23:19 h. jueves, 27 de enero de 2022
Paco Díaz

Del "Achum Magek" a la trasquila actual, en Tenteniguada

Paco Díaz | 04 de mayo de 2014

 
En Guiniwada 5 de Mayo, 2014
 
 
 
Este pasado sábado fue la tradicional trasquila de "hañas"  -ovejas- del famoso, sobrio y arrecho pastor, Juan Moreno Moreno, popularmente conocido por "Juan Barranco", de igual  apodo que su padre el famoso garrotista y antiguo "rabadán" -jefe de los pastores-, Juan Moreno Jiménez.  Como siempre, los pastores prestos a responder a la milenaria llamada de tradición (Ver * 1, Art. "La fuerza de la tradición que llevamos dentro los canarios"), justo ahora que se acercan los calores, imitando a aquellos guanches de hace más de quinientos años, aunque ellos poseían ovejas pelibueis,  hasta remontarnos a los + 2200 años, cuando nuestras tribus canarii fueron expulsadas por el Imperio Romano del norte de África (zona de Tegueste, en Argelia, la de los parientes canarios, como nosotros, Santa Mónica, San Agustín y algunos de los más importantes Padres de la Iglesia), por belicosos y no dejarse someter. Por lo que nuestra historia no se ciñe solo a los últimos + 600 años (1402,  el principio de la conquista) tal y como los españoles intentan manipular. 
 
¿Acaso conocemos las creencias  guanches sobre el "Guayota" - el diablo o maligno- y como cuando acudieron a su rey, o mencey, para que les ayudaran a vencer a tan  maligno ser parido por el mismo averno, lo que dio lugar a la "noche del sol" o "noche de la gran antorcha", es decir el "Achum Magek" guanche (Ver * 2, "El "Guayota" y sus fumarolas nos recuerdan que vivimos sobre su reino"), que luego derivaría en la actual y apoteósica "Bajada del Socorro", que espontáneamente reúne una explosión o catarsis de actuales guanches de "Chinet" -Tenerife-, que como aquellos pastores, parten sin control alguno desde diversas partes de su isla para bajar en tropel cual brioso rebaño la "Bajada del Socorro", Güímar, con sus vestidos de parranda, no típicos, miles de voladores, instrumentos, carretas artesanales cargadas con bebidas, viandas y múltiples asaderos, sin que a tan enorme marea humana le controle ayuntamientos, cabildo o Gobierno canario y, ¡Fundamental importancia tiene que los políticos y autoridades no vengan travestidos de magos, porque será abucheados! Después de la ofrenda de los pastores a la Chaxiraxi - Madre Naturaleza  o Virgen de Candelaria, ¿virgen morena y templaria?,  degustar los típicos turrones de Tacoronte  y comprar los típico ramos de albahaca fresca, bajan a bañarse, al igual que aquellos antepasados hacían, junto con sus rebaños y perros, en los Charcos de Chimisay, o del Socorro.
 
La verdadera historia oculta es la que durante otros más de mil quinientos años compartimos nuestra rica y sabia cultura maga (clásica romana, griega y de nuestros parientes egipcios, ver el libro "Egipcios, Bereberes, Guanches y Vascos", de los famosos paleontólogos Arnáez y Alonso) y comercio con otros muchos pueblos: árabes, genoveses, italianos, portugueses, mallorquines, Etc. Todos ellos nos respetaban y temían porque según la epopeya griega La Ilíada, "los canarii eran unos guerreros muy fieros, los cuales solo permitían el comercio y trueques a aquellos que lo necesitaban, al igual que tomar sus aguadas a los navegantes en alguno de sus muchos riachuelos y "agueres" -lagunas-, como las de la actual Charca de Maspalomas o la que había en Veneguera (con raíz guanche-bereber, "Ben Aguere", la que luego derivó en "Ven-Aguere"  y, finalmente, en la actual Veneguera),  "en nuestro "Jardín de Las Hespérides", que cita los versos de la epopeya griega La Ilíada"  Además "porque poseíamos un jardín" ¿el del mencey Añaterve, en el actual Escobonal de Güímar,  con abundantes madroños que maduran sus vistosos madroños o "manzanas de oro", en el mes de Septiembre? "Estas  "manzanas de oro"  estaban muy bien guardadas por un celoso gran dragón que escupía fuego por su fauces," ¿el "Guayota" -el maligno o diablo- que moraba dentro del volcán "Echeide" -el Teide-? "Este peligroso dragón alejaba a los intrusos molestos, no a los de los trueques e intercambios comerciales. Solo estas "manzanas de oro" podían ser robadas por el mito y héroe Hércules"  ¿Verdad que, según el testimonio de éstos testigos griegos y otros muchos, la verdadera historia de nuestra nación canaria, nuestra "Tkanaren", Canarias, comenzó miles de años antes de lo que nos han enseñado la falseada historia española? 
 
Esta importante trasquila se celebró bajo unos enormes y preciosos acebuches (madera ideal para los más duros garrotes,"porque al acebuche, no hay palo que le luche"), junto al área recreativa de El Troncoso, en Tenteniguada.  Como todas las trasquilas fue muy vistosa y en ella participaron medio centenar de pastores venidos de toda la isla.
 
