04:27 h. lunes, 18 de enero de 2021

MUERTES EN EL CRUZ DEL MAR

 |  06 de diciembre de 2020 (18:48 h.)
Cruz del Mar
MAGAZINE LANZAROTE

Una vez que España abandona el Sahara, nuestros barcos pesqueros comienzan a ser objeto de ataques por parte del Frente Polisario.

Entre los ataques, sobresale el atentado contra el pesquero Cruz del Mar, porque es el que más promoción se le dió en los medios informativos.

Una zodiac con varios hombres armados y con trajes de neopreno accedieron al navío. Nueve marineros y un niño de 14 años fueron obligados a ponerse en fila y a arrodillarse mientras los asaltantes disparaban a mansalva. Sólo tres de los tripulantes salvaron su vida al arrojarse al agua.

Los atacantes, una vez acabaron su orgía de sangre, dinamitaron el barco. Un pesquero que faenaba en las proximidades, el Chico Grande, los recogió de inmediato y los aproximó al destructor de la Armada española Churruca, que trasladó a los supervivientes hasta Las Palmas de Gran Canaria. Llegaron a las seis y media de la tarde del día 29 de noviembre de 1978.

Este asesinato nunca fue reivindicado por ninguna de las partes en conflicto. El ministro de Asuntos Exteriores del Polisario, Hakin Ibrahim, afirmó en la sede de Naciones Unidas que el ataque fue una maniobra del Gobierno marroquí para sabotear el clima de amistad y el establecimiento de relaciones entre el Polisario y España. Por su parte, el gobierno de Hassan II aseguraba lo contrario.

Las víctimas mortales fueron José María Hernández Marrero; Agustín Hernández Marrero, contramaestre, de 41 años, y hermano del patrón; su yerno, Rafael Salas Fernández, de 26 años, cocinero; Juan Suárez Rodríguez; Amador Hernández Marrero, 16 años, engrasador e hijo de Agustín; Alfredo Rodríguez Marrero, de 19; y el niño Sebastián Cañada García de 14 años ,era la segunda vez que se embarcaba y pensaba reunir algo de dinero para montar un bar. En ese momento residía en Gran Canaria. Por si fuera poco, los asaltantes despojaron a las víctimas de todo aquello de valor que llevaban, al tiempo que tomaron del barco lo que les podía ser útil. Tras la explosión del navío sólo fue posible recuperar un cadáver flotando: el del patrón, José María Hernández Marrero.

Con posterioridad al ataque, buceadores de la Armada encontraron los restos del barco a unos 30 metros de profundidad. En su interior estaban los cadáveres de Agustín Hernández Marrero y Juan Suárez Rodríguez, los cuales fueron enterrados en Lanzarote. Del resto, nunca más se supo.

RECONOCEN LOS AUTORES 

Los tres supervivientes Manuel Hernández Marrero, hermano del patrón del buque, Miguel y Eusebio Rodríguez García, identificaron en diciembre de 1978 a los atacantes, tras serles exhibidos los ficheros que la Policía Territorial tenía en los archivos del Documento Nacional del Sáhara. Del total de atacantes, unos veinte, las víctimas identificaron a seis de ellos.

Según una nota de prensa distribuida por el Gobierno Civil, los asaltantes resultaron ser Mohamed Salem Uld Had Embarec Uld Embarec Uld Sidru, más conocido en el Aaiún como el Paquito; al que acompañaban Hamed Du Uld Sulem Uld Abdalahe; Mohamed Salem Uld Hennamed Uld Baba Uld Yusef; Mohamed Embarec Malainin Brahim; Smail Abbes Daouila y Oufa Mohamed Uld Sidi Brahim. Siempre según las víctimas, los dos únicos saharauis que no abrieron fuego fueron Mohamed Embarec Malainin y Smail Abbes Daouila.

