05:49 h. viernes, 28 de enero de 2022
Juan Francisco Ramírez

NADA NUEVO BAJO EL SOL: Sustitución del estado-nación, por el estado-corporación

Abogado, investigador y analista polítco

Juan Francisco Ramírez | 03 de marzo de 2015

 

Hoy, me ha parecido conveniente  dedicar unas líneas a la injerencia que los poderes económicos tras bastidores, han venido influyendo en la historia social y política del mundo; aunque de manera somera. Algo que podría sonar pretensioso, pero lejos del ánimo del que estos párrafos pergeña. Se trata de afrontar, con perspectiva objetiva los acontecimientos que sacuden y enfrentan a las naciones en esta carrera desbocada de la subsunción en lo que ya denominaba la Roma clásica la aldea global, es decir, lo que actualmente se denomina globalización o nuevo orden mundial, cuando realmente se viene iterando, salva sea la distancia marcada por el dios Crono, bajo aquella paremia o anejir de “nada nuevo bajo el Sol”, pues aunque cambian, eso sí, los personajes y el decorado, mas la trama continúa siendo la misma. La sustitución de los estados nación, por la del estado corporación.

Los recursos naturales, hoy sabemos no son infinitos, mas nunca antes lo fueron; pues, actualmente, somos muchos más los pobladores de un planeta con recursos esenciales, para el desarrollo de la vida humana, los cuales son finitos o, como en algunos lugares, escasean (agua). Recursos, que de los pueblos son alma de la vida en paz; siempre y cuando sea permitido compartir  y gestionarlos de manera pública en beneficio del interés general, es decir, cuando están al servicio de sus respectivos pueblos y se gestionan directamente –sin intermediario alguno- por los propios gobiernos, lo que les hace ser soberanos y no dependientes de potencias externas o ajenas.

Las naciones crecen y se desarrollan, adecuadamente, cuando mantienen la soberanía política de todas y cada una de sus respectivas riquezas naturales, gestionadas de manera responsable y democrática o social; para ello, deberán arroparse de los mecanismos necesarios de protección integral, pues el egoísmo y la voracidad de los otros (ajenos) estarán, siempre, acechando para hurtar o despojar a esos pueblos de lo que legítimamente les pertenece; no tendrán escrúpulo alguno que les impida expoliar, cual de zorros se tratase al entrar con astucia y sigilo en un gallinero.

No resulta muy difícil, hacerse una idea de las variadas artimañas y manipulaciones  de toda índole de las que harán gala aquellas corporaciones extrañas; eso sí, con ayuda de algunos naturales que prefieren su mezquina ganancia que estar a favor de la soberanía de su propia nación, y, la venden por un plato de lentejas como antaño ya hiciera un personaje bíblico con su herencia, mas luego se arrepentiría, pero ya fue demasiado tarde.

Podemos concluir, visionando los acontecimientos acaecidos a las naciones y pueblos desde la más remota antigüedad; hoy, en pleno siglo XXI, con medios mucho más sofisticados o tecnificados, pero al igual que antaño causan el mismo efecto. A manera de resumen, cabe citar, entre otros muchos, a los países o naciones que, actualmente, se encuentran inmersos en el huracán expoliador globalizante, destacan los casos de Argentina, Congo, Colombia, Grecia, Irak, Libia, México, Rusia, Siria, Ucrania, Venezuela, etc. Todos esos países,  tienen una cosa en común, es decir, recursos naturales vitales (gas, petróleo, cóltan, oro, uranio, etc.). En fin, nada nuevo bajo el Sol.

Documentales relacionados con el tema expuesto; puede encontrarlos en Internet:

  1. “La Corporación” dirigida por: Mark Achbar y Jennifer Abbott (Canadá – 2004)
  2. “Cómo empezar una revolución (2011) – Documentos TV de TVE2 (Manual Gene Sharp)

Libro acerca del tema: Confesiones de un gánster económico, de John Perkins, Ed. Tendencias

Otras opiniones
Otros autores
Facebook