19:57 h. sábado, 20 de julio de 2024
Juan Francisco Ramírez

Abstención ganó los comicios del 28 de mayo de 2023

Abogado, investigador y analista polítco

Juan Francisco Ramírez | 15 de junio de 2023

Tras el computo, provisional, de los datos electorales correspondientes a los comicios del pasado 28 de mayo de 2023; sin duda, merece un análisis sosegado del hecho. Todos los partidos estatales que se han presentado a dicha convocatoria electoral, estarán legalmente habilitados para ocupar los cargos políticos que a cada uno haya obtenido; sin embargo, a la vista de los resultados oficiales cabría deducir, que, desde el punto de vista de la legitimidad no lo estarían (SCHMITT, Carl, “Legalidad y legitimidad”, Comares, S. L., Granada 2006); por consiguiente, podríamos afirmar, que, de conformidad a los resultados, hay un único y claro ganador por amplia mayoría, nos referimos a la abstención y los votos nulos; no obviemos, que el voto en blanco conforme a la Ley Orgánica 5/1985, de 19 de junio, del Régimen Electoral General (LOREG) es un voto válido; así, veamos lo establecido en los siguientes artículos de dicho texto legal:

Artículo 96.5. Se considera voto en blanco, pero válido, el sobre que no contenga papeleta y, además, en las elecciones para el Senado, las papeletas que no contengan indicación a favor de ninguno de los candidatos.

Artículo 108.4. Transcurrido el plazo previsto en el párrafo anterior sin que se produzcan reclamaciones o protestas, o resueltas las mismas por la Junta Electoral Central, las Juntas Electorales competentes procederán, dentro del día siguiente, a la proclamación de electos, a cuyos efectos se computarán como votos válidos los obtenidos por cada candidatura más los votos en blanco.

Conclusión. En consonancia a lo expresado en los párrafos precedentes; obsérvese, el voto en blanco es un voto plenamente válido que computa favoreciendo el bipartidismo, a diferencia del voto nulo y la abstención que no computan más que a efectos estadísticos; por consiguiente, a los votos válidos obtenidos por cada candidatura se le asignaran prorrateadamente el número de votos blancos que le correspondan; por tanto, el voto en blanco favorece, reiteramos, nítidamente el bipartidismo; mientras, el voto nulo da opciones a superar las barreras electorales a las formaciones políticas que menos número de votos válidos hayan obtenido, es decir, a los pequeños partidos; así mismo, podemos concluir que la abstención políticamente consciente, incuestionablemente, representa el voto de los descontentos y/o desafectados del sistema político actualmente vigente; por tanto, resulta una manera pacífica de mostrar la repulsa contundente de los decepcionados o discrepantes con un sistema político regalado o impostado por el poder y desde el poder; no obstante, algunos podrán pensar que la abstención “consciente” no sirve de nada; sin embargo, hemos de aseverar que tal idea resulta sumamente errónea, pues la abstención consciente, al igual que los movimientos no violentos, al estilo del promovido, en su día, por Mahatma Gandhi en su lucha por la independencia de la India, pueden resultar sumamente eficientes; por tanto, una abstención por encima del cincuenta por ciento supondría una clara deslegitimación de cualquier Gobierno frente a terceros países y ante los organismos supranacionales. A continuación, dejamos cuadro con detalle de los resultados provisionales (s.e.u.o.) de las elecciones del pasado 28 de mayo de 2023, de cuyos datos podemos destacar que el claro ganador de dichos comicios fue la representación de la abstención consciente, alcanzando  la cifra de doce millones ochocientos veintidós mil trescientos veintiséis (12.822.326) ciudadanos que optaron por dicha opción; por consiguiente, de tenerse en consideración el movimiento abstencionista consciente (todo no votante es consciente de su decisión), irrefutablemente, sería el indiscutible y claro ganador de dichos comicios; cosa de la cual poco se expone y/o analiza, por parte de los grandes medios de comunicación de masas especializados; al menos, con el rigor que tal hecho requeriría “per se”. Abajo indicado dejamos cuadro con los datos estimados provisionalmente, siendo el cálculo de porcentaje ajustado a dos decimales.

Censo Escrutado Provisional (s. e. u. o.) de 35.513.467 (99,97%) de 35.535.887  

Datos de participación: 22.704.234 (63,90 %) – Datos de la Abstención: 12.822.326 (36,09 %)

“…quien se define demócrata, mejor dicho, quien hace ostentación de ello, en realidad es un hipócrita de la peor especie, cuando con su hipocresía se lucra con el bien público tras haber conquistado un escaño en el Parlamento o una poltrona en el gobierno.” (Emilio Gentile, La mentira del pueblo soberano en la democracia, pág. 147)

 

Juan Francisco Ramírez (Analista Político)

 

P. D.: “Capitalismo y Comunismo (derecha e izquierda) no son más que las dos caras de una misma moneda”

BIBLIOGRAFIA RECOMENDADA:

ARISTÓTELES, “Política”, Alianza Editorial, S.A., Madrid (2015)

GARCÍA-TREVIJANO, Antonio, “Frente a la Gran Mentira”, Espasa Calpe, S.A., Madrid (1996)

GENTILE, Emilio, “La mentira del pueblo soberano en la democracia”, Alianza Editorial, S.A., Madrid (2018)

HOBBES, Thomas, “Leviatán” (T.: I y II), SARPE, Madrid (1983)

PLATÓN, “La república o el estado”, Espasa Libros, S.L.U., Barcelona (enero 2021)

RANCIÈRE, Jacques, “El odio a la democracia”, Amorrortu Editores, S.L., Madrid (2020)

STUART MILL, John, “Consideraciones sobre el gobierno representativo”, Alianza Editorial, S.A., Madrid (2019)

DOCUMENTAL RECOMENDADO (última consulta realizada el 15 de junio de 2023): ¿Qué democracia?, INSTITUTO NACIONAL DE CINE Y ARTES AUDIOVISUALES (INCAA), Artó cine; Patricio Escobar; Argentina (2013):  https://www.youtube.com/watch?v=kOMcMgV1no8

Autores de opinión
Facebook