MOHAMED SALEM U/HACH EMBAREC U/SIBRU, alias “El Paquito”, hijo de Hach Embarec y de Muluda, nacido el día 12 de Febrero de 1.948 en Aaiún, casado, de frente ancha, pelo negro, cejas pobladas, ojos regulares, nariz grande, boca regular, labios gruesos, barbilla redonda y que usa bigote poblado.

MOHAMED SALEM U/ENHAMED U/BABA U/YUSEF, de la tribu Erguibat, fracción U. Musa, hijo del antiguo Alcalde de Tifariti y con núm. de identificación 11 de O.B.C. del antiguo Gobierno General del Sahara, de frente ancha, pelo escaso con grandes entradas, ojos regulares, nariz grande, boca prominente, labios gruesos, barbilla ancha.

SMAIL U/ABBES U/DAUILA, perteneciente a la tribu Ulad Bu Sbaa, que ha utilizado los nombres de AHAMED U/SBAI U/ABBAT U/LABUEILA, así como los de SBAIU U/ABBES U/BREIG U/DAUILA, de frente ancha, pelo castaño, cejas al pelo, ojos regulares, nariz gruesa, boca grande, labios gruesos, barbilla redonda y que usa bigote poblado.

MOHAMED EMBAREC MALAININ BRAHIM, con D.N.I. nº 5,150,064, de 27 años de edad, natural de Güera, antiguo estudiante de Geológicas, cuya última dirección conocida lo era en Oviedo, C/ Eduardo Martinez Torres, 4-5º-D, de frente ancha, pelo negro ondulado, cejas al pelo, ojos grandes, nariz grande, boca grande, labios gruesos, barbilla redonda, usa bigote y barba y con pronunciadas ojeras.

OUFA MOHAMED BUMERAN ENHAMED SIDI BRAHIM, de la tribu Erguibat, fracción Fogra, subfracción Erma, con D.N.I. nº A-6248897, Ex – Sargento 1º de las F.A.R.M. con núm. de matrícula en las mismas 3811/62 ó 3821/62, desertor de las F.A.R.M. en 1974, de frente ancha, pelo rizado castaño, cejas al pelo, ojos grandes, nariz mediana, boca regular, labios gruesos, barbilla redonda y que usa bigote.

En los archivos policiales figuraba que dos de ellos habían tenido residencia en España. Mohamed Embarec Malainin Brahim vivió en Oviedo mientras estudiaba la carrera de Ciencias Geológicas. El Paquito nació en Tarfaya el 2 de febrero de 1947 y vivió en Las Palmas de Gran Canaria en 1966.

Por estos hechos, el Tribunal Territorial Militar Quinto de Santa Cruz de Tenerife abrió una causa con número 206/78.

Los arriba mencionados fueron procesados en la Causa núm 206 de 1.978 seguida por un presunto delito contra EL DERECHO DE GENTES, capitulo II, Sección 1ª de la Ley Penal y Disciplinaria de la Marina Mercante con motivo del ataque y hundimiento del buque pesquero “CRUZ DEL MAR”, comparecerán en el término de TREINTA DIAS en este Juzgado, sito en la Calle Dr. Grau Bassas, 29 ante el comandante de Infantería de Marina D. JUAN J. FERNANDEZ TAIEB Juez Instructor de la citada Causa.

Se realizó un ruego a las Autoridades Civiles y Militares para la búsqueda y captura de dichos individuos para ser puestos a disposición del juzgado.

EL COMANDANTE, JUEZ INSTRUCTOR

Juan J. Fernández Taieb

Esta requisitoria,se emitió en el Diario Oficial de la Marina del 27 de enero de 1979, fue publicada en estos periódicos locales:

1.-La Tarde de Tenerife.

2.-,Diario de Avisos de Tenerife.

3.-Diario de Las Palmas

De hecho, los supervivientes relataron que uno de los asaltantes aclaró a los pescadores que conocía bien las Canarias, ya que había estado muchas veces en Las Palmas.

El Frente Polisario siempre ha responsabilizado de estos hechos a Marruecos, pero está es una acusación indemostrable.

