23:56 h. jueves, 27 de enero de 2022
Nicolás Montero

Nueve temporadas en las cloacas

Analista deportivo

Nicolás Montero | 08 de diciembre de 2013

FÚTBOL DE GARRAFÓN

 

Ya son con ésta en curso, 9 las campañas que atesora el omnipotente/presente de Miguel Ángel Ramírez al mando de la UD LAS PALMAS.

Considerado por muchos como el salvador de la ruina económica que asoló en su momento a la entidad amarilla, (excepto por el prehistórico García Navarro), el bastón de mando de Ramírez continúa bastante firme en una temporada donde lo está dando todo pero que por el contrario no está recibiendo todo lo deseado.

En su NOVENO envite al frente del gigante amarillo, el de Ralons ya se codea por encima en el tiempo al inolvidable Atilio Ley quien bajo su mandato aupó a la UD LAS PALMAS a aquella inolvidable Copa del rey del 78 que no pudo ser; y quedando todavía a unos años del longevo presidente Trujillo Febles, el mismo que escribió paginas importantes en el amarillismo con el subcampeonato de liga y la puesta en escena del equipo en las competiciones europeas.

Obviamente épocas y situaciones diametralmente opuestas, y es que mucho ha llovido sobre mojado desde el 2005 para acá en una UD LAS PALMAS que con Ramírez al frente lleva unos años intentando levantarse de su propio fango, pero que por unas causas u otras no consigue enderezar un rumbo que hace ya mucho tiempo que se perdió.

Éste año se ha dicho por activa y por pasiva desde las altas instancias del club que debía de ser el bueno, el del culmen, el definitivo. Vamos, el que devolvería la alegría a toda su gran afición retornando a la Primera División estatal en la que por historia y grandeza tiene su lugar reservado.

Para nada, el camino en este inicio liguero no está siendo nada llano. Un plantel de nombres consolidados, sin ninguna duda, pero que de momento acumulan demasiados altibajos para un equipo que ansía como nadie el retorno a la élite de nuestro fútbol.

El pobrísimo juego que está mostrando la UD LAS PALMAS de manera generalizada, acentuado de manera brutal por el desagravio sufrido tras la hiriente derrota ante los vecinos y NO-amigos del CD TENERIFE, han hecho y permitido que los fantasmas del desasosiego y de la desilusión vuelvan a instalarse en el entorno del conjunto amarillo.

Toca reflexión desde las altas ésferas con lo que está pasando en el plano deportivo, aparte de siempre enviar el manoseado mensaje de ULTRA-confianza en el técnico de turno. Equipo tiene sin duda la UD LAS PALMAS, pero que el "modoso" de Sergio Lobera no está dando con la tecla adecuada para su correcto funcionamento es una realidad meridiana.

Cierto es que se sigue en la "pomada", en la zona de privilegio y posibilidades; pero también lo es que el gigante amarillo no transmite demasiada fiabilidad, como mucho la podemos presumir.

Son NUEVE temporadas las del señor Ramírez llevando a la UD LAS PALMAS y ha habido de casi todo por esa casa. Se ha intentado retirar toda la mugre que se ha venido acumulando desde años atrás para lustrar a la entidad y más reluciente parece o se muestra que está, pero queda lo más importante y deseado; y no es otra cosa que creerselo de una vez por todas y borrar del mapa de la SEGUNDA FILA a la UD LAS PALMAS.

Atilio Ley y Trujillo Febles dieron constancia en su momento del alto "standing" que mostró el gigante amarillo. Hoy por hoy, Miguel Ángel Ramírez vuelve a tener en su mano, a su alcance, el poder disfrutar todo el amarillismo de pro de tener a su equipo destilando fútbol de Primera División.

Otra cosa bien diferente es abandonar las pestilentes CLOACAS de la 2ª, para con "pies de barro" volver a ellas en un pis-pas.

El fundamento de un fundamento es resumir por los cuatro costados FUNDAMENTOS. En la UD LAS PALMAS si acaso se puede atisbar, pero nada más . Tiempo queda, aún, pero ya son NUEVE temporadas, como he dicho.

Otras opiniones
Otros autores
Facebook