17:33 h. martes, 07 de diciembre de 2021
Paco Díaz

"Ius sanguini" y la tradicional generosidad guanche

Paco Díaz | 16 de marzo de 2014

Francisco de Miranda, nuestro más ilustre y laureado general
En Guiniwada, a 16 de Marzo, 2014
(XXVIII aniversario de nuestro NO A LA OTAN)
 
 
Estimado y anodino amigo,
 
De verdad me alegro mucho que por tus venas aún corra sangre guanche-bereber-tuareg-egipcia de la princesa Abenchara, la del libro de Faneque Hernández y presentado por el anodino y rajao Lobo Cabrera. Esta es la posible razón de  que por tu carácter, tesón y sobriedad, la que mi intuición me decía de tu posible "ius sanguini" real guanche, que es el motivo por lo que tanto he luchado y te he ofrecido generosas muestras de paciencia por mentalizarte en la necesidad de estimularte en que nuestra nación Tkanaren necesitaba contar con tu valiosa mente e ingeniosa pluma de forma total. ¡Qué pena que te hayas paralizado y perdido durante tanto tiempo, tal vez porque te ataba la memoria de tu difunto padre, quien fue un ejemplar español, quien sí se entregó, al contrario de la mayoría de los "gachupines", por dignificar la educación canaria!
 
Sí, es verdad y muy positivo sentir orgullo por las ascendencias de sangre. Pero, también es más verdadero, valioso y positivo entender, que de poco valen los orgullos, si no van acompañados de la lógica entrega por dignificar no solo la memoria histórica, sino el orgullo más sano. ¿como tal vez sea el mío?, entregarse con la conciencia tranquila  por la muy noble causa de apoyar un esplendoroso y libertario futuro para nuestros compatriotas y familiares ¿canarios, o, según "argunos cosmopolitos", especialmente incluir a todos los desconocidos seres internacionales? A éstos los que deben defender y, de hecho, están mucho mejor defendidos por sus propios intelectuales autóctonos que nosotros los  indiecitos "canarinhos" . ¡Rabea que sé que como buen "cosmopolito" que eres, éste un epíteto te revuelve las tripas!
 
Supongo que bien sabes que nuestra cultura guanche puede codearse orgullosamente con nuestra pariente la Egiptología. ¿Sabías que esta gran cultura poseía carencias y era en parte menos adelantada que nuestra cultura Guanche? En trepanaciones craneales y en embalsamar sus momias, a las que mientras nuestros parientes -parientes, según libro de los paleontólogos Arnáez y Alonso, " Egipcios, bereberes, guanches y vascos"- se veían obligados extraer sus vísceras para embalsamar su momias, mientras nuestras magníficas momias guanches no necesitaban realizar tanto trastorno, ya que nuestros sabios "trasquilados" y expertos embalsamadores, embalsaban sus momias de una forma mucho más simple e ingeniosa: con ungüentos de hierbas y un cosido y ajustado traje mortuorio de muy fino, muy pulido y suave traje ajustado al cadáver a embalsamar. 
 
 
No se te oculta como buen periodista que eres, que a los canarios nadie ayudan desde  los muy facilongos términos del gran espectro "interclasista" e internacional" , con el que tanto se llenan la boca los anodinos y mal agradecidos canarios. Ni tampoco valoran, a pesar que nuestros bravos antepasados  "isleños"  ayudaron a liberar todos los países del libertario continente americano, incluido E.E.U.U., por nuestro prócer Francisco Miranda, en la decisiva Batalla de Pensacola en Florida. Miranda fue laureado alabado por George Washingthon, laureado en Rusia, Inglaterra, y Francia, el único latino inscrito en su Arco de Triunfo y su retrato destaca en la Galería de Hombres Ilustres del palacio de Versalles, mientras la ogra España lo traicionó y dejó podrirse en prisión.
 
Tampoco se te ocultan las muestras de que nuestra nación Tkanaren es actualmente pueblo de promisión para todos los inmigrantes del mundo, mientras sufre su frágil territorio insular la mayor recarga del planeta a la vez que presión inmigratoria, mientras los marginados jóvenes canarios sufren la lacra de un desempleo superior al 72 % y son obligados emplearse en engrosar las alienante policía, fuerzas de ocupación y ejército español en Afganistán (en proporción al 86 % de canarios y solo el 14 % de españoles, a pesar que España posee casi 50 millones de habitantes).
 
También hemos dado suficientes muestras de que somos el pueblo más generoso del planeta al soportar en solitario la impresionante crisis humanitaria de las "pateras y cayucos" . Con la cual perdimos todo el excelente turismo de jeques árabes ante tanto desprestigio del destino turístico "islas pateras", como así se nos bautizaron y se burlaban en todo Oriente Medio. ¡Para colmo de los colmos¡ 
 
Esta gran invasión, se supone, fue organizada por dejadez y negación de auxilio a la crisis humanitaria con la hambruna que trajo  en todo El Sahel la plaga de cigarras y posterior epidemia de  malaria por la necrófila España, Cruz Roja  internacional, Media Luna y la FAO, por lo cual nos endosaron, presuntamente desde las cloacas de Interior y por el "santito" de Mayor Oreja, "¡coman hierba!", como despreciaba su padre, el pillo del contubernio de Matesa,  a sus deprimidos obreros vascos. ¿Verdad que con nuestra nula memoria histórica ya olvidamos esta enorme crisis textil de cuando Franco aún reinaba sobre nosotros? Directamente por esta enorme y brutal  crisis humanitaria que sufrieron y, aún seguimos sufriendo sus consecuencias, al acoger a más de cien mil infelices negritos, mientras los enormes territorios de Francia e Italia, por solo 20.000 refugiados de la crisis de la "primavera árabe", creada por estos mismos países colonizadores y sus rapiñas  de multinacionales paralelas, dejaron de aplicar el Tratado de Schengen (el que según el vendepatrias y ex presidente Saaavedra, impedir aplicarlo en Canarias, con mucha más razón, por su tan frágil territorio insular, sería  "horroroooooso" ( ? ), cerraron sus fronteras y permitieron a sus armadas delinquir contra el Convenio de Ginebra y el Derecho Internacional Humanitario al cometer el genocidio de negarse a prestar auxilio y dejar hundir, adrede,  a varias embarcaciones repletas hasta con más de medio millar de infelices náufragos inmigrantes.
 
¡Para más inri y sobrecarga de este frágil territorio insular, también Unicef pretende, con el visto bueno del sátrapa Rajoy -a cambio que la ONU obvie el derecho de Canarias a su lógica descolonización- , a pesar de que soportamos el mayor centro mundial de la Cruz Roja Internacional (y mafiosa USAIR, a la que protege y da cobertura, ¿esperemos no armada?) y Media Luna, convertir nuestro frágil territorio en el orfanato del continente africano!
 
Feliz domingo.
 
Paco
Otros autores
Facebook