una postal combatiente que me envió en 1984 desde la prisión española de Soria en la que estaba recluido.

Vivíamos unos momentos en que el terrorismo puro y duro era practicado por la izquierda  y la derecha de una sociedad vigilada y tutelada por las bayonetas militares, por el independentismo acosado y hasta por el mismo Ministerio del Interior español que remataba sus actos con cal viva, situando a los más altos cargos del Estado en la cobertura y retaguardia de grupos como el GAL y a sus ministros ordenando asesinatos incluso en el extranjero como fue el caso de Martín Villa y el intento de asesinato de Cubillo en Argel. Hasta filósofos “progresistas y éticos” como José Luis Aranguren declaraba que “la guerra sucia contra ETA era un ejercicio de legítima defensa colectivo” mientras periodistas como Pedro J. director entonces de “Diario 16” alentaba desde sus editoriales las actuaciones de los GAL. Es en ese terreno donde hay que enmarcar la actuación y existencia de los Grupos de Resistencia Antifascista Primero de Octubre, fecha de su primera actuación  armada sobre 4 miembros de la Policía Armada en Madrid el 1º de octubre de 1975 en respuesta a los 5 últimos asesinatos -estos “legales”-  del franquismo de 3 miembros del FRAP y 2  de ETA político-militar.

Juan Manuel fue detenido como militante de los GRAPO el 13 de octubre de 1979 como acredita esta publicación de “El País”:

Resistencia. Juan  Manuel anverso

<< Detenidos el "cerebro" y otros 19 supuestos miembros de los GRAPO  

José María Sánchez Casas, el hombre que, según la policía, se había constituido en cerebro de la organización terrorista Grupos Revolucionarios Antifascistas Primero de Octubre (GRAPO), fue detenido ayer, sobre la una del mediodía, en Valencia, junto con su mujer, Librada Díaz Domínguez. Una extensa nota del Ministerio del Interior, publicada a última hora de la tarde de ayer, da cuenta de la detención de otros dieciocho supuestos miembros de los GRAPO, de los que diez de ellos lo fueron en Barcelona, y ocho en Madrid.  

Casi medio centenar de policías fueron necesarios para detener a Sánchez Casas, según declaraciones del gobernador civil de Valencia, quien ha agregado que en la lista de personalidades fichadas por aquél figuraba el capitán general de la III Región, teniente general Milans del Bosch.La operación policial conjunta ha estado dirigida por la Brigada Central de Información, que dirige el comisario Manuel Ballesteros, que sustituyó a Roberto Conesa. A juzgar por la nota oficial facilitada, el hombre más importante entre los capturados, después de Sánchez Casas, es Juan Manuel Pérez Hernández, ingeniero de Telecomunicación, que trabajaba en Barcelona, y al que la policía considera el creador de los explosivos utilizados por los GRAPO. «El explosivo colocado en la cafetería California 47», afirma la nota oficial, «fue activado por uno de los mecanismos por él confeccionado».  

Aunque la nota no da detalles de ningún tipo sobre la detención, hay que deducir que el cerebro Sánchez Casas y su esposa, junto con ocho supuestos miembros de los GRAPO, fueron detenidos ayer en Valencia, Madrid y Barcelona, pero días antes -no se especifican fechas- habían sido detenidos otros diez elementos en las dos últimas ciudades. A juzgar por la extensión que la nota oficial concede a sus biografías, estos diez capturados con anterioridad parecen elementos de menor importancia, frente a los diez detenidos en las últimas horas, a los que la policía atribuye acciones especialmente importantes. Incluso algunos de los detenidos en días anteriores se encuentran a disposición judicial.  

… Junto con la detención del matrimonio Sánchez Casas en Valencia, la nota policial parece conceder la máxima importancia a cinco detenidos en Barcelona, y en cabeza de todos ellos el ingeniero de Telecomunicación Juan Manuel Pérez Hernández, alias Gregorio, que fue capturado en un piso de la avenida Meridiana, número 232, 1.º, 2.ª. Oficialmente se asegura que «desde 1976, fecha en que los GRAPO colocan diversos explosivos en varios lugares del territorio nacional, es quien dirige personalmente la fabricación de todo tipo de explosivos, que utiliza después la organización. Verdadero cerebro de los GRAPO en esta especialidad, por lo que su personalidad», añade, «ha sido cuidadosamente ocultada por todos los grapos en las diversas desarticulaciones efectuadas». >>  

