05:58 h. domingo, 03 de julio de 2022

Fuera la OTAN de Canarias

laverdaddelanzarote.opennemas.com  |  09 de marzo de 2016 (20:02 h.)
otan_no_cartel_480

MOVIMIENTO POR LA UNIDAD DEL PUEBLO CANARIO

Papeleta referéndum 1986

Conmemoramos el próximo 12 de marzo de este 2016 el trigésimo aniversario de la heroica victoria del pueblo canario en contra de su integración en la organización belicista y antidemocrática eufemísticamente denominada Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) mediante el glorioso Referéndum celebrado el 12 de marzo de 1986, en inferioridad de condiciones materiales pero con la fortaleza de nuestras convicciones morales y democráticas, organización fascista del complejo industrial-militar que, lejos de reconocer su contundente derrota en las urnas, viene ocupando nuestro cielo, nuestro océano, en los que ha causado irreparables daños, como publicó la prestigiosa revista de divulgación científica Nature: Gas-bubble lesions in stranded cetaceans,Nature, 425, p575-6, 2003 (son famosos los dramáticos y fatales varaderos de cetáceos en nuestras costas por las maniobras militares de la OTAN, link por si no se abre el enlace:http://www.nature.com/nature/journal/v425/n6958/full/425575a.html) y en resumidas cuentas nuestro territorio mediante unas provocadores maniobras previstas hasta el once de marzo, víspera de la celebración y conmemoración de dicho Referéndum de autodeterminación, aunque los representantes de las fuerzas de ocupación colonial hayan procedido a realizar una imprevista rueda de prensa en la que han comunicado la finalización precipitada de las mismas el jueves diez de marzo ante el contundente clamor popular reivindicando el respeto a nuestros justos, legítimos y democráticos derechos, así como ante el miedo y los escalafríos que les produce la idea de una sublevación popular.

La rebeldía de los anticolonialistas rechazando a las fuerzas de ocupación colonial ha sido tan arrolladora que han recurrido hasta el esperpéntico Jorónimo Saavedra, más conocido como “El Rey Momo”, uno de los validos-desvalidos esbirros del caduco régimen monárquico y colonial español en esta cada vez menos desdichada colonia y que cuando se celebró el Referéndum ostentaba, nunca mejor dicho, la presidencia del pseudogobierno canario, ahora premiado por el servilismo prestado como diputado del Común y que también conmemora más de treinta años de mamandurria del erario público. El otrora diseñador de la consigna “socialismo es libertad” para dividir al nacionalismo canario, que la asumió como “Canarias libre y socialista”, ha hecho públicas declaraciones en las  que, como el peor ejemplo de antítesis libertaria, intenta nuevamente amedrentar al pueblo canario con la engañifa de que la OTAN nos previene de atentados yihadistas, cuando es de sobra conocido que todos ellos se comenten con las armas de la OTAN y que incluso los planifica en función de sus espurios intereses como está ocurriendo en toda Europa ante la disminución de los gastos armamentísticos o en la desestabilización de Nigeria con Boko Haram en la otánica táctica de adueñarse de las abundantes energías fósiles, gas y petróleo, para provocar las millonarias inversiones bélicas del gobierno nigeriano y así garantizar el saqueo y la rapiña, amén de la venta de armas.

Asegura Saavedra que tiene «grabado en la memoria» como se repartían «pasquines en los colegios con obuses cayendo en el patio para que los niños los llevaran a sus casas para atemorizar a sus padres. Eran», dice, «los abusos de la campaña». Olvida Saavedra que los obuses cayeron, lamentablemente, en los colegios de Yugoslavia, lanzados precisamente por la OTAN siendo su secretario general Javier Solana, correligionario de Saavedra, OTAN que ha lanzado obuses en los colegios de Afganistán, Siria, Irak y todavía, afortunadamente, no en los canarios, que de momento se limita a lanzar obuses psíquicos, pues desoyendo nuestras ansias libertarias siguen llevando a nuestras aulas, antipedagógicamente, a los militares y guardias civiles de la OTAN para enrolar en el ejército de ocupación colonial a nuestros desesperados jóvenes ante la miseria impuesta por el régimen. En cuento a los abusos de la campaña sólo conocemos los de la administración de la que Saavedra es responsable, desapareciendo “milagrosamente” del censo electorales miles de electores que no pudieron ejercer su derecho democrático a votar por correo. Se adjunta papeleta documental.