Los polisarios argumentaron su inocencia en el  ataque al pesquero "Cruz del Mar", en 1978,una acción que fue un verdadero atentado terrorista"

Frente Polisario y el Estado marroquí se acusaron mutuamente de un brutal atentado que ya venía precedido de detenciones y asaltos a pesqueros españoles. El Frente Polisario que reclamaba aquellas aguas y su acercamiento al gobierno de Adolfo Suárez para buscar una salida, fue dinamitada por el gobierno marroquí, que veía una pérdida de soberanía sobre tan rico caladero.

"BIOGRAFÍA DE LA NAVE"

Cruz del Mar: de San Ciprián a su trágico final en aguas del Sáhara.

El barco se estrenó en julio de 1963 para la campaña de bonito, único arte al que se dedicó junto al bocarte

En 1962, se encargo al recién inaugurado astillero Sarmiento Paleo, de los carpinteros de ribera Carlos Sarmiento y José Paleo, un pesquero tipo bonitero del Cantábrico, cuyo comienzo se data el 1 de diciembre y su remate el 27 de enero de 1963, botado bajo el madrinazgo de la esposa del armador María Jesús en la desembocadura del río Cobo como la primera unidad construida por este astillero. Es remolcado a Viveiro, donde será montado y equipado por los talleres de José Álvarez Fernández, sitos en La Misericordia.

El Cruz del Mar, de 19,20 metros de eslora y 5,40 de manga, desplaza 57,9 toneladas y es equipado con un motor de los talleres zumaitarras de Yeregui Hermanos, de 4 cilindros y 150 HP a 500 r.p.m. Su capacidad en tanques de gasoil, de ocho mil litros y su velocidad media de nueve nudos le conceden una autonomía de 2.244 millas. El barco se estrena un 5 de julio de 1963, foliado FE-2-2650, para la campaña de bonito a cacea hasta el 30 de septiembre, bajo el mando de Romualdo Sierra Fontán y José Pernas Costa, como motorista que lo será hasta su venta.

En 1964, cumple la programación de lo que será su trabajo en los años siguientes. El 22 de abril sale despachado para bocarte, hasta el 8 de junio que cambia para la modalidad de bonito, hasta el 20 de octubre, donde procede a su paro invernal, bien en su puerto de San Ciprián o en Burela, no sin antes pasar por el varadero del Vicedo o los talleres vivarienses de Álvarez para mantenimiento anual. Desde 1965 hasta 1972, el barco será mandado por Jesús Barja, patrón de confianza del armador.

A partir de 1969, el Cruz del Mar estableció base en Puerto de la Luz y con tripulación lanzaroteña

Desde 1969, el Cruz del Mar se dedica solamente a la campaña del bonito en el Cantábrico, desde mediados o finales de mayo hasta finales de octubre, por lo que estudia su venta o alquiler.

El Cruz del Mar establece entonces su base en el Puerto de La Luz, y con tripulación lanzaroteña se dedica a túnidos, cacea y en invierno a redes de deriva orientado a corvina y cazón para salado.

El 28 de noviembre de 1978, al norte del Cabo Bojador en zona de nuestras perdidas aguas saharianas y al finalizar las tareas de pesca, fondean a dos millas y media del Cabo Cabiño. Son sorprendidos por una zódiac, con 20 hombres vestidos con traje de neopreno y armados con fusiles de asalto. La marinería, que lo consideraba un control de la Armada marroquí, se pone a su disposición, tras una hora de negociaciones, donde son esquilmados de sus pertenencias y de todo lo de valor del buque, los marineros fueron ametrallados, la nave por culpa de una bomba voló por los aires,hoy los restos del Cruz del Mar descansan en el fondo de las aguas del banco Canario- Sahariano.

"HISTORIA DEL ASALTO"

El CRUZ DEL MAR estaba fondeado a menos de tres millas de la costa africana, al oeste del Cabo Cabillo.