"Ley del Pastor"
 
Este reportaje pretende ser un homenaje  a todos nuestros pastores por su milenaria fidelidad (Ver * 3, "Homenaje a los pastores guanches  por su fidelidad de + 2200  años" y su anexo "Diccionario guanche  y creencias de Tkanaren")  y tradicionales "juntas" (echar un techo, cogida de papas, trillas, apañadas, trashumancias o mudás, descamisadas o desgranadas, Etc.) y, después de ellas, aquellos afamados "bailes de taifas", como premio a las duras labores agrícolas o ganaderas, con sus normas mandadas por el patriarca del barrio. Estas tradiciones se siguen guardando, cada vez con más celo, en la isla de "Erbani" -Fuerteventura-  Las tareas agrícolas y ganaderas en la mayoría de nuestras zonas agrarias se siguen rigiendo por nuestros milenarios y variados "usos y costumbres", que los pastores con su "ley del pastor" cumplen a rajatabla, ésta la que aunque no aparece escrita nadie de ellos se la salta. Por ello en las trasquilas no puede faltar el estricto respeto a la tradición:
 
1- A veces las convidadas a participar en las trasquilas se realizan con mucha antelación: "Te invito a mi trasquila para el sábado, o domingo, después, o antes, del día de la Encarnación, o San Juan, Santiago, del mal llamado y falso "día de Canarias", el que mal utilizan nuestros travestidos políticos "vendepatrias", Etc". A Veces hasta con un año de antelación. ¡Y, pobre del pastor que prometa acudir y, luego falte, sin una disculpa convincente, porque seguro, no te lo echará en cara, pero sí que te lo recordará  oportunamente,"brinco a brinco, yo te trinco", cuando quien faltó le pida su colaboración!
 
2- Es imposible que falte a la trasquilla el pastor que desempeña la más importante misión de todos, "el afilador" de las tijeras de trasquila. Cada media docena de trasquilas los pastores trasquiladores van acudiendo a él con sus tijeras para afilarlas de nuevo. Algunos  trasquiladores para que el afilado le dure unas trasquilas más, las suelen ir limpiando y quitándole los pelos de oveja con agua que van sacando de un balde y con un trozo de la propia lana de la propia trasquila. 
 
3- Los  "amarradores" son los que van apañando las ovejas y agarrándolas por alguna de las patas traseras para voltearlas e irlas atando las dos patas traseras, para inmovilizarlas y que los compañeros trasquiladores puedan trasquilarlas cómodamente. ¡Es un decir lo de cómodamente, ya que pasan horas hincados de rodillas y agachados para trasquilarlas!
 
4-Como se levanta mucho polvo desde el piso, por lo general de tierra o hierba seca, además del polvo que se desprende del grueso pelaje de lana de las ovejas, no debe faltar en ninguna trasquila los tragos de agua y "ron colorao" a discreción para ir refrescando el "gaznate" de los pastores. Tampoco ellos se ayudan mucho, porque casi todos durante horas mantienen encendido sus cigarrillos en la comisura de los labios. Ni siquiera se los quitan de los labios cuando se les acerca el micrófono para realizarles alguna entrevista.
 
5- Otros se encargan de ir apañando la lana para depositarla en un montón o colocándola  en sacos, para luego, por desgracia despreciarla y arrojarla al vertedero. ¿Cómo hemos podido llegar a este sin sentido al desperdiciar este importante recurso natural, cuando en Escocia o Reino unido tanto provecho la rentan a las lanas? ¡Cuántos chalecos, mantas, bufandas, cachorros canarios, chaquetas de "estameña", u objetos de artesanía podríamos realizar con esta preciosa lana! ¿Acaso sabemos que nuestras lanas de oveja eran muy apreciadas por las empresas textiles del Reino Unido, hasta que en nuestras Medianías los pastores se llenaron de codicia, ¿brutalidad tal vez?, pues para obtener mayores y rápidas ganancias, empezaron a "matar la gallinita de los huevos de oro",  o lo que era igual, a mojar la lana para que pesara más, e inclusive, añadirle alguna pesada piedra dentro de  los sacos de lana de exportación? ¿Tal vez pensando que los ingleses estaban muy lejos y  no se enterarían,  o que eran tontos? Hasta que éstos se cansaron de tal picardía y les cortaron el suministro?
 
6- Otros pastores se encargan de ir conduciendo las ovejas o corderos trasquilados fuera de la "gambuesa" -corral- para pasarlos a otra más pequeña, o dejarlos junto a un cejo o una cueva, donde las "avergonzadas"  ovejas por quedarse en cueros, parecen esconderse de miradas indiscretas, porque se encuentran muy raras sin su vestimenta. Realmente suelen virar y agachar la cabeza a los curiosos, mientras le dan la espalda.
 
La "guatiboa"
 
7-  En ninguna  trasquila  ni en los tradicionales tenderetes,o "fiestas de pastores" = "ovejas muertas, falta la gran "guatiboa", o gran comilona, con enormes perolas con comida de caldero, mucha carne de "haña", papas sancochadas y arrugadas con mojo, queso a discreción, ensaladas, ensaladillas, croquetas, pan de leña  preparado especialmente en sus propios hornos con su especial trigo o cebada guanche (con grano muy grande, espiga mucho más mayor  y en vez de solo dos filas de trigo: cuatro). Mientras es frecuente que después de tan gran  "jartera", contemplar la cara de felicidad de los más viejos, al "jincarse"  con gran"regocijo", una gran y metálica escudilla repleta de ¡Leche de oveja fría con gofio"! Seguro que con sus estómagos a pruebas de bombas, luego duermen la mona de maravilla y sin malas digestiones.
 
Seguro que la tradición continuará por al menos otro milenio más, porque a todas las trasquilas acuden numerosos niños que entusiasmados acompañan a sus padres o abuelos, como fue el caso de dos hermanos pastores, Juan Ramón (8 años) y su hermano Borja (6 años) Vera López, acompañados por su abuelo, Juan Vera, pastor de un "ajarrag" - rebaño-  de más de 200"jayras" -cabras- que pastorean en el Barranco de San Miguel, Valsequillo.
 
REPORTAJE FOTOGRÁFICO EN CONSTRUCCIÓN
Otros autores
Facebook