15:58 h. viernes, 27 de mayo de 2022
Rukaden Arehukas Teguise

CANARIAS TRICONTINENTAL

DOCTOR EN PSICOLOGÍA

Rukaden Arehukas Teguise | 04 de mayo de 2022

Tricontinental

            Canarias es un archipiélago formado por 8 islas pobladas  y actualmente organizado en 88 municipios, con sus respectivos ayuntamientos y alcaldías.

            Precisamente el número 8 es sagrado en la cosmogonía o cosmovisión del pueblo originario y ancestral del archipiélago, el pueblo Guanche. El 8 representa el infinito, es sagrado, pues simboliza a la deidad femenina (Diosa Madre) adorada por nuestros antepasados, también materializa la fuerza, la energía, la luz, concretamente de Magek, el astro diurno, el Sol. En tal sentido, de momento, soy de las pocas personas que viene sugiriendo que algún día, tal vez no muy lejano, la enseña nacional de Canarias será la actual cuatricolor fundada  por el MPAIAC (Movimiento por la Autodeterminación e Independencia del Archipiélago Canario) en Argel el 22 de octubre de 1964, pero en lugar de siete  estrellas,  8 y cada estrella de 8 puntas, no como la actual con cinco puntas.

Respecto a las estrellas de cinco puntas, presentes en muchas banderas de países, mi parecer es que la revolución bolchevique de octubre de 1917 que dio lugar al nacimiento de la antigua Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS), adoptó la estrella roja de cinco puntas como símbolo de dicha revolución, además de la hoz y el martillo representativos del campesinado y el proletariado. Canarias no tiene porqué copiar o imitar a otros y puede ser original y creativa, al incorporar estrellas de 8 puntas en su Bandera Nacional en memoria, honor y reconocimiento del legado cultural que hemos heredado de nuestros ancestros guanches.

La localización geográfica de Canarias es muy clara, a pesar del pertinaz intento del colonialismo español de violentar, adulterar y manipular nuestra ubicación, la Madre Tierra, la Naturaleza, nos colocó en pleno Océano Atlántico y al noroeste de África, frente a las costas de Marruecos.

 En el presente artículo de prensa defiendo la tricontinentalidad de Canarias,  como idiosincrasia y singularidad de nuestro archipiélago, que nos define como pueblo con una identidad producto de la combinación de lo africano, europeo y americano.

La psicología actual del pueblo canario, su forma de ser, comportarse, sentir y pensar es triple, resultado de la mezcla de los tres aportes antes señalados.

Canarias es africana por su poblamiento ancestral, su composición genética, su historia antigua, sus raíces, su geografía y su climatología.

Canarias también es europea por mor de la invasión, la colonización desde el siglo XV hasta la actualidad y por su sometimiento administrativo y político a España y a la Unión Europea.

Canarias es americana en tercer lugar por la emigración forzosa de tantas familias y personas hacia ese continente, durante los años, 40, 50 y 60 del siglo XX.

El futuro Estado Archipielágico Canario al que algunos aspiramos, con el necesario proceso de descolonización e independencia, debe contemplar esa triple identidad paritaria, africana, europea y americana, cualquier intento por exacerbar únicamente una de esas tres identidades sobre las otras dos restantes, sólo acarreará empobrecimiento, embrutecimiento y mutilación de nuestra personalidad como pueblo canario.

Desde el colonialismo mitómano español y europeo se insiste a diario a través del asfixiante entramado de medios de intoxicación de masas, de la condición exclusivamente europea y española del pueblo canario, hasta el extremo de llegar a afirmar que la calima es un fenómeno meteorológico europeo. El pertinaz rechazo del colonialismo español de la identidad africana de Canarias, sólo demuestra su racismo más acentuado y trasnochado.

Análogamente, desde algunos sectores minoritarios del independentismo canario  se ha tratado de exagerar exclusivamente la africanidad de Canarias, negando y excluyendo las otras identidades, especialmente la europea. Ese repudio y odio hacia lo europeo, ha provocado el rechazo del propio pueblo canario que se aleja de fanatismos y radicalismos extremos.

La identidad americana de Canarias es la menos resaltada, pero también la menos atacada, los lazos históricos entre Canarias y América son indiscutibles e innegables, sólo basta señalar que con Venezuela y Cuba han sido y son especialmente fuertes.

Finalmente, reivindico ese triplete identitario africano, europeo y americano que nos caracteriza al pueblo canario, ese crisol de culturas e identidades que en nosotros se fusiona es una grandeza que nos debe motivar hacia nuestra emancipación colectiva en hermandad con otros pueblos del planeta.

 

ä Doctor en Psicología

Otros autores
Facebook