La lucha de los presos del GRAPO en prisión fue ardua y muy duradera frente a una represión policial durísima buscando quebrar su resistencia. En una primera huelga en 1981 en protesta por el régimen a que estaban sometidos en el penal de máxima seguridad de Herrera de la Mancha, tras más de tres meses en huelga de hambre, murió el preso Juan José Crespo Galende de 28 años.  El 30 de noviembre de 1989, en protesta por la política de dispersión de presos del recién estrenado gobierno de Felipe González -2º con mayoría absoluta por la inhibición parlamentaria de Herri Batasuna- y con Aznar de jefe de la oposición, 61 presos del Grapo inician una nueva huelga de hambre. Al mes de huelga de hambre el juez ordena la alimentación endovenosa obligatoria de los huelguistas, lo que motiva el asesinato del médico encargado de hacerla. A finales de mayo una cuarentena de presos seguían la huelga cuando fallece José Manuel Sevillano Martín de 30 años y muchos otros estaban en estado crítico y el 13 de junio, el canario Juan Manuel Pérez Hernández es ingresado en la UVI del Hospital Doctor Marañón en muy grave estado. Copio de la prensa de la época:  

Ingresa en la UVI un grapo huelga de hambre tras empeorar su estado de salud*  

El preso de los GRAPO en huelga de hambre Juan Manuel Pérez Hernández fue ingresado en la tarde de ayer en la unidad de vigilancia intensiva (UVI) del Hospital General Gregorío Marañón de Madrid tras empeorar su estado de salud, según informaron fuentes cercanas a la familia. El grapo se encontraba anoche consciente, pero desorientado, y los médicos temían que sufriese una lesión cerebral irreversible, según las mismas fuentes. Por otro lado, un alto cargo de Justicia ha facilitado a la Asociación Pro Derechos Humanos (APDH) información del estado de los presos, hecho que la APDH interpreta como una muestra de flexibilidad de las autoridades ministeriales.  

Medios hospitalarios se limitaron a informar anoche que a Pérez Hernández se le había practicado un TAC (escáner) para conocer el alcance de la lesión, sin ofrecer más detalles del estado de salud de preso. Éste había ingresado en el centro el pasado miércoles, después de ser trasladado desde el Hospital Penitenciario de Carabanchel. Permaneció en la UVI del servicio de Urgencias unas horas e ingresó en una habitación, la misma en la que sufrió el empeoramiento a media tarde de ayer, cuando se encontraba con una familiar. Ésta relató a las fuentes informantes que a Pérez Hernández "se le fue la vista y no reconocía a nadie". Tras ser ingresado en la UVI, los médicos informaron que era necesario esperar de 48 a 72 horas para conocer la evolución del enfermo, que no está en coma. Las mismas fuentes señalaron que la noticia del empeoramiento del preso se había comunicado a la familia, residente en Canarias.  

Deterioros y secuelas  

José Antonio Gimbernat, presidente de la APDH, confirmó que esta misma semana un alto cargo del Ministerio de Justicia, del que omitió su identidad, se puso en contacto con él para tratar, desde un punto de vista estrictamente humanitario, el conflicto que 43 presos de los GRAPO mantienen desde el pasado 30 de noviembre. Dicho alto cargo facilitó a la asociación una relación, nombre a nombre, en la que figura sin entrar en detalles el estado de salud de los huelguistas. La situación de todos ellos es estacionario, más crítica la de los internados en el hospital Penitenciario, según la relación. Los médicos que les atienden reconocen que cualquiera de los grapos puede sufrir deterioros funcionales y secuelas en forma de enfermedades crónicas, que pueden surgir en cualquier momento.  

El ministerio se ha ofrecido a mantener contactos habituales con la APDH, siempre desde el punto de vista humanitario, y dar información sobre la evolución clínica de los huelguistas. Aunque no se ha hablado de negociación, la asociación estima que el hecho de que Justicia se haya puesto en contacto con ellos es un signo de una mayor flexibilidad, que permite vislumbrar ciertas esperanzas de solución.  

La APDH valorará, a la vista de los acontecimientos, si solicita de nuevo una visita a los presos, petición denegada por Justicia aduciendo motivos de seguridad para el personal médico.  

Los presos trasladados la semana pasada al Hospital Penitenciario -José Balmón, José María Sánchez Casas y Francisco Brotons-, no sabían nada de este contacto entre Justicia y la APDH, según afirmó Celsa Barcia, esposa de Fernando Hierro Chomón, internado también en el Penitenciario y a quien ha visitado recientemente. Celsa declaró que había encontrado a su marido muy debilitado por la huelga de hambre, pero "alto de moral".>>  

* Este artículo de Andrés Manzano apareció en la edición impresa de El País el Jueves, 14 de junio de 1990  

Espero que Juan Manuel, que superó tantas vicisitudes, resista también al puñetero COVID-19 en su ciudad natal ya que RESISTIR ES VENCER y, de resistencia, sabe bastante. Ahul fell-ak  

Francisco Javier González  

Gomera a 1 de diciembre de 2020.  

Otros autores
Facebook