16:32 h. jueves, 13 de junio de 2024
desalojo
Dolores María Campos a la puerta del Juzgado

Ya ha recogido 315 firmas exigiendo que le devuelvan "su vivienda, sus enseres y su vida"

Se manifiesta a la puerta de los Juzgados reclamando que "se cumplan las dos sentencias" que ordenan el desalojo de una 'okupa' en su vivienda

Armada con una pancarta, y escudada con dos sentencias judiciales a su favor (que "inexplicablemente" todavía no se han ejecutado), la vecina Dolores María Campos se ha concentrado frente al edificio de los Juzgados de Arrecife, reclamando que "se cumpla lo que han dictado los Tribunales". Aprovechando para iniciar una recogida de firmas en la que solicita el apoyo de los vecinos para que "se acabe de una vez la injusticia que están haciendo conmigo". Circunstancia de la que ya informó EN PRIMICIA, LA VERDAD DE LANZAROTE, el pasado 3 de septiembre:

  https://www.laverdaddelanzarote.com/articulo/sociedad/sentencias-judiciales-que-ordenan-devolucion-vivienda-legitima-propietaria-vivienda-paraliza-desahucio-que-presunta-okupa-encuentre-vivienda-que-pueda-pagar/20230903142508028359.html

Alegría tras evitar el desahucio

El Juzgado paraliza provisionalmente el desalojo del matrimonio de ancianos de Argana

El Juzgado de Primera Instancia Número 4 de Arrecife ha paralizado provisionalmente el desahucio de Sinforiano Lemes y Pilar Callero, la pareja de ancianos de Argana Alta. El abogado que los representa, entregó ayer jueves en los juzgados una demanda de juicio de revisión de sentencia, el mismo escrito que había entregado anteriormente al Tribunal Supremo.

ACULANZA solicita amparo al Consejero de Justicia(1) 001

ACULANZA solicita Amparo al Consejero de Justicia, ante el previsto desalojo de los ancianos Sinforiano y Pilar

La Asociación de Consumidores y Usuarios de Lanzarote (ACULANZA), ha acordado solicitar Amparo al Consejero de Justicia e Igualdad del Gobierno Canario, Francisco Hernández Spínola, para que tomo como "ASUNTO PROPIO", la situación que está viviendo el matrimonio formado por Sinforiano (91 años) y Pilar (87), a punto de ser desalojados por la fuerza de la vivienda que llevan ocupando desde hace 50 años.