15:07 h. martes, 07 de diciembre de 2021
homenajes

En Canarias no queremos homenajes a TERRORISTAS...

Desde LA VERDAD DE LANZAROTE tenemos más que claro que en nuestra sufrida tierra canaria no hay sitio para celebraciones ni homenajes a terroristas. Porque éste es un pueblo digno que no necesita que le adulteren (más) su Historia, con dedicatorias de calles o plazas a más que conocidos asesinos...

No queremos homenajes a uno de los grandes terroristas de Canarias: Pedro de Vera... Este sujeto apresó a centenares de gomeros, a los que previamente había citado a un funeral en la única ermita que había en la isla. Y tras separar a todos los varones mayores de 15 años, "los ahorcó, empaló, arrastró con caballos, mandó echar al mar con pesas en los pescuezos, a todos cortó los pies y manos vivos...". Las mujeres y los niños fueron vendidos en España; y a unos pocos que desterró a Lanzarote, en mitad de travesía fueron arrojados al mar. A esto se le llama TERROR, por lo que sin duda era un verdadero TERRORISTA.

No contento con lo anterior, apresó a otros 200 gomeros que había en Gran Canaria, y a los mayores de 15 años los ahorcó en Las Palmas, vendiendo como esclavos a mujeres y niños. Por eso nos reafirmamos en que en Canarias no queremos homenajes a Terroristas. Y nos parece indignante y aberrante que todavía se mantengan calles y plazas en el Archipiélago con el nombre del Terrorista Pedro de Vera.

Alonso Fernández de Lugo es otro ejemplo de Terrorismo en este Archipiélago: masacró a sangre y fuego a grancanarios (canarii), palmeros (auaritas) y tinerfeños (guanches). Y cuando se quedaba sin dinero, se dedicaba a capturar a sus "aliados guanches de paces": 200 nativos de Abona y Adeje (que le habían ayudado en la Conquista) que habían sido bautuizados por el Obispo Diego de Muros, fueron vendidos en Barcelona y Valencia; otros 200 guanches de Adeje que fueron "bautizados" por un falso cura, también fueron vendidos en Sevilla; 100 isleños de Tegueste que pidieron ser "bautizados", fueron metidos a la fuerza en barcos, y llevados como esclavos a España; lo mismo que 150 palmeros de los "bandos de paces"... La esclavitud hasta la muerte, es una forma de TERRORISMO BRUTAL.

Por lo anteriormente expuesto, no entendemos los homenajes al Terrorista conocido como Adelantado Alonso de Lugo, ni las calles y plazas que adornan muchas localidades del Archipiélago. Lo mismo podemos decir del cruel y taimado Maciot de Béthencourt, que esclavizó a las jóvenes más hermosas de Lanzarote, Fuerteventura y El Hierro, y formó su propio Harén... El TERRORISMO SEXUAL tampoco merece homenajes en nuestra tierra. Sin embargo, ese individuo tiene calle en Arrecife, y una plaza en Teguise.

Y como se que algunos lectores estarán diciendo que me he ido "muy al pasado", me centraré en el presente: en abril de 1978, Antonio Cubillo Ferreira fue víctima de un brutal Atentado, que lo dejó en muletas. Y en 1990, la Audiencia Nacional sentenció que Cubillo fue víctima de TERRORISMO DE ESTADO (por primera vez en la Historia de España). Es más, en 2003 el Ministerio del Interior español fue condenado a indemnizar a su víctima, con 150.000 euros...

Es decir, que si el Gobierno español es TERRORISTA DE ESTADO (según la Audiencia Nacional), en Canarias no tenemos por qué celebrar ningún homenaje alusivo a dicho gobierno, ni poner calles ni plazas relativas a sus gobernantes... ¡Es de locos!

AURELIANO MONTERO GONZÁLEZ