00:02 h. jueves, 11 de agosto de 2022
Santi Hernández González

El Gobierno de los de abajo

Candidato a la Alcaldía de Santa Cruz de Tenerife por ANC

Santi Hernández González | 14 de mayo de 2015

Estamos en plena vorágine electoral. Los partidos que hasta el momento nos han gobernado y aquellos que desde España se presentan como los recambios del tripartidismo canario, lustran sus cínicas sonrisas con la intención de volver a engañar al electorado 4 años más y así poder seguir saqueando lo público. Pero esta pobredumbre puede tener una fecha de caducidad si los golpeamos donde más les duele, situando al pueblo como dueño de su destino, haciendo que las leyes emanen desde abajo, donde se sitúan las familias canarias que viven en nuestros barrios. Es solo aquí donde se encuentra la mayoría social.

Alternativa Nacionalista Canaria (ANC) no es más de lo mismo. Somos la única opción de gobierno que aspira a derrocar este caduco sistema que condena a los desheredados, a los 'de abajo', a contentarse con las limosnas de un Gobierno que no desea cambiar su situación ni permitir que vivan con dignidad. ¿De verdad cree el votante que aquellos que no han hecho nada durante 30 años en el poder, lo van a hacer ahora? Desengáñense, lo único que quieren es lograr mantenerse otra legislatura en la poltrona y gobernar para sus amigos, los explotadores y caciques que aplastan día a día la dignidad de nuestro pueblo.

Pero no es tarea fácil expulsarlos de las Instituciones. Ellos son fuertes, más fuertes que nosotros y poseen muchos más recursos. No en vano los han ido amasando a lo largo de generaciones. Representan una bestia cuyos tentáculos alcanzan todas los sectores de la vida pública. Fruto de ello son las amenazas que lanzan contra nosotros, tratando de obligarnos a ocultar nuestro mensaje, de condenarlo a la clandestinidad. El último intento de silenciarnos ha sido a través de un comunicado público donde se nos amenaza con multas millonarias por pegar cartelería en un edificio abandonado.

La censura que sufrimos día a día en los medios de comunicación y en el resto de plataformas públicas, la superamos pateando los barrios, explicándoles a nuestros iguales cuál es nuestro programa. Lo hacemos sin cámaras que nos sigan, sin fotógrafos de prensa y sin poses forzadas, como cuando los candidatos de los partidos tradicionales se afanan en aparecer un minuto en los barrios más afectados por la crisis para que su imagen salga en los periódicos o en el informativo de turno, para luego ya jamás aparecer por allí en 4 años. ¿Qué esperan de alguien que vive en una urbanización de lujo?

Es vital que cambiemos nuestra forma de pensar y que de verdad creamos que podemos decidir sobre nuestros propios recursos, incluyendo nuestro fuerza de trabajo, que nos pertenece, aunque nos hayan inculcado que no es así. Solo de esta forma comenzaremos a cambiar esa visión paternalista de la política, en la que depositamos nuestra confianza en políticos profesionales, que en realidad no son más que ladrones ávidos de hacerse con el botín. Ellos solo defienden sus intereses, los de los ricos y burgueses, los de aquellos que no saben lo que es pasar hambre o sufrir un embargo por impago. Ellos no saben lo que sufrimos y nunca lo comprenderán.

Estamos ante una época histórica. Hoy más que nunca somos conscientes de que podemos cambiar las cosas. No permitamos que los hijos de las familias que ostentaron el poder durante la dictadura franquista en Canarias, sigan controlando las instituciones. Echémoslos de los órganos de poder y no permitamos que regresen nunca más.

Santi Hernández González

(Candidato a la alcaldía de Santa Cruz de Tenerife por ANC)

Otras opiniones
Otros autores
Facebook