14:09 h. Martes, 21 de Agosto de 2018

la verdad de lanzarote

José Carlos Martín Puig

"ALZHEIMER IDEOLÖGICO”: CUANDO LA MEMORIA DEJA EN LA CUNETA A OTROS CANARIOS

Sociólogo

José Carlos Martín Puig | 10 de Febrero de 2018

colonialismo- Hoy como ayer

 

Memoria e historia no son hermanas, más bien son primas y si me apuran diría que hasta de distinto padre. Si fueran hermanas todos estaríamos de acuerdo en señalar que lo que en la historia se encuentra, memoria es. Pero qué ocurre cuando la paternidad de la Historia quiere que sean memoria unas cosas, y otras no. Qué ocurre cuando al pasado se le pone unos marcos de referencia y se saca de la cuneta o de los rótulos de las calles a unos, y a otros no. ¿Por qué ahora se ve con naturalidad que retiremos de nuestras calles los rótulos de asesinos fascistas pero se mantenga con absoluta insensibilidad el de salvajes conquistadores? ¿Porqué sólo retirar placas, estatuas, alusiones a Franco y sus cómplices, pero no esos cuadros denigrantes de loa al colonialismo genocida del salón de plenos del órgano que se llama así mismo el Parlamento de Canarias?

  ¿Porqué sólo es memoria lo ocurrido durante la guerra civil y su posterior represión y no lo que se derivó de la conquista y su posterior proceso salvaje de colonización? ¿Por qué tiene una enorme carga de reparación histórica, el no olvidar ni perdonar los asesinatos y hechos cometidos por el fascismo, pero pasa a un segundo término, como si de la memoria histórica de otro pueblo se tratase, lo ocurrido y hasta ensalzado como positivo durante la conquista y colonización?

Siento enormemente que PODEMOS, que seguro si se tratara de condenar el genocidio cometido en América con los indios se apuntaría rápido, no haya incluido en el ADN de esta ley, la necesidad de reparar la memoria de los primeros canarios, la necesidad de repudiar a tanto asesino que hoy preside plazas, calles o rincones de nuestra geografía a pesar de ser unos sanguinarios comprobados. Que pena que PODEMOS no viera esas otras cunetas, las que siguen condenando a los primeros canarios seguir siendo invisibles en los libros de texto y sus asesinos sigan pasando por héroes, adelantados, prohombres. ¡QUE PENA, PODEMOS!.

PD: Ya en su momento me dirigí a través de las redes sociales tanto a Noemí Santana Perera como a Paco Déniz para que tuvieran en cuenta esta cuestión. Ojalá me equivoque y en la letra pequeña de esta ley....hayan sabido hacer más canaria esa ley de memoria histórica. “

Más acciones:
Otros autores
Facebook