15:34 h. Lunes, 24 de Septiembre de 2018

la verdad de lanzarote

Rafael Delgado Perera

UNA DANZA DE LOS GUANCHES ESCLAVIZADOS EN MADEIRA

Articulista de Opinión

Rafael Delgado Perera | 16 de Mayo de 2017

FIESTAS SAN GINÉS 1970 -1

A finales del mes de agosto de 1970 fue contratada por los organizadores de las fiestas de San Ginés en Lanzarote, siendo Alcalde en esos momentos Don Ginés de la Hoz Gil, la extraordinaria agrupación folclórica “La Camacha” de la isla de Madeira, donde actuaron en la noche del 26 de aquel mes en el nuevo parque municipal de Arrecife, que según relató la prensa por aquellas fechas con notable éxito.

En viaje de regreso a Madeira, y aprovechando su paso por Las Palmas, fue contratada la citada agrupación folklórica, por los que en aquellos momentos regentaban el Bodegón del Pueblo Canario, para que actuasen en el marco de aquel recinto.

Sin una publicidad previa dada la premura de tiempo, recuerdo que escuché por una radio local a modo de noticia aquel hecho, que después resultó ser una agradable sorpresa, no solo por la demostración de la valía de aquel grupo folclórico, sino que además se convirtió en una tarde-noche de interesante revelaciones sobre aspectos, no solo musicales, sino de la Historia de Canarias.

Así que me dispuse, junto con un amigo ya fallecido, Gonzalo Bethencourt Brito, a presenciar las actuaciones de las agrupaciones “Roque Nublo” y el conjunto “La Camacha” de la isla de la Madeira, siendo esta última, por supuesto, la que centraba el interés por la novedad que suponía su presencia en Gran Canaria y los escasos eventos de esta clase por aquellos tiempos. Hay que decir que el grupo “La Camacha” rebasó con creces las expectativas que esperábamos,  sobre la que la prensa de los días 28 y 29 de agosto (La Provincia, Diario de Las Palmas y El Eco de Canarias) dio cumplida y sobrada información.

Comenzó la actuación del Grupo Folclórico La Camacha interpretando  músicas y canciones populares madeirenses, algunas de los siglos XV y posteriores, demostrando en sus ejecuciones no solo la profesionalidad del conjunto, sino el trabajo previo de investigación y rescate de antiguas canciones de la Madeira.

El Grupo Folclórico Casa do Povo da Camacha fue fundado en 1948 en la pequeña villa madeirense de Camacha, que hoy cuenta con unos 7991 habitantes, villa conocida no solo por la importancia en la manufactura del mimbre, sino por su importancia cultural dentro del ámbito de Madeira. El grupo tiene en su historial una larga trayectoria de actuaciones por todo el mundo, obteniendo diversos premios, siendo el más importante el primer premio conseguido en el año 1949 dentro del Festival Mundial de Madrid, en 1981 fue distinguido con Medalla de Plata y Diploma al Mérito Turístico, y su fundador D. Alfredo Ferreira de Nóbrega fue asimismo homenajeado y distinguido por el Presidente del Gobierno Regional de Madeira con la concesión de la Estrella Dorada.

                                                                                                             Diario de Las Palmas (Suplemento)

                                                                                                                           28.08.1970 – Página 27

Se encontraba al frente del conjunto como director y responsable D. Alfredo Ferreira de Nóbrega, (hoy ya fallecido), Profesor de Historia, Latín y Griego del Instituto de Funchal, y fundador del grupo, quien en un momento dado y a mitad de la actuación del grupo, tomó la palabra para informar y comentar a la audiencia sobre lo que a continuación íbamos a ver y escuchar que era la llamada la danza de “Los Esclavos”, referida a los guanches esclavizados en la Isla de la Madeira, cuyo sonido musical se basaba sobre la base de instrumentos de percusión (tambores) y que podríamos observar que los pasos de las parejas eran cortos y lentos recordando que, en su origen, tenían los pies con grilletes y atados con cortas cadenas y  que la postura ó posición de la cabeza era baja (barbillas al pecho) mirando al suelo y el antebrazoderecho a la altura de los ojos, ya que no podían ni debían mirar a sus dueños y señores... Por los apuntes que en su día recogí, reflejé que los compases me parecieron monótonos y repetitivos, como creo no podía ser de otra manera. Hay que decir que terminada la danza, la sorpresa entre la concurrencia fue de verdadera conmoción por lo desconocido e insólito de este evento de tan profundas connotaciones, y el recinto se “llenó” de un incesante murmullo...

Continuó la actuación con la música y canciones madeirenses hasta finalizar el acto.

Así, al final tomó la palabra D. Néstor Álamo, que se encontraba presente y en su calidad de cronista de la isla, saludó al grupo visitante y se refirió a la pureza y valía de las interpretaciones del conjunto La Camacha y de la similitud que tenía la música popular de la Madeira con las de la Gomera y Hierro, y en referencia a la Danza de los Esclavos, hizo saber la importancia que entre nosotros tenía la cofradía de Los Esclavos, que en las grandes fiestas danzaban por las calles al son de sus instrumentos aborígenes, llegando su importancia hasta contar conuna iglesia para sus cultos. (La Provincia 29.08.1970)

Las escasísimas referencias históricas sobre la música de los guanches,a causa de la fanática aculturación colonizadora, no permiten hacer ningún tipo de análisis, ya que en el aspecto musical poco o nada podemos decir, pues tanto la música y danza, por las razones apuntadas (esclavitudy servidumbre) queda fuera de la libre expresión de un pueblo en sus manifestaciones lúdicas, guerreras, etc.

Así que, por mi parte diré, como mero aficionado, que la música y danza de “Los Esclavos” por lo inédito de la misma, no guarda paralelismo alguno con los sones que se oyen en Canarias, por lo tanto no nos atrevemos a mayores pronunciamientos técnicos, máxime desconociendo las fuentes históricas de donde tomó el Sr. Ferreira de Nóbrega o quizás fuese el eminente primer gran folklorista del grupo, el maiderense  D. Carlos Santos (desde Mayo de 1949 a Julio de 1952) el que realizara este trabajo de rescate tanto musical como de baile.

Continuará…

 

RAFAEL DELGADO PERERA

Más acciones:
Otros autores
Facebook