A las siete y media de la tarde, el CRUZ DEL MAR fue súbitamente abordado, por unos criminales armados que llegaron por mar.

Era de noche, la acción estaba planeada y las víctimas no tenían capacidad alguna de hacer frente a las metralletas que portaban los aproximadamente 16 hombres que irrumpieron en el pesquero, fondeado a dos millas y media de Punta Cabiño, al norte de Cabo Bojador. Era el 28 de noviembre de 1978, y los criminales llegaron en una zodiac de gran tamaño con un motor fuera borda, algunos dominaban el castellano y de inmediato los alinearon en la proa del barco.

Con evidente preparación para cometer tal tropelía, 

Hemos querido profundizar y conocer la verdad de cerca y para ello hemos echado manos de nuestro compañero de la lucha Social Manuel Gutiérrez Ramos, hombre del mar y amigo de los fallecidos, el cual en su momento izo una entrevista personal a uno de los supervivientes Eusebio Rodríguez, y al libro editado por Nande, contenido que transcribimos en esta nota de prensa íntegramente para que nuestro pueblo conozca de primera mano la verdad de unos hechos criminales que siempre han querido ocultar.

MUERTES EN EL CRUZ DEL MAR

Un día estaba por el muelle cuando me encuentro a Eusebio Rodríguez y aunque nos dolía a los dos, habían cosas que él tenia que decirme y yo tenia mucho interés en conocerlas, sobre lo que había ocurrido en el Pesquero Cruz del Mar el día 28 de Noviembre de 1978 por la noche, yo conocía personalmente a todos y cada uno de ellos, incluso algunos habían estado embarcados conmigo ¿si ese día no desenrolo a Alfredo R. Marrero de 19 años del Río Volga? Tal vez no se habría embarcado y no lo habrían asesinado vilmente junto a sus tíos José Maria de 45 años, y Agustín Hernandez de 43 años y tampoco los habría visto morir asesinados a todos, su primo Amador Hernandez 16 años, a Rafael Salas 26 años “el Sevilla” marido de su prima, hombre que nunca se había embarcado, Juan Suárez 41 años y su sobrino Sebastián Cañada de 14 años era el primer viaje a la mar. Asesinaron a siete, solamente salvaron la vida, Manuel Hernandez de 41 años, Miguel Ángel Rodríguez de 24 años y su hermano Eusebio de 25 años. No quisiera herir sensibilidades, pero voy a contar las cosas tal y como Eusebio me las contó, hechos como este no se olvidan en la vida y él estaba más que harto de aguantar palabras y más palabras de consuelo por parte de la Autoridades Españolas, pero pocas o ningunas acciones para esclarecer los hechos y hacer pagar a los viles asesinos el delito cometido contra unos pescadores indefensos que lo único que hacían eran intentar ganar con sangre, sudor y lagrimas el sustento de sus familias, ahora podríamos decir con ¡sangre, con mucha sangre!, Promesas y más promesas, pero las viudas y madres estaban cobrando una pensión mensual de 24.000 pesetas del Instituto Social de la Marina , declarando estos asesinatos como Accidente Laboral ¿acaso morir abierto en canal por un machete o de infinidad de balazos, tiene la calificación de accidente Laboral? ¡Eso son asesinatos! y los que los cometen o consienten por omisión o falta de acción son ¡Asesinos! Y cuando digo asesinos, también me refiero a los que tienen que velar por las vidas de unos pobres pescadores y luchar porque la verdad salga a la luz, condenando a los asesinos que los cometieron y no dejando las cosas como están sin intentar al menos defender como merecen a sus ciudadanos ¡no quiero ser Español! no merezco vivir en un País como este, para el cual soy español solamente a las hora de los impuestos y votar en las urnas. Sangre llama a Sangre y solamente pedimos y pediremos Justicia, en tanto y cuanto, por muchos años que han pasado desde estos viles asesinatos, no se logre la Justicia reclamada, habrán asesinos de acción y por omisión.

