00:01 h. lunes, 24 de junio de 2024

Miles de personas celebran por las calles de Arrecife el exitoso Coso del Carnaval de 2023

 |  21 de febrero de 2023 (09:48 h.)
coso_010
El recorrido tuvo lugar desde la Ciudad Deportiva Lanzarote hasta el recinto ferial con la participación de los distintos grupos del carnaval, dieciocho carrozas y miles de personas celebrando el festejo por las calles de Arrecife
coso_014
coso_014

 El Ayuntamiento de Arrecife, que preside Astrid Pérez, a través del Área de Festejos, que dirige Encarna Páez, celebró durante la tarde de este lunes 20 de febrero, el Coso del Carnaval de Arrecife 2023 que volvió con todo su esplendor tras unos años complicados como consecuencia de la pandemia sanitaria.

La alcaldesa de Arrecife, Astrid Pérez, apuntó tras la celebración que “me complace enormemente el desarrollo del Coso del Carnaval de nuestra ciudad, una de las celebraciones más esperadas del año. Ha sido una tarde espectacular, llena de color, música, baile y diversión, que ha demostrado una vez más la creatividad y el ingenio de nuestros carnavaleros. Se ha vuelto a demostrar que el Carnaval de Arrecife es una muestra de la identidad y la riqueza cultural de nuestro municipio, que nos hace sentir orgullosos de nuestra tierra y de nuestras tradiciones. Gracias a todos por participar en esta gran fiesta”.

Por otra parte, la concejal de Festejos de Arrecife, Encarna Páez, afirmó encontrarse “feliz por el desarrollo del Coso. Quiero agradecer a todas las personas que han hecho posible este evento, desde las murgas, comparsas y batucadas hasta las numerosas carrozas y los ciudadanos que han desfilado por nuestras calles, y por supuesto a los trabajadores del Ayuntamiento de Arrecife que han estado preparando la fiesta durante meses. También quiero felicitar a los ganadores de los diferentes concursos, cuyo talento y esfuerzo han sido reconocidos por el jurado. Seguiremos trabajando para mantener viva la llama del Carnaval de Arrecife, que es un tesoro para nuestra ciudad y para todos los que la visitan”.

Desde tempranas horas de la tarde, el ambiente festivo se respiraba en las calles de Arrecife, con miles de personas ataviadas con sus mejores disfraces, ansiosos por disfrutar de uno de los eventos más esperados del año.

coso_016
coso_016

Los preparativos para el desfile comenzaron varias horas antes, con la organización de las comparsas, murgas, batucadas, parrandas y murgas infantiles, que habían ensayado sin descanso para ofrecer un espectáculo inolvidable a los asistentes. También las carrozas, que habían sido diseñadas y decoradas con todo lujo de detalles, estaban listas para desfilar por las calles de la ciudad.

Finalmente, a las 18:20 horas aproximadamente, arrancó el espectáculo con la Parranda Marinera de “Los Buches” ataviados con su inconfundible indumentaria con la montera de lana, cintas de diferentes colores, chaleco de lentejuelas, pantalón calado y bordado, ligas, medias, polainas, guantes blancos, el peculiar pito de agua y la careta metálica con que cubren sus rostros, encabezando el desfile y repartiendo buchazos a diestro y siniestro a modo de celebración del 60º aniversario de su fundación, motivo por el cual el Ayuntamiento de Arrecife ha demandado del Gobierno autonómico la concesión de la Medalla de Oro de Canarias en reconocimiento a su larga trayectoria, distinguiendo así su amplio bagaje cultural e histórico carnavalero que representan con su música, indumentarias y la figura del buche.

Tras “Los Buches”, prosiguió el amplio desfile del Coso carnavalero con la llegada de los denominados genéricamente como grupos del carnaval con la aparición de las murgas que, en las últimas semanas, con sus letras divertidas y críticas, arrancaban las mayores carcajadas del carnaval. Así fueron desfilando “Revoltosas”, “Infiltradas”, “Vacilonas”, “Intoxicados”, “Faltonas”, “Inadaptadas, “Enraladas”, “Simplones”, “Titi-Roys” y “Desahuciados” entre las que se intercalaban las comparsas “Sur Caliente”, “Timanfeiros”, “Guaracheros” y “Cumbacheros”, con sus trajes llenos de brillo y color, que bailaron al son de la música, haciendo que los asistentes se sumergieran en una atmósfera de fiesta y alegría.

