14:47 h. miércoles, 07 de diciembre de 2022

La larga sombra de Soria

Miembro de Alternativa Nacionalista Canaria

Pedro González Cánovas | 06 de septiembre de 2016

Como un guirre que voló tan cerca del Sol que eclipsó Canarias, y parte del sur de Europa, la sombra del personaje non grato vuelve a oscurecer el panorama en la política de los medios de comunicación.

¡Qué escándalo! Un elemento con cargo institucional que escondía dinero para no pagar los impuestos correspondientes, que robaba a su propio Estado y, por lo tanto, al resto de ciudadanos que tendrían que beneficiarse de lo recaudado en impuestos, ahora es la mejor propuesta que tiene España para el Banco Mundial.

El caso tapa cualquier otra cosa que intente acaparar titulares en los mas media; el nota es la primera plana sin mover un dedo, posiblemente, estando de vacaciones en algún hotel ilegal o invitado por esas mafias internacionales que pondrán una alfombra roja cuando la puerta giratoria de Soria deje de girar.

Mientras tanto, qué nos importa si el gobierno provisional de España nombra ilegalmente seis altos cargos del ejército. Ese ejército que protagonizó el golpe de estado militar del 36; el que ahora mal soporta las amenazas independentistas y el desgobierno que llora la derecha, sin poder estrujar más a los obreros y aumentar la reforma laboral. Una reforma que ha provocado desapariciones o congelamientos de antigüedades; recortes de salarios hasta empobrecer a los trabajadores; despidos masivos y empleo precario: pobreza y asesinatos sociales. Todo ello impensable en el ámbito de la profesión militar española.

Cuando algún canario argumenta del “peligro de ser independientes de España” por una supuesta “amenaza de invasión” ya por Marruecos, por Estados Unidos de América, o por el mismísimo Imperio de la guerra de las galaxias; yo me limito a recordarle un poco de historia y situarle en el peligro que significa pertenecer a España, que puede venderte en cualquier momento: como hizo con Filipinas, Cuba o el Sáhara. Que le teman los españoles a su ejército, que esa es otra historia…

Por otro lado, está el vuelo de Soria, que aún es “tan alto” que no llega a declarar en ningún lado sobre lo del Banco Mundial. No está claro si es que no interesa a los medios de comunicación o es que se niega a declarar.

Lo cierto es que, a mi entender, el candidato español debería acabar entrando en ese foro corrupto. Así lo podríamos descalificar un poco más.

 

Otras opiniones
Otros autores
Facebook