14:07 h. Martes, 21 de Agosto de 2018

la verdad de lanzarote

Padre Báez

Si algo nos dejaron más que claro los guanches, en sus yacimientos son los graneros.

Sacerdote y escritor

Padre Báez | 15 de Febrero de 2018

Si algo nos dejaron más que claro los guanches, en sus yacimientos son los graneros. Es decir, venían a ser como sus despensas; la gran preocupación de ellos, como las de cualquier grupo de personas sean del tiempo que sean es la despensa, o le que se tiene y guarda para comer y no pasar hambre. De tal forma y manera, que los nuestros, nos dejaron muchísimas manifestaciones  de sus graneros, donde guardar los granos para el gofio y otros alimentos. Sucede, que nosotros, sus herederos, los políticos, se han despreocupado totalmente de ello. Y sí, ciertamente, nuestros almacenes y despensas están llenas –salvo los pobres que van en aumento, y rebuscan en la basura- de alimentos sí, pero que vienen de, ¡sabe Dios! Y lo peor, es que no sabemos cómo han sido producidos, los mismos que nos enferman y matan; a la par, que nuestra tierra toda, entregada a los pinos totalmente, y si alguna Cabra se escapa, ya tiene la sentencia de muerte por el cabildo ambas acciones, por no entrar en otras que tocan a otros, que a un servidor, le basta estas dos. Pues que si tuviéramos que llenar nuestras despensas de lo que producimos, como no las llenemos d  pinocha, y de leche de tabaiba, otra cosa no producimos. Ya es hora de despertar de un carnaval sin fin en el que nos meten para que no veamos al realidad, y salgamos a exigir la vuelta al campo, sin trabas, y sin multas, sin permiso, ni autorización, y volver a lo que siempre hubo: agricultura y ganadería, con lo que de sus frutos, llenaríamos las despensas, como los guanches sus graneros. Vuelvo pues al comienzo, a los guanches, nuestros antepasados, que almacenaban alimentos, lo cual implica una sociedad culta, donde prima la economía y la industria, con la conservación de trigo, cebada, higos, etc. ¡Ojalá volvamos a aquellos tiempos en los que los guanches, desde que llegaron a la isla (e islas), desde antes de Cristo, ya construían los graneros y son muchos los que nos han dejado, de donde los político debieran tomar ejemplo e imitarlos, y permitir al pueblo, vuelva a la agricultura y a la ganadería, que la tienen prohibida, y multan el ejercicio de ambas, salvo que tengas permiso, permiso que te niegan, y de ahí que lo poco que se tiene de ambas actividades, sea de forma furtiva, y a escondida, y sin poder venderla a falta de documentación que llaman trazabilidad y otras leyes y normas.

 

El Padre Báez, Pbro. 15-02-18

Más acciones:
Otros autores
Facebook