Cuenta Eusebio un poco distante, con la mente distraída queriendo ser objetivo al recordar los hechos, estábamos fondeados por tierra del Chico Grande y teníamos los artes de tendido calados (artes fijas de enmalle), era por la tarde, se acerca una zodiac con militares armados, embarcan abordo y Agustín Cruz saluda a uno de ellos, que había trabajado en el hotel San Antonio de Lanzarote algunos años, era Marroquí y todos se quedan en cubierta, reparten la escasa comida entre todos y después de cenar continúan hablando en cubierta, dos de ellos bajan con un paquete a la sala de maquinas y salen a cubierta, acribillando a balazos a José Maria, Agustín al ver esto, se tira sobre el hermano y recibe varios disparos mortales, después se dirige uno a Sebastian, le pregunta ¿que edad tienes? El chico aterrorizado le dice que 14 años y contesta ¡eres joven para morir!, Le clava el machete en él estomago y tira hacia arriba matándolo al instante, Rafael al ver esto sale corriendo hacia popa para tirarse al agua con un salvavidas ¡no sabia nadar! y se queda en pie cerca de la balsa salvavidas, agarrado a la escalera y con un peine de balas en la cabeza, el resto estaba sentado sobre la borda, Alfredo, Manuel, Amador, Miguel Ángel, Juan Suárez, Rafael y yo, empiezan a disparar a discreción era ya noche, yo tiro de la mano de mi hermano y caigo de espaldas al agua con él, Manuel y los demás también caen, nos alejamos del barco, mi hermano, Manuel y yo, al rato observamos como se van con la zodiac, pensaban que todos habíamos muerto, cuando los consideramos lejos, volvemos a embarcar analizando que teníamos poco tiempo, ya que el paquete que habían dejado en maquinas podría ser una bomba y vemos como José Maria esta vivo aún, nos dirigimos a tirar la balsa al agua y allí estaba Rafael agarrado al pasamanos, al tocarlo le cae la cabeza a cubierta, tiramos la balsa al agua estaba picada, embarcamos a José Maria agonizante, nos alejamos los cuatro sobre la balsa remando con las manos rápidamente y cuando estábamos algo alejados una gran explosión partió el barco por la mitad y lo llevo al fondo, Pasaron unas seis horas a la deriva en la balsa, hasta que tuvieron la suerte de ser recogidos y auxiliados por el pesquero CHICO GRANDE, que estaba más o menos cerca a esas horas de la noche vio y oyó la explosión, leva rápidamente el rezón y se dirige hacia el Cruz del Mar, al llegar cerca de los restos para el motor y nosotros desde la balsa les gritamos, nos suben abordo, José Maria había muerto, Manuel tenia un gran surco de bala en la frente y los únicos que estábamos completamente ilesos y por casualidad éramos mi hermano y yo, les contamos lo ocurrido y nos dieron café y ropas secas mientras se alejaban a toda maquina del lugar, luego fueron transbordados al destructor CHURRUCA de la Armada Española, que había acudido a la zona del ataque, siendo traídos a Las Palmas de Gran Canaria, donde fueron desembarcados en el muelle del Arsenal de la Base Naval de Canarias.

Seis días después, el 4 de diciembre, el destructor ALMIRANTE FERRANDIZ  que había sido enviado a la zona, retornó a Las Palmas, trayendo el cadáver de JUAN SUÁREZ RODRIGUEZ, que había sido encontrado en las proximidades del lugar del hundimiento del CRUZ DEL MAR.así ocurrió todo y así te lo cuento ¡Sangre llama a Sangre! Por siempre y para siempre querremos Justicia para los Marineros del Pesquero Cruz del Mar ¡no os olvidaremos jamás!. Está versión es contada por Manual Gutiérrez.

"REACCIONES"

Como no podía ser de otra manera ante la gravedad de lo sucedido, el Gobierno de España, presidido entonces por Adolfo Suárez, se reunión de urgencia y pronunció “la más enérgica repulsa por la barbarie del incalificable hecho”, pero no hubo mayores consecuencias. Hoy en día, tampoco extraña en demasía que España reaccione con tibieza ante los hechos consumados de sus antagonistas en esta parte del Océano Atlántico.

