08:10 h. Jueves, 21 de noviembre de 2019
José Antonio Cabrera/ASSOPRESS

Un Recuerdo de Homenaje a Los Regulares, la Unidad más Laureada del Ejército

Director de ASSOPRESS

José Antonio Cabrera/ASSOPRESS | 13 de octubre de 2019

Los Grupos de Regulares pertenecen a las fuerzas militares españolas creadas en 1911, en África y con personal indígena, cuya organización es: un Tabor (nombre que recibe un batallón en Regulares) de Infantería de cuatro compañías más un escuadrón de caballería, que se ampliaron al año siguiente en 1912 a dos Tabores de Infantería más un Tabor de Caballería.

La creación de los Regulares se debió en gran parte a la protesta de la población civil en la península, secundada por la prensa, por la participación de soldados españoles en la Zona del Protectorado. Los antecedentes como unidad con tropas indígenas se encuentran en la formación de la Compañía de Mogataces de Orán, en los Tiradores del Rif y en la Milicia Voluntaria de Melilla, Ceuta, Tetuán, y algunas tribus y clanes rifeños locales de fuerzas autóctonas.

Al poco tiempo de su creación tomaron el nombre de Fuerzas Regulares Indígenas de Melilla, cuyo jefe fue el teniente coronel de caballería Dámaso Berenguer Fusté. Los Regulares se convirtieron muy pronto en un cuerpo de élite del Ejército Español.

En 1914 se ampliaron las fuerzas de Regulares con la creación de cuatro grupos. Cada uno de estos cuatro grupos estaba formado por dos Tabores de Infantería de tres compañías más un Tabor de caballería de tres escuadrones. Combatieron siempre en la extrema vanguardia.


Formaron parte de la punta de lanza desde los comienzos, durante la denominada «Campaña del Desquite» y en el Desembarco de Alhucemas en 1925, entre otras operaciones durante la Guerra del Rif.

Participaron asimismo en las operaciones siguientes a la Revolución de octubre de 1934 y en los principales frentes durante la Guerra Civil Española. También participaron en operaciones contra el maquis en la postguerra. Posteriormente, algunos de sus miembros participaron en la División Azul durante la Segunda Guerra Mundial y en el Tabor de Maniobra destacado en Ifni en 1959.


En los planes de Repliegue del Ejército Español (31 de abril de 1956 – 31 de agosto de 1961), como consecuencia de la Independencia de Marruecos, se redujeron de ocho a cuatro los Grupos de Fuerzas Regulares de Infantería y se disolvieron los dos Grupos de Caballería. Este Grupo contaba con 127 oficiales marroquíes y 12 445 soldados de esta misma nacionalidad.

Fueron muchos los Honores otorgados a los Regulares, sobre todo por su participación en la «Pacificación» de Marruecos y por su intervención en España (principalmente en la Guerra Civil de 1936–1939). Hoy en día es la unidad más condecorada del Ejército Español.


Durante la marcha verde en el Sáhara Español, los Regulares fueron desplegados en la frontera de las plazas de soberanía con Marruecos y en los últimos años han participado en las unidades formadas, para acabar con las crisis derivadas de los asaltos a las vallas fronterizas de Ceuta y Melilla y en la misma frontera, durante la Crisis de la Isla de Perejil. Asimismo han formado parte de agrupaciones en Bosnia-Herzegovina y Kosovo, Malí e Irak junto a otras unidades de élite, mientras que algunos de sus miembros han estado presentes igualmente, en despliegues como el que ha realizado el Ejército con otras fuerzas multinacionales, en Guatemala, Afganistán y en el Líbano.

El Grupo de Fuerzas Regulares de Infantería de Melilla n.º 2 ha pasado a llamarse desde 1986 Regimiento de Infantería Ligera Regulares de Melilla n.º 52, llamándose posteriormente Grupo de Regulares de Melilla n.º 52. Esta unidad nutre los destacamentos del Peñón de Vélez de la Gomera, de Alhucemas y de las islas Chafarinas.

El Grupo de Fuerzas Regulares de Infantería de Tetuán n.º 1 tomó la denominación de Regimiento de Infantería Ligera Regulares de Ceuta n.º 54, (en origen Tercio Permanente de Ceuta), llamándose posteriormente Grupo de Regulares de Ceuta n.º 54.

Más acciones:
Otros autores
Facebook