Junto a ellas, las batucadas “Villa Pipol”, “Woman Batuca”, “Princesa Attenya” y “Menuda Caña”, que aportaban un ritmo trepidante al desfile, haciendo que la multitud se moviera al son de sus cuerpos de percusión.

El segmento de los grupos del Carnaval lo cerrarían los célebres “Diabletes” de Teguise con sus tradicionales máscaras en forma de cabeza de toro, con grandes cuernos y una larga lengua roja, y la vestimenta característica con rombos listados negros y rojos y los correajes cruzados de los que colgaban sus cencerros y un palo con el pequeño saco.

Pero sin duda, uno de los momentos más esperados de la tarde llegaba con la aparición de las carrozas, que desfilaban majestuosas por el recorrido del desfile, engalanadas con todo tipo de adornos que eran aclamadas por el público a su paso; cada una de ellas representando diferentes temáticas, desde la fantasía hasta el humor.

La primera de ellas fue la representante a la murga “Los Tabletúos” que desfilaron felices exhibiendo orgullosos su tercer permio de “Interpretación, Letra y Música” obtenido recientemente en la final del Concurso de Murgas.

Tras ella, las cuatro carrozas del Ayuntamiento de Arrecife, a las que seguirían otras catorce, entre ellas las de los ayuntamientos de Haría, Tinajo y Teguise, que representaban diferentes fantasías, curiosamente, varias de ellas relacionadas con el mundo del circo, otras con personajes de animación, con escenas de la naturaleza o incluso con figuras históricas como los “Misterio de Tutankamon”, y otras con gran sentido del humor como “Los vikingos arrimaos”, “Se nos va la pinza” o “Los Carceleros de Nicky Jam”. 

Pero además de las carrozas, los grupos de murgas infantiles también merecían una mención especial, por su simpatía y sus letras cargadas de inocencia y humor. Los niños y niñas de “Intoxicaditos”, “Noveleros” y “Chau-Chau”, ataviados con sus disfraces más divertidos, hacían las delicias del público con sus coreografías y sus canciones, que arrancaban sonrisas y carcajadas por igual.

La tarde transcurría entre música, bailes y risas, mientras las calles se iban llenando de más y más personas que no querían perderse ni un solo detalle del espectáculo. Algunos habían venido de fuera, para disfrutar de una de las fiestas más emblemáticas de Canarias, y otros eran vecinos de la ciudad que se dejaban llevar por el ambiente festivo que inundaba cada rincón.

Mención especial merece la Policía Local de Arrecife que desplegó un amplio dispositivo de seguridad con el que logró garantizar el buen desarrollo del evento y evitar cualquier tipo de incidente, así como Protección Civil cuya extraordinaria labor ha permitido que el recorrido del desfile transcurriera con normalidad y la diversión fuera el denominador común.

Mientras tanto, los grupos del carnaval seguían su recorrido, llenando las calles de música y color. Cada uno de ellos aportaba su granito de arena para hacer de este Coso del Carnaval de Arrecife un evento inolvidable.

A medida que se acercaba el final del desfile, el ambiente festivo se hacía más intenso. Los grupos del carnaval intensificaban sus bailes y canciones, y la multitud se entregaba a la fiesta con una alegría contagiosa. Los aplausos, los vítores y los cánticos se sucedían sin cesar, mientras las carrozas iban cerrando el desfile por las calles de la ciudad, llevando tras de sí una marea humana de mascaritas.

Finalmente, el desfile llegaba a su fin en el recinto ferial con la multitud aplaudiendo emocionada, y los grupos agotados por el enorme esfuerzo de los últimos meses, pero felices después de haber ofrecido un espectáculo inolvidable.