En un primer momento, lo normal era señalar hacia el Frente Polisario, muy distinto al actual dado que aún no había renunciado a la lucha armada en defensa de sus derechos.

Sin embargo, cabe señalar lo oportuno que resultaba el ataque para frenar el acercamiento citado entre Madrid y los polisarios, así como que la presencia de tropas del país continental vecino donde se produjo el ataque durante las jornadas siguientes al mismo despertó suspicacias sobre su posible implicación en el terrible ataque contra los pescadores canarios.

Sea como fuera, nadie reclamó para sí la autoría de lo que no se puede más que calificar como un crimen, más absurdo aún si cabe de lo que en esencia es cualquiera. A resultas del mismo, siete trabajadores canarios, entre ellos un chico de apenas 14 años, fueron asesinados mientras se ganaban la vida en un medio tan hostil como es el océano.

La indignación entre el pueblo lanzaroteño, y canario en general, tuvo en los siguientes días consecuencias graves. Los 210 barcos de bajura del banco canario-sahariano volvieron a puerto ante la inseguridad de la zona; fueron, además, acompañados por los mas de 100 congeladores y toda la flota sardinera de Arrecife con la consiguiente pérdida de la industria conservera (dos meses permanecerían amarrados).

En total, siete alevosos crímenes de pescadores españoles, que han quedado impunes, porque los asesinos no han sido localizados.

Los cinco saharauis identificados como integrantes del grupo de dieciséis asaltantes del buque pesquero español CRUZ DEL MAR, no han sido localizados.

Fueron declarados en rebeldía, y no han podido ser sometidos a juicio.

La causa 206 de 1978 fue archivada.

Aunque no ha sido cerrada, pues el procedimiento podría ser reabierto, si los procesados se presentasen o fueren habidos.

Ya han pasado más de 42 años y todavía se busca a los responsables y una respuesta a estos crímenes.

"CONCESIÓN DE LA GRAN CRUZ"

"El reconocimiento a los marineros fallecidos del Cruz del Mar llego casi 36 años después de que ocurriera la desgracia.

El Consejo de Ministros concedió , a título póstumo, la Gran Cruz de la Real Orden de Reconocimiento Civil a lasVíctimas del Terrorismo a los lanzaroteños Sebastián Cañada García (Chanito), Amador Hernández Marrero, José María Hernández Marrero, Alfredo Rodríguez Marrero y Juan Suárez Rodríguez. También fueron asesinados Rafael Salas Fernández y Agustín Hernández Marrero.

Antonio Leal, pidió en esos momentos que el Ministerio de Interior que "también concediera la medalla a los fallecidos Rafael y Agustín Hernández, así como a los tres que están con vida".

"LA CRUZ CENTENARIA DE LA CIUDAD DE ARRECIFE"

En una vieja cruz de madera, la Cruz Centenaria ubicada en el Islote del Francés, el Organismo Social Canario Titeroygakat recordo todos los 28 noviembre  el trágico desenlace de los 7 pescadores lanzaroteños y de otros muchos marineros.

Antonio Leal, presidente del Organismo Social Canario Titeroygakat, fue el promotor durante más de tres décadas del homenaje anual a las víctimas de Cruz del Mar, Antonio Leal, mantuvo viva la historia de éste drástico acontecimientos y gracias al mismo no se quedo, ni queda en el olvido muchas historias ocurridas en la Mar del Banco Canario-Sahariano.

En el 2010 el Organismo Social Canario Titeroygakat y Antonio Leal organizo el último homenaje a los sufridos hombres del mar en la Cruz Centenaria de Arrecife por motivos varios.Un trepa sin escrúpulos vividor de las muertes ajenas, traicionó aquellos que les dejo intervenir en éste homenaje a nuestra gente del mar.

