13:19 h. martes, 06 de diciembre de 2022
maestro

Sahara, 40 años de resistencia - "El maestro saharaui"

 

Dentro de los actos de celebración del cuarenta aniversario de la lucha por la autodeterminación del pueblo saharaui; el pasado lunes 20 de mayo de 2013,  a las 20:00 h., tuvo lugar la proyección de la película-documental, “El Maestro saharaui”, dirigida por Nicolás Muñoz;  el documental narra la experiencia vivida por un joven saharaui, que para estudiar se desplaza desde los campamentos de refugiados hasta Cuba, dejando atrás, durante muchos años, a sus familiares y amigos; es un viaje de ida y vuelta, en el que se suscitan vivencias y experiencias muy edificantes; dicho documental, nos muestra con naturalidad la dureza de la vida de un pueblo, que ha sacrificado todo por vivir en libertad y dignidad;

El joven, relata la falta de oportunidades que al regreso se manifiestan; hasta el punto, que en el documental expresa que lo aprendido en Cuba, piensa no tiene aplicación en su tierra; asimismo, podemos entresacar el desgarro de una familia que se encuentra separada por miles de kilómetros de distancia, pero que los lazos son tan fuertes, que se sostienen en el tiempo.

Hace algunos años, pude asistir a la presentación del libro del Doctor en G. e H., don José Ignacio Alguero Cuervo, titulado “El conflicto del Sahara Occidental, desde una perspectiva canaria”, Colección  13 La Diáspora – Gobierno de Canarias – Viceconsejería de Acción Exterior y Relaciones Institucionales, 2003. La presentación del libro tuvo lugar en la Sala del Club Prensa Canaria, suscitándose a la finalización de la presentación una rueda de preguntas entre los asistentes al acto y la mesa de presentación:

Recuerdo, perfectamente, que durante la intervención se explicaba que los saharauis, se veían obligados a desplazarse a Cuba, para continuar manteniendo el vinculo con la lengua española, cosa que España y Canarias no les facilitaba, pese a los menos de 100 kilómetros  que separan las costas saharauis de las de Canarias. Por ello, le propuse al representante del Gobierno de Canarias, que se estudiase la viabilidad y conveniencia de abrir el acceso a las escuelas, institutos, centros de formación profesional, así como a las dos universidades canarias, para que los saharauis que deseasen estudiar, pudiesen hacerlo mucho más cerca de sus hogares.

La conveniencia es patenten, para la propia España, si tenemos en cuenta que la única zona del continente africano que se habla fluidamente y con naturalidad en la lengua de Cervantes, es el Sahara; cosa, por cierto, muy importante, pues el idioma es un vehículo de conexión y comunicación de primer nivel; de ahí, que el área sea de predominio francófono.

En definitiva, salvo el período de la experiencia temporal, llevada a cabo por Radio Ecca, en su día, con la emisión de clases en los campamentos de refugiados de Tinduf; no se ha sabido aprovechar la oportunidad de la receptividad de pueblo, el saharaui, que ha querido mantener la legua española, para lo que ha aprovechado la solidaridad ofrecida por el pueblo de Cuba, que les ha brindado la oportunidad de acceder a sus escuelas y universidades, para que se formen oportunamente los jóvenes que lo deseen.

Desde aquí; aprovecho, para reiterar, la conveniencia y necesidad, por parte del Gobierno de Canarias, de hacer posible un cambio de tal situación; para lo cual, bastaría con un mínimo de voluntad política, que permitiese a los saharauis estudiar en Canarias de manera oficial; ello,  redundaría, directamente, en beneficio de los saharauis, de los intereses de España en general, y  los de Canarias en particular. Amén, de los lazos históricos que unen ambos pueblos.

Juan Francisco Ramírez – 21 mayo 2013.-