El partido de los GAL y de la OTAN, el Partido Socialista Obrero Español (PSOE por su acrónimo español, valga la redundancia) convocó el Referéndum de 1986, haciendo una contradictoria campaña (había hecho suya la consigna “OTAN, de entrada NO” cuando estaba en la oposición) a favor de la integración en la belicosa organización, que lo subvencionó abundante e ilegalmente. Desgraciadamente en la actualidad vuelve a formar parte del pseudogobierno de Canarias, junto con “Colisión” Canaria, que sigue haciendo oídos sordos a las demandas de nuestro pueblo, pseudogobierno ahora presidido por el nuevo guanarteme Fernando Clavijo, popularmente conocido como “El genuflexo” por la vergonzosa y sumisa forma de rendirle pleitesía al monarca español.

El PSOE, aún dirigido por el siniestro y patético personaje Felipe Gonzáles, que presidiera el gobierno metropolitano cuando se convocó el Referéndum de 1986, ha dado la consigna de dejar gobernar en bipartidista alternancia al no menos corrupto Partido Popular (PP), junto con el PSOE y Ciudadanos (C’s), los partidos de la busguesía española, lo que explica que el PP siga gobernando pese a no haber obtenido mayoría suficiente en las elecciones del 20 de diciembre de 2015, próximo a cumplirse ya tres meses y los que quedan, probablemente hasta que se convoquen, si es que se convocan, nuevas elecciones (el actual presidente del metropolitano gobierno, Mariano Rajoy, impidió, en un golpe de Estado nada encubierto, que empezaran a contar los plazos constitucionales para la convocatoria de nuevas elecciones no presentándose a la investidura con la excusa de que no tenía los apoyos suficientes), lo que en ningún caso es óbice ni cortapisa para la continuación del antidemocrático régimen monárquico y colonial, pues como es público y notorio la jefatura del Estado no está sometida a control democrático alguno, muy al contrario, el actual dictador la heredó de su padre y este a su vez de Franco, que instaruró un régimen fascista al derrocar por la fuerza de las armas, mediante una incivil guerra, a la II República española.

La otra alternativa, con Podemos y otras fuerzas “democráticas” (ninguno de ellos custiona los antidemocráticos avales electorales) como Ezquerra Republicana de Catalunya, Democracia y Libertad o Partido Nacionalista Vasco está prohibida para el PSOE, pese a que el secretario general de Podemos, el patriota español Pablo Iglesias, jure y perjure que está orgulloso de ser español, de la negrísima España, aquella que no tiene historia sino antecedentes penales e igualmente rinda pleitesía y sumisión al monarca metropolitano así como a la OTAN.  “Colisión” Canaria en particular y Canarias en general no cuenta en este contencioso, entre otros motivos por la caída del “nacionalismo” mercantilista de la citada “Colisión”, la brutal represión del colonialismo sobre los independentistas canarios y los errores propios, pues un sector del nacionalismo, aunque minoritario (a pesar del sorprendente inconveniente el Referéndum se ganó), se ha decantado por la abstención electoral desde la convocatoria del Referéndum el 12 de marzo de 1986 en connivencia con la oligarquía canaria (aunque esta lo hizo para no alinearse con el gobierno de Saavedra), abstención de la que sistemáticamente se beneficia la extrema derecha.

El próximo sábado 12 de marzo, a las 19:00 horas, tendrá lugar una concentración bajo el lema "30 años del No a la OTAN" en la plaza de Saulo Torón n Winiwuada n Tamarán (Las Palmas de Gran Canaria). Una vez más y todas las que hagan falta pisaremos las calles nuevamente en reivindicación pacífica y pacifista de nuestros legítimos y democráticos derechos, exigiendo la salida de la OTAN de Canarias.

 

Movimiento por la Unidad del Pueblo Canario