ESCULTURA HOMENAJE A LAS VICTIMAS DEL CRUZ DEL MAR EN ARRECIFE DE LANZAROTE

El Organismo Social Kanaryo Titeroygakat, fue el único colectivo que presento de forma oficial, el proyecto en el Ayuntamiento de Arrecife y de Tinajo.

Puntualizar que la idea del proyecto escultural surgió del Organismo Social Canario Titeroygakat y la escultura fue realizada por el escultor Lanzaroteño D. Juan Brito, escultura del faro que no tiene nada que ver con la idea primaria.

Los verdaderos promotores, creadores y únicos impulsores, desde hace muchos años, del Proyecto escultural Cruz del Mar es el Organismo Social Canario Titeroygakat.

Titeroygakat, el único colectivo que ha presentado de forma oficial, el proyecto, existen otros colectivos, partidos ,políticos y organismos oficiales, que se han sumado a la idea, pero solamente respaldando y avalando el mismo.

El monumento que un principio se pretendió realizar era un homenaje a todas las víctimas que derramaron su sangre en el mar y un recuerdo a todos los actos bélicos que sufrieron los marineros canarios y así se estuvo realizando durante muchos años en la "CRUZ CENTENARIA DE ARRECIFE"

La primera escultura que Titeroygakat tenía previsto realizar para este proyecto era las figuras de tres marineros tirando de una red y cada uno con un gran pescado en su mano izquierda, está se cambió por la del faro a petición de los traidores.

El proyecto fue enviado al Pleno de la principal institución Municipal Capitalina, en diversas ocasiones y en los mismos, se debatió todos los pormenores por las diferentes partes y Antonio Leal intervino en los plenos, pero nunca se llegó a un acuerdo, entre los promotores y el grupo de gobierno del Ayuntamiento de Arrecife porque el ayuntamiento proponía a otro escultor para realizar la escultura motivo por el cual no acepto la propuesta Titeroygakat,tras la negativa la concejala decidió vengarse y comenzó a negociar con unos traidores,para conseguir realizar la misma escultura que habían dicho que no en el pleno y  para ello se montó un concurso preparado y los trepas traicionaron al Organismo Social Canario Titeroygakat y a Antonio Leal Aguilar.

Titeroygakat denuncio públicamente y oficialmente que el grupo de gobierno del Ayuntamiento de Arrecife se "apropio" de su proyecto para homenajear al Cruz del Mar y por ese motivo pidio la dimisión de Isabel Mesa..

Además de presentar esta escultura de Juan Brito para homenajear a los pescadores fallecidos en el Cruz del Mar, Titeroygakat también propuso un segundo proyecto denominado "Plaza Cruz del Mar" en el barrio de Valterra  el 10 de marzo de 2010 en la Concejalía que entonces dirigía el edil del PIL Antonio Machín. Además tenía proyectado la realización de 2 libros.Se estaba preparando un corto que llevaba por nombre "Mar Sangriento", así como un "Festival del Mar de habaneras" y el nombramiento de una nueva calle como homenaje a los hombres del mar canario.

Se realizó el libro "Cruz del Mar" y de éste es posible que ya se hayan realizado varias ediciones, con la condición de que los beneficios se repartieran entré los supervivientes y familiares de los fallecidos. ¿Ya se repartió los beneficios?¿Han recibido dinero de los libros?.¿Quién controla la gestión de está asociación?¿Cuantos años llevaba viviendo el trepa de la historia del Cruz del Mar?

Titeroygakat, dejo de realizar éste evento después de muchos años por la incorrecta forma de proceder del trepa o trepas.

Lo lamentable es que toda la prensa y muchos de los políticos que participaron en éste acto conocen sobradamente todo el contenido de lo que aquí publicamos, pero prefieren seguir respaldando a traidores que son auténticos vividores. ¡QUE VERGUENZA!

Las  autoridades de la isla no se deben prestar a la misma ceremonia anual realizada por el mismo de siempre.